Articulos

… y todos tan contentos

Ya decíamos que todo son ventajas. Cuanto más nos deje la empresa conciliar la vida personal y laboral, más motivados estaremos, más productivos seremos y más beneficios generará la empresa.

Esto lo confirma un estudio realizado por el proveedor de centros de negocio Regus entre 17.000 empresas de 80 países, según el cuál el 88% de las empresas españolas ofrece a su personal medidas de trabajo flexible, al considerar que fomentan el aumento de la productividad, mejoran la conciliación de la vida familiar de los empleados y reducen los gastos generales de la compañía.

Además,  el informe destaca que el 73% de las sociedades españolas cree que el trabajo flexible genera menos costes respecto al trabajo fijo en oficina y subraya que más de un 80% de las compañías que ofrecen esta flexibilidad afirman que la conciliación de la vida laboral y personal ha hecho aumentar la satisfacción y la motivación.

Por otra parte, más del 50% de los encuestados considera que el trabajo flexible aumenta la productividad del personal, y más del 25% afirma que la flexibilidad les permite ampliar su plantilla sin problemas para hacer frente a su crecimiento.

No obstante, el estudio revela que el 32% de las empresas españolas sólo ofrecen este privilegio a los empleados senior, y señala que la falta de confianza continúa siendo uno de los mayores obstáculos de las compañías a la hora de asignar esta modalidad laboral a sus empleados.

¿Qué opináis de la jornada flexible? ¿Creéis que tiene razón el empresario en no confiar en toda la plantilla? ¿Tenéis jornada flexible en vuestro trabajo?

Related Articles

5 thoughts on “… y todos tan contentos”

  1. Ya me gustaría a mi poder trabajar desde casa…Pero vamos, que de todas formas si el motivo de no poder es que el empresario no se fia de su gente, me parece un poco fuerte, teniendo en cuenta que los ha contratado él mismo.

  2. La Administración Pública empieza a dar la oportunidad de trabajar en casa algún día a la semana, una gran suerte, las personas que se acogen a esta modalidad están encantadas. A ver si poco a poco se va generalizando al resto.

  3. Vaya, pues sí que tiene la Administración pública confianza en sus trabajadores…No se si decir que es bueno o malo, me quedo sin palabras. En qué tipo de puestos hay este tipo de flexibilidad?

  4. Ojalá pudiera yo hacer lo mismo.
    Poder hacer el trabajo por el que te pagan sin tener que estar pensando en el niño que he dejado solo o en cualquier otro problema que tenía que estar solucionando, sin duda ninguna que hace que rindas mucho más y encima estés más contento.

  5. Buena pregunta. En mi opinión, efectivamente, hay muchos abusos, pero me pregunto si realmente la productividad se ve mermada. Las grandes empresas tienen muchas veces plantillas menos ajustadas, y la productividad media es posiblemente menor, aunque dentro de este ratio hay desajustes, claro. En los casos de menor productividad, sospecho que es difícil saber si uno vino desmotivado de casa, o su descenso del rendimiento se produjo paulatinamente, y en esos casos ¿qué vino primero, la desmotivación o el descenso de productividad?

    En todo caso, pienso que en esos casos en que una persona rinde menos o tiene menos que hacer a lo largo de una jornada, cuando se le acorta la jornada su productividad aumenta automáticamente, lo que, a su vez, se traduce en un incremento de la motivación que puede redundar en una añadida mejora del aprovechamiento. Aun así, si esa persona sigue teniendo tiempo libre en su jornada laboral, puede que abuse del nuevo horario, pero, como decía al principio, posiblemente su productividad no disminuya, y siga sacando el trabajo pendiente en el mismo número de jornadas, con lo que su productividad habrá aumentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close