Articulos

Y tú, ¿a qué tienes miedo?

miedoPrácticamente ya celebramos Halloween en todos los sitios. Esa terrorífica noche de las Brujas en la que todos estamos invitados a pasar un poco de miedo. Hay personas más miedosas que otras, aunque en mayor o menor medida, todos tenemos miedo a algo y es que hay veces que la vida real es mucho más aterradora que la ficción.

En el mundo laboral también tenemos nuestros temores. Algunos de los más comunes son:

Miedo a perder el trabajo

Es uno de los miedos más comunes, sobre todo si hay riesgo de fusiones, ERE´s… Aunque es difícil, lo mejor en estos casos es no precipitarse, analizar el puesto en el que estás y qué es lo que aportas a la compañía. Vale, está claro que esto no es garantía segura de que no te vayan a despedir, pero te hará al menos sentir más seguro contigo mismo y evitará que pierdas productividad.

Miedo al primer día de trabajo

Tal vez, más que un miedo real, sea ese temor  a lo desconocido: las nuevas funciones, los nuevos compañeros, el nuevo jefe, la nueva oficina…

Lo mejor es actuar con naturalidad, ser tú mismo. Saludos cordiales a todos. No intentes pasarte de simpático ya en el primer día, sé tú mismo.

Miedo al jefe

Parece mentira, pero así es: hay personas que aún temen a su jefe. Es una persona como tú y como yo, que también comete errores y que también tiene sentimientos. Este miedo aparece por una falta de comunicación entre ambos y si no es tu jefe quien te propone mantener una conversación, propónselo tú.

Miedo a pedir un aumento de sueldo

El sentimiento es casi como si estuviéramos cometiendo un delito, pero nada más allá de la realidad. Hacemos un trabajo y nos tienen que pagar por ello y si realmente tú crees que estás infrapagado, deberías, al menos, intentar negociar tu salario sin miedo a represalias.

Hay que saber elegir el momento, tanto profesional como empresarial para hablar con el jefe, pero siempre tienes que pensar que estás en tu derecho.

Miedo a no dar la talla

Te han contratado para realizar un trabajo y siempre puedes tener la duda de si estarás a la altura. Olvídalo! Claro que lo estás. Sólo tienes que demostrar confianza en tí mismo. Sabrás hacerlo, te has preparado para ello.

Miedo a aburrirte

Cuando ya llevas muchos años en un mismo puesto, la monotonía puede llegar a apoderarse de ti. Para algunas personas esto es perfecto, la rutina diaria les gusta y no aspiran a más, pero si lo que tú quieres es asumir nuevos retos, habla con tu jefe, seguramente pueda involucrarte en nuevos proyectos.

 Y tú, ¿a qué tienes miedo?

Related Articles

1 thought on “Y tú, ¿a qué tienes miedo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close