Articulos

Errores en una entrevista de trabajo

errorParece que poco a poco vamos saliendo de la crisis y el empleo va creciendo. Los currículos se mueven más y al menos, hacemos más entrevistas, pero es importante que EL PUESTO, ese puesto que parece que está hecho a nuestra medida,  no se escape. Tiene que ser nuestro.

Hay ciertos errores que se cometen. No nos damos ni cuenta, pero todo cuenta, hasta el más mínimo detalle. Todos los expertos coinciden en que hay ciertos puntos de los que no nos podemos olvidar en todas las entrevistas a las que vayamos:

Prepara la entrevista. Si el equipo de Recursos Humanos ha estudiado previamente tu currículum haz tú lo mismo con la empresa. Una investigación previa demostrará que también estás interesado en el entorno de la compañía y te diferenciará de los demás candidatos.

Ser entusiastas. Da lo mismo la cantidad de entrevistas que hayas hecho, tu ánimo no puede decaer y en caso de que decaiga, no lo manifiestes. Lo importante es que durante la entrevista demuestres que tienes ganas de conseguir el puesto de trabajo al que estás optando, no se trata de fingir ni de parecer emocionado en exceso si no de mostrar a quien te esté entrevistando que estás motivado para desarrollar tus mejores aptitudes dentro de la empresa y a dar lo mejor de ti mismo en tu nuevo puesto. Nadie quiere contratar a alguien desanimado antes de empezar.

No critiques tus empleos anteriores. Explica tu decisión de cambiar de trabajo de forma positiva y no caigas en el error de hablar de forma negativa de tus anteriores trabajos. No querrán arriesgarse a que puedas hablar mal de ellos después.

Escoge puestos que se adapten a tus habilidades. No te apuntes a ofertas que no estén adaptadas a tus conocimientos o a lo que realmente te apasiona hacer, asegúrate de explicar por qué has solicitado el trabajo y las características que te hacen estar cualificado para conseguirlo.

Márcate unos objetivos. Define tus metas y descubre cuáles son las habilidades que debes potenciar para conseguir alcanzar todo aquello que te propongas. Si tienes las cosas claras se notará durante las entrevista de trabajo y demostrarás que tienes una visión propia de futuro.

Demuestra tus capacidades. No te centres en preguntar aquello que la empresa te pueda ofrecer a ti, transmíteles lo que puedes aportar tú como trabajador explicando y comentando tus habilidades y tu experiencia.

Hablar sin pensar. Aunque la entrevista se desarrolle en un ambiente cordial, no te confíes, porque es el momento en el que se ponen a prueba tus reacciones. Por esta razón, si te plantean una pregunta con trampa, antes de responder haz una pausa. Debes ser templado y reflexivo, intenta huir de valoraciones. Hablar sin criterio puede llevarte por derroteros que no quieres y que busca el entrevistador para valorar tu comportamiento.

No reconocer los errores. Si a lo largo de tu carrera has cometido un fallo, no trates de ocultarlo. El mercado laboral es muy pequeño. Tu entrevistador puede ser el mejor amigo de aquel jefe que te despidió porque metiste la pata. Reconoce que cometiste una equivocación y que te sirvió de aprendizaje. Asumir las responsabilidades es una virtud muy valorada a la hora de acceder a un empleo. Denota madurez y capacidad para rectificar. Recuerda que el 70% del éxito o el fracaso de una acción depende de uno mismo.

No estás cualificado para el puesto. Aunque nunca tienes que perder la oportunidad de solicitar un trabajo en el que no cumplas el nivel de experiencia no debes exagerar ni falsear tus conocimientos porque al final acabarán por darse cuenta y, además de la imagen negativa, harás perder el tiempo y a la empresa.

Muestra tus fortalezas. Si quieres conseguir el puesto demuestra que eres una persona con capacidad para afrontar tus debilidades y miedos y que te creces ante las adversidades para llegar más allá de lo que se te plantea en un principio.

Cuida los detalles. No seas dejado y ten en cuenta cualquier aspecto que pueda influir en la visión que el personal de Recursos Humanos pueda tener de ti. Presenta un currículum ordenado, muestra una buena ortografía porque la imagen que puedas dar es importante.

Cuida tu apariencia. La primera impresión siempre cuentan, tras investigar un poco sobre la compañía trata de ir vestido de forma acorde su imagen. Demuestra que en la empresa hay sitio para ti.

¿Qué otros errores crees que has cometido en alguna entrevista de trabajo?

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close