ArticulosEmpleo

Todo cambia muy rápido

niñosMejor dicho ya ha cambiado y algunos no se dan ni cuenta.

Lo que antes funcionaba muy bien, ya no funciona, lo que antes gustaba, igual ahora también gusta pero se consume o se compra de otra manera. ¿Y sabes quién nos avisa de esto? ¿Los políticos? ¿Los gurús sociales? No, mucho más cerca. Los niños, esas nuevas generaciones que viene por detrás con su forma de hacer las cosas y de ver el mundo que nos sorprende cada día.

Si aún no lo ves, mira este video de una niña usando una revista como si fuese una tableta o el control que tiene este niño con sólo 18 meses.

Es la nueva generación digital. Hay un estudio que demuestra que casi 2 de cada 5 niños ha usado una tableta o un Smartphone antes casi de hablar. Así que estemos preparados, no nos cerremos puertas, busquemos oportunidades y negocios adaptados a ello porque ellos son los consumidores del futuro.

El informe lo ha llevado a cabo la organización Common Sense Media y se puede ver completo en su web. La conclusión del estudio detalla el crecimiento gigante que está teniendo el uso de estos dispositivos entre los más pequeños. En el 2011 sólo un 10% de los niños menores de 2 años había usado un dispositivo móvil para jugar, ver dibujos u otras aplicaciones. En el 2013 ya es casi un 40%.

Otros datos del estudio importantes a tener en cuenta es que el uso de los dispositivos móviles entre los niños pequeños crece aún más rápido que la televisión, los ordenadores y ya no hablemos de los DVD, que caen su uso un 46%. El tiempo de uso de los dispositivos también está aumentando entre los más pequeños. El informe demuestra que cada vez los usan durante periodos más largos.

De hecho la cantidad de tiempo es una cifra que se triplica en el estudio. En el 2013 la media es de 15 minutos y en el 2011 sólo de 5.

¿Ha llegado la era digital? El cambio fundamental de cómo los niños consumen el ocio y los medios de comunicación así lo demuestra. Se ve rápido, los más pequeños se acercan a la tele y lo tocan como si fuera una ipad, lo mismo lo hacen con revistas o libros.

Aún así, aunque yo también me asombre de estos crecimientos tan brutales de consumo, me choca ver frases negativas tipo “preocupa más que a la edad de 8 años el 72% de los niños tiene una relación cercana con smartphones y tabletas”

niña¿Preocupa? ¿Pero qué nos preocupa? Todo en exceso es malo, pero también en defecto.

Siento decir que estos dispositivos son el presente y futuro más inmediato, porque a saber lo que nos depara el futuro lejano con lo rápido que va la tecnología. Entonces, ¿por qué cerrarles el acceso a los niños? Me cuesta comprender a padres que se niegan en rotundo a que su hijo juegue con un ipad o vea un vídeo en un móvil. Como si fuesen niños de cristal fuera de este mundo real.

Este tipo de tabletas pueden ser unas herramientas educativas increíbles, y como todo en la vida, si se usa en exceso o mal puede ser perjudicial, pero vaya, no creo que mucho más a que el niño esté todo el día viendo la tele o haciendo puzzles sin relacionarse con nadie.

Los niños son niños y por ellos estarían siempre llevando todo al extremo. Si les das chuches se comen la bolsa entera, ¿un helado? El más grande. Todo se lo tienes que dar dosificado, pero vaya, de ahí a que preocupe…

Yo tengo 2, y vaya, a mi no me preocupa nada.

 ¿Qué opináis? ¿Veis con buenos ojos que los niños usen tabletas y móviles para sus juegos?

Related Articles

3 thoughts on “Todo cambia muy rápido”

  1. !!!! qué razón tiene Patricia!!!!

    yo tengo 5 nietos de 1 a 5 años y manejan el ipad que dá gusto.
    El mayor con una soltura de vértigo pero, los pequeños, se buscan su logotipo de CLAN y dentro del logotipo el video que les gusta.

    Yo me procuraría por nosotros , por no quedarnos atrás porque la nueva generación va como un rayo.

  2. Estupendo y actual el artículo de Patricia y con toques visionarios.
    Es el mundo que viene; más aún, el mundo de hoy. Bienvenidas las tecnologías en lo que tienen de apoyo para una vida más confortable y más cercana.
    Y bienvenido ese propósito de que los niños (que nos dan lecciones de tantas cosas) se acerquen y lo manejen.
    Sólo una prevención: no nos engañemos y justifiquemos el mal uso o el abuso.
    Si no tenemos otra fórmula para que un niño deje de dar la lata que enchufarle el ipad, mal vamos.
    Si confundimos Comunicación (así con mayúsculas) con “dale que te pego a whatsap” también vamos mal. Hace unos años Movistar lanzó una campaña: “Comunícate”, decía su slogan. Estoy seguro de que su facturación y su beneficio subieron mucho; dudo que mejorara la Comunicación entre los usuarios.
    Sigamos pues a los niños en lo que nos enseñan que es mucho y dirijámosles y eduquémosles en el buen uso de todas las nuevas herramientas que es nuestra obligación como adultos.

  3. Tengo 2 hijos y un esclavizador: ella de 9, el de 6 y una tablet (que maldita la hora en que se la regalaron a mi hija): muy mal asunto.

    En la calle ni ellos ni sus amigos saben jugar (y socializarse para las relaciones humanas del futuro) ni a las canicas, ni al esconderite inglés, ni al burro, ni al mango mangotero, ni a esto ni a lo otro. Menos mal que todavía Dios no me ha llamado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close