Articulos

Me han despedido, y ahora ¿qué?

Hay pocas cosas que sean para toda la vida y así como hasta hace unos años el trabajo prácticamente lo era, ahora ya no. Para cambiar de empresa, más bien hacía falta que tú quisieras irte, muy mal había que hacerlo para que te echaran. Repito, ahora ya no. Tal vez seas uno de los mejores trabajadores de la empresa, pero eso ya no significa nada.

Si se trata de un despido inesperado, posiblemente la rabia se apoderará de ti. Muérdete la lengua, es posible que desees decirle a tu jefe o compañeros de trabajo lo que realmente piensas de ellos. No lo hagas, nunca sabes con quién te encontrarás en el futuro. Tampoco te dediques a robar todo lo que puedas de la empresa. Piensa en positivo y en cómo te pueden ayudar. Pide una referencia, te servirá para tus futuras entrevistas.

Si eres una de esas personas a las que han despedido, no te desesperes. Hay que superarlo cuanto antes para poder volver al mercado de trabajo.

  • Desahógate y deja pasar unos días. Es normal que te sientas frustrado e incluso deprimido, así que relájate y verás que de todo se puede sacar su parte positiva.
  • Infórmate de tus derechos. Es importante que conozcas cuáles son tus derechos para salir lo menos perjudicado posible. Apúntate al paro, el hecho de seguir cobrando algo de dinero, te hará sentirte más optimista
  • Reorienta tu carrera profesional y replantéate el futuro. Es el momento ideal para hacer cambios en tu vida. Piensa si lo que estabas haciendo es realmente lo que quieres hacer. También puedes informarte de nuevas profesiones que están surgiendo en los últimos años o pensar en montar tu propio negocio como emprendedor.
  • Mantente ocupado. Debes hacer todo lo posible para mantener la cabeza ocupada en otras tareas y en encontrar un trabajo nuevo, y no dejar la mente centrada en el despido. Este también es un buen momento para estudiar algún curso de Formación Profesional o de especialización. La formación es imprescindible para conseguir un buen empleo.
  • Busca trabajo. Cuanto antes empieces, antes encontrarás algo. Así que prepara tu currículum, hazlo atractivo e interesante, y ponte en contacto con empresas, busca por Internet y ayúdate de las redes sociales y de tus contactos.
  • Prepara bien las entrevistas. Es normal que en el momento de presentarte a una entrevista de trabajo estés nervioso. Prepárate bien para este momento y piensa que a partir de ahora todo irá a mejor. El no ya lo tienes así que afronta las entrevistas con tranquilidad y seguridad. Es importante que sepas aceptar un no. Tómate las entrevistas en las que te rechacen como una forma de entrenamiento para encontrar el trabajo adecuado.
  • Busca el lado positivo. Intenta no perder la esperanza. Se positivo porque si no transmitirás tu negativismo y tristeza en las entrevistas de trabajo, de forma que será mucho más difícil. Busca lo bueno de tu anterior trabajo, interiorízalo y trasnmítelo!.
  • Mira hacia el futuro. Un despido no es el final de todo. Tu carrera sigue y el trabajo perdido es sólo un escalón de tu progreso profesional.

Deberías saber que no todo está perdido, tal vez ese no fuera el trabajo de tus sueños y siguieras en él sólo por comodidad. Tal vez, te estén haciendo un favor. Se que suena raro, pero te voy a dejar algunos ejemplos de personas que fueron despedidas antes de ser millonarias:

  • Walt Disney fue despedido del periódico la Estrella de Kansas City. Según su editor, “carecía de imaginación y no tenía buenas ideas.”
  • JK Rowling trabajó como secretaria en la oficina de Londres de Amnistía Internacional, pero soñaba con ser escritora. En secreto, escribió historias sobre su equipo de trabajo y más tarde, sobre un joven mago llamado Harry Potter. Sus jefes finalmente se cansaron y la despidieron, así que tras cobrar su indemnización, decidió concentrarse en la escritura. Hoy en día, es la autora multimillonaria de una de las series de libros más exitosos de todos los tiempos.
  • Jerry Seinfeld tuvo un pequeño papel en la serie de Benson , pero a los productores no les gustaba la forma en que estaba haciendo el papel. Lo despidieron después de sólo tres episodios. Se dedicó a actuar en clubes de comedia. Después de un tiempo, un buscador de talentos para el programa The Tonight Show estaba entre la audiencia de su show y su carrera profesional despegó.
  • Steve Jobs fundador de Apple en 1976, en 1985 tuvo problemas con la cúpula directiva y fue despedido. En 1997 regresó a la compañía, que se encontraba en graves dificultades financieras, y fue su director ejecutivo hasta el 24 de agosto de 2011. En ese verano Apple sobrepasó a Exxon como la empresa con mayor capitalización del mundo. Durante los años 90 transformó una empresa subsidiaria adquirida a Lucasfilm en Pixar, que revolucionó la industria de animación con el lanzamiento de Toy Story. La integración de esta compañía en Disney, de la que era proveedora, convertiría a Jobs en el mayor accionista individual del gigante del entretenimiento. En el año de su muerte, su fortuna se valoraba en 8.300 millones de dólares y ocupaba el puesto 110 en la lista de grandes fortunas de la revista Forbes.
  • Anna Wintour comenzó su carrera como editora de moda junior en el bazar de Harper , pero su trabajo fue duramente criticado por el editor Tony Mazzola, así que fue despedida nueve meses más tarde. Poco después de trabajar en Harper, Wintour trabajó en varias revistas, hasta llegar a ser lo que es hoy: una de las personas más poderosas en el mundo de la moda, estableciendo tendencias y consagrando a nuevos diseñadores como editora de Vogue. La wikipedia nos desvela que tiene un salario estimado en $5 millones de dólares al año, y también cuenta con generosos beneficios, como un presupuesto de $50,000 dólares para ropa, un chofer y una suite en el Hotel Ritz de París mientras asiste la semana de la moda en esa ciudad.
  • Robert Redford, trabajó en la Standard Oil cuando era adolescente. El el supervisor lo encontró dormido en el trabajo, pero en vez de despedirlo, le cambió a otro departamento, donde continuó metiendo la pata hasta que fue despedido. Estole animó a seguir sus sueños. Fue a la universidad y se trasladó a Nueva York para convertirse en actor.

¿Crees que un despido puede llegar a ser algo positivo? ¿Cómo has actuado ante un despido?

Related Articles

3 thoughts on “Me han despedido, y ahora ¿qué?”

  1. Para mi, fue algo muy positivo. Estaba sumida en una rutina y una comodidad que no eran típicos de mi edad. El despido hizo que reaccionara y buscara un trabajo más interesante. Ahora ya controlo mi trabajo, pero hago y aprendo cosas nuevas constantemente.

  2. Podías haber hecho una encuesta a través de una votación. Creo que es un tema interesante y que puede ayudar a muchas personas sobretodo si les ha ocurrido algo parecido a lo del anónimo anterior.
    Yo pienso que sí puede ser positivo y que se debe tener el ánimo “subido” a pesar del despido. ¡Ojalá todos sigan los consejos del artículo!

  3. Acabo de enviar un comentario pero por lo visto no era lo bastante bueno y no lo han publicado ya veo que hasta estas paginas estan manipuladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close