Articulos

Mantener la motivación trabajando desde casa

Aunque parezca increíble, no a todo el mundo le gusta trabajar desde casa. las “excusas” que oigo por ahí son que no se organizan igual de bien que si estuvieran en la oficina, que se pierde un poco la rutina, que no se siente la presión del día a día, o simplemente, que necesitan gente a su alrededor.

Sea como fuere, a pesar de que muchas empresas están en contra de esta forma de trabajo, cada vez hay más que ofrecen a sus trabajadores la opción de trabajar algunos días desde casa y otros ir a a la oficina de forma que les permite conciliar mejor su vida laboral y personal. Pero en otros casos y debido a la crisis, hay empresas que no tienen más remedio que cerrar oficinas para ahorrar costes y mandan a sus trabajadores a casa. En este caso, tienes que afrontar la situación, organizarte y trabajar desde casa.

Si eres de esas personas que tienes que trabajar en casa, pero estás perdiendo la motivación, quiero dejarte unos pequeños consejos para que el ánimo no decaiga:

Crea tu rutina diaria

De la misma forma que cuando vas a la oficina te levantas, te duchas y te vas (ya tomarás un café en la oficina), haz lo mismo cuando trabajes en casa: te levantas, te duchas y aquí viene lo mejor: te puedes hacer tu propio café! ¡seguro que está mejor que el de la máquina! Es importante tratar de establecer una rutina de trabajo y cumplirla. Ajusta los horarios a tus necesidades y a las de tu familia y una vez establecidos trata de respetarlos.

Amenázate a ti mismo y recuérdate la suerte que tienes

Detente de vez en cuando a pensar lo afortunado que eres por tener el privilegio de trabajar desde casa. Hay un montón de gente que está deseando trabajar en su casa. Trátalo como un día normal de trabajo (excepto porque no vas a tardar nada en llegar a la oficina y por tanto puedes dormir un rato más).

Vístete

Esto ya te lo hemos dicho en otras ocasiones, pero es una manera de asegurarte de que estás en el modo de pensar en el trabajo. Una de las ventajas más tentadoras de trabajar desde casa es que puedes ponerte en pijama delante de tu ordenador, pero te aconsejo que no lo hagas, ya que después de unos días en pijama, tendrás más la sensación de estar en casa que estar en la oficina lo que puede afectar a tu productividad. Además, el hecho de estar con ropa de trabajo, hará que sigas en modo “trabajo” y no te pongas a cocinar o limpiar.

Concédete pequeñas recompensas

Establece unos objetivos para el día. según los vas cumpliendo, puedes recompensarte con un descanso de 15 ó 30 minutos para lo que quieras.

Disfrútalo

Es la ventaja de trabajar en casa: puedes flexibilizar los horarios. Desde una pequeña (pero pequeña, ¿eh?) siesta después de comer, hasta un pequeño paseo cuando no te encuentres muy concentrado. Son pequeñas cosas que posiblemente en la oficina no puedes tener y te harán volver al trabajo lleno de energía.

¿Trabajas en casa? ¿Cómo consigues mantenerte motivado?

Related Articles

8 thoughts on “Mantener la motivación trabajando desde casa”

  1. Ojo, que no todo es tan bonito como puede parecer al principio. Tengo un amigo que estuvo trabajando desde casa más de un año y acabó hasta los h.e.vs..por supuesto que tiene muchas ventajas (sobre todo si tienes niños), pero el hecho de perder el contacto social con tus compañeros (aunque a veces a priori puede resultar una bendición) puede ser muy peligroso y hacerte caer hasta casi en depresión, como le pasó a mi amigo. Y gracias a dios que él era comercial y de vez en cuando hasta salía de casa, pero si tienes un trabajo en el que no viajas mucho o nada, tu casa se puede convertir en una cárcel…Para mí el trabajos ideal sería tener dos o tres días como máximo a la semana de teletrabajo, pero el resto del tiempo en la oficina, al loro de lo que se cuece y con la posibilidad de mantener tu vida social en la oficina.

  2. Todo tiene ventajas e inconvenientes. Creo que el trabajo en casa tiene mas ventajas. Es importante tener una rica vida personal, porque sino buscamos cubrir esa deficiencia en el trabajo, que también puede ser enriquecedora, pero disponer de tu tiempo y distribuirlo en función de tus necesidades o gustos, es una ventaja.

  3. Llevo más de 10 años trabajando en la misma empresa. Siempre he ido al lugar de trabajo. Tomamos el café en el mismo lugar, hacemos algunas actividades, incluso fuera del horario de trabajo, juntos… A pesar de todo esto, tengo mi vida privada, no solo la familia sino los amigos. Siempre he creído que en el trabajo tienes compañeros, no digo que no puedan ser amigos, pero los amigos me los busco yo. Prefiero no mezclar el trabajo con la vida personal, corres el riesgo de hablar durante 24 horas al día, de lo mismo… del trabajo.

  4. Pues trabajar en casa ha sido mi sueño de toda la vida. Unos añitos más y lo logro. Contacto social? pues si quiero eso, al terminar la jornada me voy a un café con los amigos en la tarde o al bar en la noche. Qué más motivación para trabajar duro que unas buenas y merecidas vacaciones en algún remoto y plácido lugar?…vamos niños…reconozcámoslo: trabajar desde casa no es para todo el mundo. A mí me encanta andar en ropa de gimnasio y pantuflas al menos.

  5. # 6, Astro_Forex

    Totalmente a favor!!! Yo me visto, pero también en pantuflas! Qué poco gasto de zapatos tengo desde que trabajo en casa!

  6. Creo que la gente que se le hace cuesta arriba trabajar desde casa, es porque en la oficina se dedican a cualquier otra cosa menos a trabajar. Yo he trabajado desde casa y en mi opinión, cuando tu nivel de ocupación es alto, no echas de menos la socialización de la oficina porque directamente lo la tienes. Ahora que si eres de los que llegan y de entrada se bajan a tomar un café, después un ratito de charla en el despacho de algún compi, al rato vuelves a bajar a desayunar, y demás, pues es normal que eches de menos la oficina, pero cómo he leído en algún artículo “El trabajo no es un sitio donde ir, sino que es algo que hacer”. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close