Articulos

Soy un ‘millennial’

min¿Que quiénes son estos?  Son la Generación Y, también conocida como Generación del Milenio o MillennialsSus fechas de nacimiento van desde 1980 hasta 2004. Para 2020 Price WaterhouseCoopers calcula que significarán la mitad de la mano de obra mundial.

Cuando  apareció este concepto y esta generación, se pensó que eran los jóvenes que iban a arruinar nuestro futuro. Una pandilla de vagos y consentidos.  En el New York Times publican un interesante artículo desmintiendo este mito del que El País hace un interesante resumen: 

No es que sean narcisistas, es que después del 11-S, del Katrina, del desplome de Lehman Brothers, los escándalos de torturas en Irak y los mil casos de pederastia clerical, los jóvenes no se fían de las instituciones.

No es que sean vanidosos, es que no son tontos.

No es que sean perezosos: el problema no es que no produzcan, es que les pagan poco y, si no vas a tener un buen sueldo, mejor dedicarte a lo que más te plazca, así que todos se enfrascan en trabajos más o menos creativos, esperando ser el próximo Mark Zuckerberg y fundar su propio Facebook, lo cual está más acorde con la tradición secular de la Tierra de las Oportunidades de lo que creía el Time.

Y no es que sean consentidos, es que les gusta comer sano y llevar ropa fabricada de acuerdo a los principios del comercio justo. Tienen conciencia social y poco dinero para gastar .

Pero, ¿qué les hace especiales? Según un estudio de Price WaterhouseCoopers:

Les apasiona la tecnología: han crecido en una época en que la tecnología se ha desarrollado de manera imparable. Desde la evolución de los ordenadores personales, pasando por la conexión a lossmartphones y tablets.

Afán formativo: es, por lo general, una generación más formada que cualquiera de las anteriores. Sus padres han invertido más que nunca en su educación primaria, y la crisis financiera y un sistema laboral que cada vez valora más la titulación específica, han acentuado su interés por los estudios universitarios. Pero, según PwC, al 35% le atraen empresas con buenos sistemas de formación y de desarrollo personal.

Han pasado una crisis: muchos miembros de la Generación Y han visto cómo su teórica etapa de inserción en el mercado laboral ha coincidido con una grave crisis económica y empresarial. Se calcula que quien obtiene un empleo en una época de recesión puede ganar hasta un 9% menos durante 15 años. Además, la crisis ha afectado a su lealtad en la empresa. En 2008, el 75% pensaba que durante su vida laboral trabajaría en cinco empresas como máximo, y solo el 10% en seis o más. Ahora, el primer porcentaje se ha reducido al 54% y el segundo ha subido al 25%.

Una carrera al alza: el millennial es ambicioso por naturaleza. Que su carrera progrese lo más rápido posible es una de sus prioridades. La garantía de poder escalar posiciones en el organigrama de la empresa es lo que más valoraba el 52% de los encuestados.

El dinero no lo es todo:el salario sigue siendo una cuestión fundamental, pero en esta generación de trabajadores factores como la creatividad del puesto y, sobre todo, la flexibilidad horaria y la calidad de vida son aspectos que exigen a las compañías.

La movilidad no es un problema: Los nacidos a partir de los ochenta tienen un especial interés por trabajar fuera: el 71% quiere hacerlo, lo cual significa una oportunidad sin precedentes para que las multinacionales capten talento de todas las partes del mundo.

Comunicación, por favor:los millennials valoran mucho el feedback, saber que su trabajo es mejorable o que, por el contrario, está bien hecho. Valorar su trabajo cuando sea merecido y comprender sus necesidades y problemas son puntos que los superiores deberán enfrentar.

Desconfianza en la banca: la crisis financiera, que se ha traducido en la imposibilidad de acceder al crédito por la vía tradicional, ha acentuado su desconfianza hacia la banca. A la hora de emprender un negocio son más dados a recurrir al crowfunding o cualquier otra fuente de financiación.

Related Articles

2 thoughts on “Soy un ‘millennial’”

  1. Personalmente me siento muy identificado con muchas de las caracteristicas que salen.
    Es cierto desconfio de las instituciones en general (q no de muchas de las personas q en ellas trabajan) y como no vas a desconfiar de la banca (bankia gana nose cuantos millones y cuanto ha devuelto de lo q se le ha prestado????))), es cierto no soy vago y es mas cierto q mi salario es de risa (y trato de ajustar mi trabajo a mis retribuciones), es cierto el dinero no lo es todo, pero si imprescindible.
    y no es menos cierto Q UNOS POCOS SE ESTAN HACIENDO RICOS, GRACIAS A LA MISERIA DE MUCHOS.

    ¿Será cierto q el capitalismo no funciona, q esta forma de vida no funciona y se están dando los ultimos coletazos?

  2. La verdad el articulo me define totalmente aunque por el rango de años no debería ya que nací en 1977. Para mí el salario no lo es todo cuenta mucha más el desarrollo profesional y aunque en todas las empresas que he estado lo prometían en ninguna lo desarrollaban, o la formación era para cumplir con el puesto de trabajo actual y nunca para poder crecer y desarrollarte dentro de la empresa. Creo que a los jefes directos eso les suele poner bastante nerviosos.
    Movilidad siempre la he tenido pero en realidad, al menos en la multinacionales que he estado. Para ellos significa te muevo dentro de España pero cuidado si te apetece ir al extranjero como te perdería como trabajador mejor me opongo a tu progreso y a que puedas aportar más en la empresa porque desarrollas tu carrera profesional.
    Nos pagan en ocasiones la mitad que a un compañero que lleva 10 años o 5 años más que tu en la empresa. Simplemente porque entras en ella cuando la crisis y haces exactamente el mismo trabajo y en muchas ocasiones más porque tienes ganas de comerte el mundo y muchísima más iniciativa. Esto señores directivos nos convierte o al menos a mí me ha pasado en mercenarios del trabajo. Es decir tu no me valoras como al resto de mis compañeros en cuanto pueda me iré donde me paguen más, también buscando que valoren mi trabajo. Por ahora he conseguido aumentar mis salario pero en la mayoría de los sitios simplemente quieren que seas un soldadito más las aportaciones y los posibles cambios caen siempre en saco roto.
    El feeback en las multinacionales que he estado se fijaban objetivos y se iban revisando a lo largo del año en teoría para mejorar tu desarrollo dentro de la empresa. La verdad los jefes lo hacen porque les imponen que lo hagan. Son políticas que vienen de la casa matriz y al menos donde yo he trabajado no están bien implantadas ya que los jefes ni creen, ni las consideran que sean utiles. Quizas hay que vendérselas mejor
    BMG 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close