Articulos

Mitos sobre las entrevistas de trabajo

mitosExisten una gran cantidad de mitos sobre las entrevistas de trabajo, un montón de consejos sobre cómo superarlas con éxito y cómo prepararlas. De hecho en este blog te hemos dado y seguiremos dando los mejores consejos para que puedes ir lo más preparado posible.

Esto no es una ciencia exacta. Hay entrevistadores que son muy minuciosos y otros que no lo son tanto. Lo importante es estar tranquilo y seguro de ti mismo. Hay ciertos mitos sobre las entrevistas de trabajo que deberías conocer:

  • El entrevistador está bien preparado. Es posible que esté agobiado haciendo muchas entrevistas debido a que tiene que encontrar alguien por lo que tal vez sólo haya echado un vistazo rápido a tu currículum, sin tener tiempo a entrar en él en profundidad.
  • El entrevistador hace buenas preguntas. En muchas ocasiones las improvisa y son preguntas muy generales del estilo; háblame de ti. 
  • Sugerir cierta necesidad económica garantiza el empleo. El “victimismo” genera un inmediato rechazo. Se buscan candidatos fuertes y preparados para buscar soluciones inmediatas y bajo presión y no aspirantes ansiosos y desesperados.
  • Cada entrevista es diferente. Esto nadie lo niega, pero con la preparación y el estado mental adecuados, puedes predecir tres de cada cuatro preguntas que se vayan a plantear. También tendrás una mayor probabilidad de responder adecuadamente a las preguntas inesperadas si dedicas tiempo a prepararte para lo inesperado.
  • Quieren que aceptes algo de beber. Si te lo ofrecen, no lo aceptes porque será una complicación para ellos, es un puro formalismo para ser atento y educado, realmente no quieren prepararte un café.
  • Quieren material adicional como referencia. Mentira, a menos que seas diseñador o escritor.
  • No hay respuestas correctas a las preguntas. Cuando te hacen una pregunta difícil, están más interesados en saber cómo reaccionas bajo presión que en lo que realmente dices.
  • El uso de “jerga” o “modismos” romperá el hielo. Totalmente falso. Se trata de algo muy formal y como tal hay que tomárselo. La jerga guárdala para cuando estés con tus colegas.
  • Ser breve en las respuestas. El entrevistador no quiere tener que tirar de ti para que le contestes. Dale toda la información que necesite y será feliz.
  • Valoran el físico. Muchos se dejan llevar por el físico de las personas. Existen una gran cantidad de estudios que demuestran la importancia de la apariencia. 
  • Cuando te pregunta dónde te ves en unos años, demuestra ambición. Lo que ellos buscan es alguien que quiera pertenecer a esa empresa, es decir, alguien que quiera permanecer de forma indefinida en su puesto de trabajo.
  • Cuando vas a una entrevista es porque buscan alguien. Muchos departamentos de recursos humanos siguen haciendo entrevistas aunque el puesto haya sido ocupado.
  • Los mejores consiguen el trabajo. Esto no tiene por qué ser así ni mucho menos. Una persona puede ser la mejor cualificada sobre el papel, pero no convencer en el trato personal al entrevistador. Por eso es importante causar una buena impresión a la persona que te está entrevistando y demostrar tus capacidades como trabajador y como persona, a pesar de que tu formación o experiencia sea inferior a la de otros candidatos. Son muchos los factores que influyen en la elección, no solo la preparación académica o la experiencia. Aprovéchalo.
¿Qué otros mitos puedes contarnos sobre las entrevistas de trabajo?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close