Articulos

Organiza tu agenda diaria

imagesVivimos con unos horarios de locos. El tiempo es uno de los valores más preciados que tenemos, por lo que no podemos dejarlo pasar así como así.

Muchas veces es difícil organizarse. En algunos casos porque tenemos tantas cosas que hacer que es prácticamente imposible hacerlas todas y en otros, porque tal vez tenemos tan pocas, que pensamos: “ya lo haremos”. Hay que buscar sea como sea la forma de optimizar nuestro tiempo lo máximo posible.

Esto nos pasa tanto en nuestra vida personal como laboral, aunque normalmente, si tenemos mucho trabajo, nos solemos quedar más horas para acabarlo, lo que también va en detrimento de nuestra vida personal. Tal vez el problema no sea sólo que tenemos mucho trabajo, si no que no lo organizamos bien. ¿Cómo podemos optimizar nuestra agenda diaria?

Prioriza

Saber priorizar, es la clave. ¿No has tenido nunca la sensación de que se acaba la jornada y no tienes muy claro qué has hecho en todo el día? Tal vez te hayas pasado el día entero “apagando fuegos”, sin hacer realmente lo importante. Piénsalo: ¿era realmente importante lo que has hecho o era más importante lo que tenías que hacer y el resto podía haber esperado?

En contadas ocasiones contestarás con un sí a esta pregunta, con lo que no quedará más remedio que hacer lo importante después, pero en la mayoría de las ocasiones, posiblemente podía haber esperado y te podías haber centrado en lo realmente urgente.

Esto suele suceder porque no tenemos definido qué es realmente lo prioritario, es decir, lo que nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos.

Planifica

Es clave para poder priorizar. Tener una planificación diaria, semanal, mensual en base a prioridades te ayudará a centrar el tiempo en aquello que consideras importante y postergar, delegar o incluso renunciar indefinidamente a aquellas tareas que no aporten valor a tu agenda.

No olvides dejar en esta planificación algún hueco para esos imprevistos que puedan surgir.

Hazlo por escrito, siempre estará más claro.

Se realista

Para que la planificación pueda salir bien, tienes que definir claramente tus objetivos y asignar un tiempo que sea real a cada uno de ellos, pero eso sí: se flexible. Revisa de vez en cuando la planificación por si tienes que cambiar alguna cosa.

Concéntrate

Cuando estés haciendo algo, céntrate en ello.  Olvídate del teléfono, mail, whatsapp y redes sociales. Ponte de lleno con lo que estés haciendo  e intenta no dejarlo hasta que no acabes. A todos nos cuesta ponernos a hacer algo, pero una vez que te pones, parece que ya vas más rápido. Si te estás poniendo y quitando continuamente, perderás mucho tiempo. Puedes tomarte pequeños descansos cada hora u hora y media.

Prémiate

Si se trata de un proyecto corto, obsequiarte con un premio, aumentará tu autoestima. Si se trata de un objetivo a largo plazo, ponte metas y plazos. Un proyecto largo puede llegar a ser más desmotivador, si te vas premiando cada una de tus etapas, lo harás más llevadero.

Pon fechas límite

Hay que ser realistas con los plazos, pero una vez que des a tu jefe fechas de entrega y sean aceptadas, debes tener también tu propia planificación, así que lo mejor, es que te propongas acabar con el proyecto unos días antes de la fecha final, de este modo, si surge algún imprevisto, lo podrás solventar.

¿Sabes realmente cómo organizar tu agenda diaria? ¿Qué otros consejos podrías darnos?

Related Articles

3 thoughts on “Organiza tu agenda diaria”

  1. Los días que no voy muy apretada de trabajo, saco primero lo menos importante, porque sino se va quedando ahí. Y me funciona porque entro en la dinámica de solucionar cosas pendientes y va todo seguido.

  2. como siempre interesante ,haber si escribes algo ,cuando puedas, sobre como tener mas confianza en uno mismo en el trabajo pues a veces parece que otros entienden al primera y yo me quedo bloqueado ,para empezar voy a usar agenda .gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close