Articulos

Becario

Todos intentamos hacernos con un hueco en el mercado laboral. Ahora mismo es una ardua tarea teniendo en cuenta los casi 5 millones de parados que tenemos en nuestro país. Los jóvenes son uno de los colectivos más afectados, el motivo, en muchos casos, es porque no tienen experiencia. Es un pez que se muerde la cola: “no te contrato porque no tienes experiencia” pero “no tienes experiencia porque no te contrato”.

Una de las formas de adquirir experiencia es siendo becario en una empresa. Vale, el sueldo no es bueno, el trabajo, tal vez no sea el mejor, pero te servirá para poner experiencia en tu curriculum y además desarrollarás habilidades sociales y de empresa, que seguro, te van a servir en el futuro.

Hoy quiero darte algunos consejos para que cuando entres a una empresa como becario, puedas aprovecharlo al máximo:

  • Sigue las reglas de la empresa. Es algo que parece obvio, pero quiero recordarte que debes llegar puntual, vestir de acuerdo con las normas de la empresa y seguir las pautas que ésta tenga.
  • Pregunta. La empresa sabe que no tienes experiencia laboral, así que seguramente tendrás muchas dudas. No te cortes y pregunta. Intenta buscar buenos momentos y averigua cuanto antes quién es la persona adecuada para cada pregunta. Cuanto más aprendas, mejor para ti.
  • Ponle ganas. Es importante tener una buena actitud con compañeros y jefes. Aprende todo lo que puedas de ellos, y aplícalo a  tus funciones. Acepta las correcciones que puedan hacerte. Ten en cuenta que tratan de ayudarte.
  • Aporta todo lo que puedas. Seguro que tú también tienes algo que decir, no te cortes, pero eso sí: piensa antes de hablar.
  • Actitud positiva. Te valdrá para todo en la vida. No te quejes, no hables mal de tus compañeros y superiores. No critiques. Tal vez no estés haciendo tu trabajo soñado, pero no olvides que todos tenemos que aprender y que si tienes una actitud positiva, tendrás más posibilidades de que te den otras funciones.
  • Se discreto. Si tienes acceso a información que nadie más debe saber, no lo vayas pregonando por ahí. Guárdalo para ti.
  • No te aproveches del material de la empresa. No cojas bolis, carpetas o folios para uso personal (aunque los demás lo hagan). En tu contrato no ponía nada sobre el cobro en especies. No te aprovechas del teléfono de la empresa para hacer llamadas personales, ni utilices internet (excepto que te autoricen), para uso personal.

Una buena noticia para los becarios, es que desde el 1 de noviembre de 2011 ya pueden cotizar a la Seguridad Social. En octubre de este año se aprobó el Real Decreto por el que se regula la inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participan en programas de formación. Quienes lo hubieran hecho con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto podrán suscribir un convenio especial que les permita el cómputo de cotización hasta un máximo de dos años.

El Real Decreto establece que las personas que participan en programas de formación vinculados a estudios universitarios o de formación profesional, financiados por organismos públicos o privados, que incluyan prácticas formativas que conlleven una contraprestación económica para los afectados, serán asimilados a trabajadores por cuenta ajena a efectos de su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social. Los becarios deberán acreditar su condición mediante certificación expedida por los organismos o empresas que los financien. Los becarios tendrán la misma cobertura que los afiliados a dicho Régimen General, excepto en la protección por desempleo.

El Gobierno estima que actualmente puede haber alrededor de 30.000 personas en situación de becarios en el conjunto de universidades, fundaciones y otros organismos que conceden este tipo de ayudas a la formación. Asimismo, se estima entre 100.000 y 200.000 el número de personas que pueden optar a firmar el convenio especial por haber tenido la condición de becarios anteriormente.

¿Has trabajado como becario? ¿Qué te ha aportado la experiencia?

Related Articles

4 thoughts on “Becario”

  1. Uff, para mi fue un rollo. Me pagaban el abono transportes, mi jefe era un borde y el trabajo muy aburrido.
    Aprendí que los jefes pueden ser gilipollas (y así seguimos)

  2. Mis padres, entre otras muchas cosas, me enseñaron: “allá donde fueres, haz lo que vieres” y “no robarás”. Resulta que en mi empresa, todo el mundo se lleva lo que puede. A mi, como becario, me han enseñado que “cobre en especie” y de vez en cuando me llevo algo. así que al final, me he quedado con el primer refrán.

  3. Un abuso, las empresas se han aprendido muy bien que existe el becario, trabaja, con un salario mínimo, que no va a dar ningun problema ni va a cuestionar nada, y al menos ahora se les reconoce la seguridad social.

  4. Pues algunas empresas no dan ni para eso (sus directores, quiero decir); trabajo en un Departamento de Estudios de una constructora y antes teníamos dos becarios que hacían su trabajillo; la parte de Seguridad y salud y Calidad de cada licitación. Se fueron y no se volvió a contratar a nadie más; eso sí, cada vez que había que hacer esos documentos se sacaba a una consultora que los hacía por un módico precio de 300 euros para arriba cada documento y os puedo asegurar que en la época de la burbuja preparábamos muchos concursos…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close