Articulos

La matriz de Eisenhower: gestiona tus tareas

¿Tienes la sensación de ir corriendo a todos los sitios y no llegar a ninguno? ¿Se te quedan siempre muchas tareas pendientes por hacer? Pero, ¿Son urgentes, son importantes? no me digas que no te ha pasado alguna vez que estás haciendo algo, e interrumpen, dejas de hacer lo que estás haciendo para hacer algo menos relevante y al final, lo que estabas haciendo, lo dejas sin acabar.

No se si has probado a aplicar la Matriz de Eisenhower. Por ponernos un poco en antecedentes, he de decir que esta matriz recibe este nombre por Dwight David Eisenhower, que fue Comandante de los Aliados en el Frente Occidental en la Segunda Guerra Mundial y trigésimo cuarto Presidente de los Estados Unidos, y que estaba obsesionado con la gestión del tiempo.

Esta matriz se puede aplicar tanto a la vida personal, como a la vida laboral. Siempre nos han dicho que una de las cualidades de una persona productiva es ser organizada y planificadora.

El funcionamiento De La Matriz Eisenhower es bastante simple: La matriz se divide en 2 ejes principales: la urgencia de la tarea y la importancia de la tarea. Dependiendo de si una tarea es más o menos importante y más o menos urgente se ubicará en uno de los 4 cuadrantes en los que se divide la matriz.

La importancia de la tarea tiene que ver con los objetivos que te planteas. ¿Es importante esta tarea para conseguir mi objetivo? ¿Te hace estar más cerca de lo que realmente quieres conseguir?

La urgencia tiene que ver con la temporalidad de la tarea y con las consecuencias que acarrea no hacerla. ¿Es necesario que haga esta tarea ahora? ¿Qué pasaría si no hiciera esta tarea? Aquí debes valorar si realmente te urge hacerla o si la puedes dejar para luego.

Cuadrante A: Urgente e importante. ¿Qué pasa cuando algo es importante y es urgente? ¡Que tienes que hacerlo ya! Significa que es importante para la consecución de tus objetivos, ya sean personales o empresariales, y además corres un riesgo si no la realizas a tiempo.

Pero cuidado con este cuadrante, no conviene saturarlo, ya que estarás todo el día agobiado haciendo tareas sin parar con la presión que conlleva la urgencia. Las personas que llenan este cuadrante de tareas no tienen tiempo para ellas mismas y están viviendo al límite siempre.

Cuadrante B: Importante y no urgente. En este cuadrante se encuentran las tareas que sabes que tienes que hacer para alcanzar los objetivos, pero que no son de una alta urgencia sino que puedes realizarlas en los días sucesivos sin problema.

También tiene su lado oscuro. Si este cuadrante está lleno de tareas, corres el riesgo de no pasar a la acción y no realizar las tareas importantes que te llevarán al éxito. ¡Que no se te olvide de realizar estas tareas!

Cuadrante C: Urgente y no importante. Hay tareas urgentes que realizar pero que realmente no te acercarán a los objetivos que te has fijado ya que no son importantes. Plantéate la posibilidad de delegar.

Cuadrante D: No importante y no urgente. Estas tareas son las típcas de “algún día tengo que…” que están ahí, que sabes que podrías hacerlas pero que realmente hay tareas más importantes y urgentes que merecen más tu trabajo. Estas tareas pueden convertirse en tareas de diferentes cuadrantes con el paso del tiempo así que vigílalas de vez en cuando.

Las razones por las que la Matriz Eisenhower te hacen aumentar tu productividad son las siguientes:

  • Te permite tener tus tareas organizadas y verlas de un vistazo
  • Te ayuda a valorar las tareas por su impotancia y urgencia
  • Te convierte en una persona más efectiva
  • Te hace ahorrar tiempo ya que te centras en lo que es más importante
  • Te ayuda a planificar y minimizar la improvisación
  • Es muy fácil de llevar a cabo y de implementar

¿Has probado a aplicarla?

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close