Articulos

Evitar el estrés postvacacional

Muchas personas se incorporan hoy a su puesto de trabajo después de unas merecidas vacaciones, otros, están a punto de hacerlo. Seguramente los días previos a la incorporación, ya muchos están pensando en que tienen que volver a la rutina de su día y la verdad es que eso, siempre desmoraliza un poco. Es lo que los expertos llaman estrés postvacacional.

Te encuentras mal, tanto física como psiquicamente. Un poco triste y deprimido, cansado, con falta de apetito…Una cosa está clara: esto afecta sobre todo a esas personas que no están contentas con su trabajo por el motivo que sea: no les gusta el ambiente que hay con sus compañeros, no soportan a su jefe, no les gusta su trabajo o cualquier otro motivo.

Piensa cuáles son los motivos que hacen que tú estés así:

  • Al ambiente de trabajo no es bueno.
  • No te compensa tu trabajo ni económica ni emocionalmente.
  • Asumes más tareas de las que te corresponden.
  • Las condiciones de trabajo no son las adecuadas.
  • Te aburres en el trabajo

En cualquier caso, en la mayoría de las ocasiones, no nos queda más remedio que volver, así que lo mejor es poner un poco de nuestra parte para que la vuelta no sea tan dura y para que el tiempo que estemos en ese trabajo, sea lo más agradable posible:

  • Establece un período de readaptación a la vuelta de las vacaciones. Intenta volver unos días antes de incorporarte al trabajo para poder ir asimilando el cambio y combina los pequeños placeres del verano, como el aperitivo o tomar unas cañas, con los hábitos cotidianos, como acostarse más pronto o echarse la siesta.
  • No le des mucha importancia. Piensa en positivo: reencuentro con compañeros, vuelta al gimnasio y la vida activa. Plantéate que vuelves con energía renovada. Planifica viajes y otras actividades, aunque sean de corta duración para la vuelta se haga menos dura.
  • Buscar tiempo para compartirlo con tus seres queridos, tus padres, hermanos, hijos, amigos, etc. Cuidar tu entorno emocional te dará un apoyo importante en los momentos en los que el entorno parece superarnos.
  • Evita comenzar un lunes. Reduciremos el impacto psicológico.
  • Asume responsabilidades poco a poco. No intentes solucionar todo lo acumulado en el primer día, ve poco a poco, gradualmente. Se consciente de que en unos días te habrás adaptado perfectamente y rendirás al 100%.
  • Haz ejercicio.  Te ayudará a liberar el estrés del cambio, a relajarte y a superar los síntomas de la vuelta.
  • Cuida las comidas. No te saltes ninguna e intenta que sean saludables. Ayudarás a tu cuerpo.
  • Descansa. No pases de dormir 10 horas diarias a dormir 5. Intenta mantener tu ritmo de sueño de 7 u 8 horas diarias.

¿Qué haces tú para evitar el estrés postvacacional?

Tags

Related Articles

3 thoughts on “Evitar el estrés postvacacional”

  1. Vamos a ver. Nada de depresiones. Hoy en día volver al trabajo es todo un privilegio. Si en el calendario dice que tenemos vacaciones en agosto, pues ya tenemos que tener superasumido que en septiembre, volvemos al trabajo. Y gracias!!!. Hay personas que miran el calendario: enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre, y no tienen ni un solo mes del calendario sin trabajo. ¿Entonces hoy en día puede hablarse como en las etapas del ciclo expansivo de la economía de depresión vosvacacional? Pues no y no. El calendario dice que a septiembre a trabajar. Pues mira a tu alrededor, lleno de gente en el paro, eso si que es depresión. Depresión y desesperación de las gordas, y no que por la fecha del calendario que se avecina cojas depresión por volver al trabajo. Eso es tonteria.

  2. tienes toda la razon….aunque a mi me desespera muchas veces pensar que todavia tengo que dar las gracias x tener trabajo…es una mierda de trabajo …pero es mi mierda.tambien suelo pensar en lo mal que lo pase hace unos años cuando no tenia empleo…lo desesperada que estaba…y eso que antes no era tan dificil encontrar un curro…asi que SI….aunque cueste empezar despues de las vacatas….dare las gracias x tener tanta suerte de que me ingresen una nomina todos los meses….

  3. Yo creo que está llegando un punto en el que nos conformamos con demasiado poco. Hay que intentar luchar por lo que nos merecemos y si tengo la suerte de tener trabajo, también tengo derecho a quejarme por tener que volver a él después de las vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close