Articulos

¿Te pueden contratar por tu imagen?

buenaPelo largo o corto, pendiente en la nariz, un tatuaje…, no debería ser condicionante para que te contraten o no, pero… lo es!

Fíjate en estos datos: Según los resultados de una encuesta de la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SCCPRE), el 30% de las personas que pasan por el quirófano para someterse a una operación de cirugía estética lo hacen por motivos laborales. De hecho, para el 22% de los pacientes el entorno laboral es lo que les ha animado definitivamente a operarse, con una influencia mayor a la de los familiares o amigos (17%). La encuesta también arroja un dato que puede ser/parecer sorprendente: la pareja tiene muy poca influencia (menos del 1%) en este tipo de decisiones.

Para el doctor Martín Anaya, uno de los más reputados doctores en estética de nuestro país: “Las operaciones, cuando se realizan con la supervisión y en las condiciones óptimas, pueden suponer, por supuesto, un punto más en el currículum. No nos engañemos, el aspecto físico influye de manera notable, a veces capital en el mundo en el que nos movemos”. “Con la llegada de la crisis e incluso antes el trabajo ha ido ocupando un lugar mucho más importante en nuestras vidas, por motivos económicos y por el estatus social que lleva consigo. Por lo cual, no me extrañan en absoluto estos datos. ¿Qué respondería la gente a una encuesta sobre las cosas más importantes de nuestra vida? Seguro que el trabajo estaría entre las respuestas más repetidas”.

Si es que hasta para entrar en la universidad la imagen es importante y si no, que se lo digan a los candidatos de Harvard: los alumnos de esta prestigiosa universidad han publicado Unofficial Harvard Business School Interview Guide, una guía no autorizada que está basada en testimonios reales, en la que se dan consejos de etiqueta junto con una lista de las 50 preguntas más frecuentes y las respuestas que buscan en el centro.

El primer requisito es ducharse el día de la entrevista unido al uso “libre” del desodorante. Limpio y aseado, pero no perfumado. En ningún caso hay que usar colonia por posibles reacciones alérgicas del entrevistador, cuyo olfato, además, quizá no aprecie ese olor.

Los detalles de higiene no deben olvidar el cabello. “La regla número uno es que esté limpio”, apunta con alusión especial a retirar cualquier resto de caspa. Nunca viene mal, advierte, comprar un rodillo para retirar incómodos pelos del traje antes de la entrevista.

Ellas tienen que ser formalitas y evitar jugar con el cabello. Las colas de caballo altas son poco profesionales. Tampoco está bien visto gastar un paquete de horquillas o el moño. En cuanto a ellos, además de eliminar los pelos sueltos en la nariz y las orejas, se sugiere perfilar las cejas.

En cuanto a la ropa, para ellas aconsejan ajustar la largura de la falda por debajo de las rodillas. Y se debe resaltar la figura en vez de ocultarla. Pero siempre, claro, sin resultar excesivo. Para los hombres, elegir siempre colores suaves y olvidando los estampado.

Y es que los expertos coinciden: en igualdad de condiciones, es un valor añadido. Pero lo que ningún buen profesional debería hacer es tomar decisiones en este sentido. La mayoría de los trabajos no requieren ningún atributo estético para realizarlo con excelencia.

¿Crees que te han descartado de un proceso de selección a ti o a alguien conocido por su imagen?

Related Articles

2 thoughts on “¿Te pueden contratar por tu imagen?”

  1. Está claro que el aspecto físico es importante pero no es lo más importante. Tu CV, tus conocimientos y tu experiencia lo son más a no ser que estés buscando un trabajo que implique trabajar de cara el público todo el día. En este caso valorarán también tu presencia y el modo de vestir, pero son cosas que su pueden modificar, tu validez no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close