Articulos

¿Te animas? E-commerce

Ya comentamos en otro artículo la importancia de la presencia en Internet. Tenemos que estar. Si alguien nos busca, que por lo menos puedan aparecer nuestros datos, teléfono, horario, dirección, quÉ hacemos…. Algo. Sino, perdemos ventas, muchas ventas.

Un paso más allá sería dar el paso para vender por Internet. Todos los datos invitan a intentarlo. En 2011 el volumen de facturación por Internet entre empresas y particulares de bienes y servicios fue de 10.900 millones de euros, un 20% más respecto al 2010. No son malas cifras, yo lo intentaría por lo menos, no tienes nada que perder y posiblemente mucho que ganar.

Razones para dar el paso y crear tu propia tienda en Internet:

  • Costes: son mucho más reducidos que los de un negocio tradicional. Eso no significa que sea gratuito, necesitaremos una inversión inicial para comenzar la actividad. Pero siempre será mucho más económico que tener la tienda física donde tienes que pagar personal, local, suministros, mobiliario…etc.
  • Carga de trabajo: esto varía dependiendo del negocio y el tamaño que tenga. Sin embargo suele ser inferior a la de un negocio tradicional, que es muy “esclavo” sobre todo en tema de horarios. En el caso de las tiendas online, la gestión del tiempo es más por decisión personal que por necesidades rígidas establecidas por ley.
  • Empleados: a excepción de casos de empresas digitales que han crecido hasta convertirse en grandes empresas, no se suele necesitar tanto empleado como el caso de los negocios tradicionales. Esto reduce costes pero también carga de trabajo y facilita la gestión. Para ello es importante tener parte del negocio automatizado.
  • Gestión de stock: si se trata de ofrecer algún tipo de producto, se suele externalizar la gestión. Te puedes apoyar en otras empresas que se encargan de producir y enviar los productos, evitando tener que habilitar un espacio para el stock y ahorrando tiempo en gestiones.
  • Beneficios: los negocios tradicionales al ser la inversión inicial mucho más alta, tardan mucho en dar beneficios. Al contrario que los negocios online que normalmente al poco tiempo empiezan a generar beneficios .
  • Clientes: el negocio online tiene la ventaja de tener un público objetivo mucho más amplio que puede estar ubicado en cualquier parte del mundo. Por tanto, nos da la posibilidad de vender a mucha más gente y generar más ventas. Otra ventaja sería la capacidad de segmentación de los clientes, seleccionando al que se quiere llegar y venderle directamente a él. En el comercio tradicional solemos tener un radio de actuación más pequeño.

Si ya nos hemos convencido de las múltiples ventajas y virtudes del apasionante mundo del comercio electrónico o E-commerce, también debemos conocer el otro lado.

Por un lado, igual que tenemos más clientes, también tenemos más posibilidades de tener más competencia. Es más fácil comparar tanto precios, como condiciones y buscar alternativas de manera más fácil que en el comercio tradicional.

Además, las preocupaciones que genera el comercio electrónico, a pesar de sus ventajas son muchas veces causa de desconfianza.

La seguridad es la característica que más preocupa en el sector, tanto de pago como de privacidad. La cantidad de timos por Internet, engaños e intento de robo de datos, son temas muy en auge en Internet y una de las mayores preocupaciones de los consumidores. El pago electrónico no convence a todo el mundo y por eso todas las empresas de comercio electrónico luchan para conseguir un pago seguro que inspire confianza y a la vez sea fácil de usar. Para ayudar a respetar la privacidad de los usuarios existe una Ley de Protección de Datos, pero las lagunas en tema de leyes en Internet hacen que se acabe permitiendo la obtención de datos de terceros.

Está claro que existen productos y servicios más susceptibles de vender por Internet que otros, pero nunca debemos quitarle ese derecho al cliente. Que sea él quien elija cómo y a través de qué canal puede comprarlo.

Como he dicho al principio, lo podéis intentar, tenéis poco que perder y mucho que ganar.

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos lo desconocido. Para los valientes, es oportunidad (Victor Hugo)

¿Tienes pensado montar algo por Internet?

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close