Articulos

Qué no debemos contar en las redes sociales

quenopublicar2Cuando entramos en Internet y sobre todo empezamos a movernos por redes sociales, a veces se nos olvidan ciertas cosas.

Nos volvemos locos y lo que no haríamos en nuestra vida cotidiana, lo hacemos sin ningún pudor en cualquier red social ¿o no? ¿Alguien iría por la calle chillando a grito pelado cada dos horas, cuál es su estado y en qué está pensando?

Pues en Facebook la gente lo hace sin reparo, y cada poco tiempo.

Es verdad que ahora si no estás en redes sociales parece que no eres nadie. Y se puede estar, pero siempre teniendo en cuenta varias precauciones, porque cuando publicamos algo en la red, la difusión puede ser enorme. Aquí no vale la frase “las palabras se las lleva el viento”. No, no… aquí se queda grabadito, grabadito. Si además se une que estamos en búsqueda activa de empleo, hay que aumentar la privacidad porque nos puede afectar y mucho en nuestra reputación.

Así que veamos varias cosas que no se deben publicar en redes sociales, por nuestro bien.

  1. Direcciones y teléfonos. Estos datos están reservados a familiares y amigos directos, por tu seguridad no se deberían publicar en redes sociales, como mucho una dirección de mail pero no más.
  2. Datos financieros personales. A nadie fuera de tu círculo de amigos le debería interesar tu situación financiera. No es recomendable comunicar que te ha tocado la lotería, te han subido el sueldo o has recibido una herencia. Ese tipo de datos es mejor que se queden en casa.
  3. Fotos/ vídeos comprometedoras o privadas. Creo que este punto se entiende rápido. Cualquier foto que hoy puede parecerte graciosa en el futuro puede restarte credibilidad o perjudicarte de alguna manera. Ni hablemos de otras tipo caso “Hormigos “, eso ya es “too much”. Tampoco etiquetes a nadie ni cuelgues fotos sin su permiso.
  4. Creencias ideológicas, políticas o religiosas. Las redes sociales, cada una en su línea son como una charla desenfadada, no entres en discusiones complicadas. Eso es mejor que lo reserves para tu vida privada.
  5. Insultos.  En la vida real faltar al respeto a alguien no es muy adecuado, pero en las redes sociales además puede tener mucho mayor impacto y difusión. Así que evita cualquier práctica de este tipo ya sea sobre alguien de tú circulo o desconocido pero famoso.
  6. Contraseñas. No. Nunca. Las contraseñas son algo personal y confidencial. Nunca des ninguna contraseña ni siquiera de una red social, te arriesgas a sufrir una suplantación de identidad.
  7. Planes de tu vida privada. No tienes que dar la información a cada minuto de dónde estás. Ya se han dado casos de robos facilitados por esta información pública gratuita que facilitas tú mismo. También la mayor parte de las infidelidades han dejado evidencia en alguna red social. Evítalo.
  8. Contenido inapropiado.  Piensatelo dos veces antes de publicar nada que pueda herir o molestar. Como hemos dicho antes, cualquier cosa que te parezca gracioso ahora, a futuro te puede perjudicar.
  9. Conversaciones personales. Existen muchas formas de comunicarse con alguien, evita mantener conversaciones privadas a la vista de todo el mundo.

Y el punto más importante:

      10. No critiques a tu jefe, tu trabajo o tus compañeros. Escribir sobre cuánto odias tu trabajo, a tu jefe o a algún compañero es muy tentador. Pero lo cierto es que, los contenidos en las redes sociales pueden ser vistos por más gente de la que piensas … y puedes conseguir un despido.

No sería la primera vez.

¿Qué otras cosas crees que no se deberían contar en las redes sociales?

Tags

Related Articles

6 thoughts on “Qué no debemos contar en las redes sociales”

  1. Personalmente creo que con respeto, podemos publicar todo lo que queramos. Somos cada uno tal y como somos y tengo claro que si un día estás de fiesta, te haces unas fotos y las subes a FB, no pasa nada, es tu vida y así eres tú.

  2. Buen artículo. Muchas personas no se dan cuenta de que van dejando un reguero de información personal en las redes sociales.

    Hoy en día, las empresas de recursos humanos, antes de aceptar a un candidato, ponen su nombre en google y sacan hasta la última pieza de información sobre dicha persona. Esto no hay quien lo pare, y lo peor es que mucha de esa información no se puede borrar, porque ya no está en nuestra mano eliminarla. Es como una huella sobre cemento seco.

    Cuidado con lo que se comparte, porque alguien lo utilizará tarde o temprano.

  3. el problema es cuando suben fotos o te etiquetan sin que tú lo sepas.
    Si lo has subido voluntariamente tú mismo no hay problema! es tu vida y haces lo que quieres, pero si es otro quien lo difunde… eso sí que es peligroso!

  4. Totalmente de acuerdo. Estaba harta de decírselo a las chonis de mi curro hasta que me dí cuenta de que, tal y como están las cosas, mejor callar y dejar que ellas se descalifiquen ellas solitas….que hay mucha competencia!!!
    Yo he tenido que borrar de mi FB comentarios inapropiados de amigos, familia, compañeros…. Mi FB es una herramienta más de trabajo, donde yo creo mi perfil, lo alimento y modelo según las necesidades laborales. Un ejemplo….si digo en mi CV que tengo “inglés medio” (como [email protected]…) me procuro mis amistades de habla inglesa y comento sus posts en inglés, felicito cumpleaños en inglés…etc.
    Y otra cosa, no lloréis tanto por las etiquetas….cuida tu FB diariamente y “desetiquétate” cuando veas una foto inapropiada. Así de sencillo.
    Salu2

  5. Si seguimos todos los consejos del el articulo….las redes sociales desaparecerían , lo de no aportar información personal ni financiera , me parece básico

  6. # 5, Anónimo

    No sería una gran pérdida. Yo mismo busco información de nuevos trabajadores que entran en mi empresa, y cuando la primera entrada es una foto del sujeto en cuestión, con los ojos vidriosos y sujetando un vaso de medio litro de cerveza, no me causa precisamente una buena impresión.

    Me considero un usuario con conocimientos avanzados de informática, tanto a nivel usuario como programador pero no utilizo en absoluto las redes sociales. Quien quiera saber de mi o verme, que me llame o venga a mi casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close