Articulos

Paridad, ¿sí o no?

Por suerte, desde hace ya muchos años, las mujeres hemos entrado pisando fuerte en la sociedad, pero aún no hemos llegado a los niveles de ellos. Sigue sin haber una igualdad real, al menos en el mundo laboral. Podríamos remontarnos a muy atrás, pero  quiero centrarme en la actualidad para poder ver la realidad de la sociedad en la que vivimos.

En 2007 se publicó la Ley de la Igualdad (Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo) y su artículo 75 dice:

Las sociedades obligadas a presentar cuenta de pérdidas y ganancias no abreviada procurarán incluir en su consejo de administración un número de mujeres que permita alcanzar una presencia equilibrada de mujeres y hombres en un plazo de ocho años a partir de la entrada en vigor de esta ley. Lo previsto en el párrafo anterior se tendrá en cuenta para los nombramientos que se realicen a medida que venza el mandato de los consejeros designados antes de la entrada en vigor de esta ley.

Por tanto, recomienda que en el año 2015 todas las empresas tengan entre un 40% y un 60% de mujeres en sus consejos.

En la actualidad, la presencia de las mujeres en los consejos está lejos de alcanzar la paridad. A pesar de que en 2010 las mujeres consejeras constituyeron el 10,8% del total de consejeros de las empresas del Ibex 35, aumentando en seis décimas respecto a 2009, todavía el 20% de las empresas del índice no tienen presencia femenina en sus consejos.

Esto supone que en las compañías que cotizan en el Ibex 35, con casi 500 consejeros, el número de mujeres tendría que multiplicarse por cuatro en los próximos años.

Además, esta ley pede al Gobierno que elabore periódicamente un Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, que incluirá medidas para alcanzar el objetivo de igualdad entre mujeres y hombres y eliminar la discriminación por razón de sexo. Así es como se nace el Plan para el periodo 2008-2011, que está inspirado en dos principios básicos: no discriminación e igualdad. Es un texto amplio que comienza así:

Es fundamental comprender que la propuesta que se plantea a continuación no sirve para beneficiar solo a las mujeres, sino que forma parte de una apuesta más amplia a favor de la sostenibilidad social y la calidad de vida.

El caso es que el tema de la paridad es un tanto polémico. Siempre nos vamos a encontrar defensores y detractores. Hoy os voy a dejar algunos datos para que podáis valorar vosotros mismos:

Según el informe “Women Matter”, de McKinsey & Company, las empresas con mujeres en niveles de alta dirección son también las que obtienen mejores resultados en términos de crecimiento y ganancias. El estudio concluye que “las mujeres son una fuente de talento de alta calidad en un mercado competitivo y tienen un impacto positivo sobre el desempeño organizacional y financiero”. Los expertos creen que las mujeres son buenas colaboradoras y buenas gestoras de los equipos. Asimismo, en muchas ocasiones no tienen miedo a hablar y son más pasionales y, por lo tanto, capaces de aportar a la compañía mucha energía.

Según un estudio elaborado por Randstad, el 49% de los españoles asegura que su compañía funciona mejor cuando hay igualdad de sexos, es decir, hay mejores resultados y se cumplen objetivos.

Por otra parte, un estudio elaborado por la escuela de negocios Cesma da a conocer que el 59% de los profesionales españoles está en contra de las cuotas de presencia femenina en los puestos de alta dirección, pues el 76% de ellos considera que los criterios a seguir para la selección del personal deberían ser la capacitación y el talento. No obstante, un 41% de los encuestados cree que este sistema es necesario y argumenta que es necesario contar con diversidad en los órganos directivos o que se deben establecer los mismos como un reflejo de la sociedad. Además, un 98% de los profesionales españoles considera que las mujeres están perfectamente preparadas para asumir las responsabilidades de un puesto de dirección. En concreto, un 76% afirma que están igual de calificadas que los hombres y un 22% cree que su cualificación es incluso mayor a la de los varones.

En una encuesta que realicé aquí hace poco, pregunté si era importante que hubiera el mismo número de hombres que de mujeres en las empresas: el 39% contestaron que sí, frente al 61%, que contestaron que no.

 

¿Crees que es importante que haya el mismo número de hombres y mujeres en la empresa?

Cargando ... Cargando ...

Y tú, ¿Crees que la paridad debe ser una obligación?

Related Articles

8 thoughts on “Paridad, ¿sí o no?”

  1. Una obligación, nunca. Que cada uno demuestre lo que vale, pero si deberían fomentar más la conciliación porque muchas mujeres que son madres, eligen a su familia en vez de su profesión, pero no porque quieran sino porque no queda más remedio: es muy difícil conciliar en este país

  2. eso no es igualdad….sencillamente paridad
    La ley de Igualdad..al igual que la ley de violencia de genero, la ley de divorcio, la no aprobada igualdad de trato, no son mas que leyes impuestas por el lobby femenista, que ha influenciado al PSOE..no estoy de acuerdo con ninguna de ellas
    Sencillamente el puesto de trabajo o el cargo debe de ser para el mas capacitado, y el hecho de que las empresas tengan que buscar un candidato o una candidata, segun el sexo predominante en la empresa, no deja de ser una barbaridad.
    Se olvida tambien que determinadas profesiones, son desenpeñadas unicamente por un sexo..(sanidad, educacion, justicia ) son mas bien femeninos…y el sector primario (agricultura, construccion, materias primas) es masculino.
    no acabaremos bien…
    el articulo 14 de la constitucion…ya lo dice..todos somos iguales ante la ley…

  3. Pues yo creo que sí deberían obligar a las empresas. Las mujeres estamos igual o más capacitadas que los hombres.
    Lo que ocurre es que las empresas piensan: van a tener hijos, y se pondrán de baja, mejor, cogemos un hombre. Hay que obligar a que se contraten más mujeres!!!

  4. Nos olvidamos de los/as homosexuales, de los/as sordos/as, de los/as mancos/asde los/as gordos/as, de los/as flacos/as, de los/as altos/as, de los/as bajos/as,……………………………,de los/as que tienen bigote…

  5. Yo soy hombre y trabajo en un ambiente laboral mayoritariamente femenino, pues bien, las mismas compañeras comentan que prefieren a un jefe antes que a una jefa, y argumentan que las mujeres son el peor enemigo de otras mujeres ya que acaban mezclando lo personal con lo laboral. Si lo dicen las propias feminas, por algo será.

  6. Es un tonteria lo de la paridad. Tendriamos que ser juzgados por nuestros méritos y no por nacer hombre o mujer.
    Si somos mejores o peores no depende de nuestro sexo, pero si en los órganos ejecutivos de las empresas hay más hombres, y esto no sólo se debe a una cuestión histórica sino que también es debido a que hay una ambición más grande y más riesgo que asume generalmente el hombre, mientras las mujeres optan por unas estrategias laborales más conservadoras.

    Sin lugar a dudas una de las razones porque hay más emprendedores y empresarios masculinos viene marcada por la ambición y el riesgo.

    curriculumalacarta.es

  7. Seguro que hay buenas y mals jefes no creo que dependa exclusivamente del sexo, aunque en general a mi me gusta más un jefe, ya que son más directo y no suelen mezclar como dice el comentario de XY la vida personal con la laboral, ya que en muchos casos las mujeres suelen ser demasiado envidiosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close