Articulos

Empresa familiar

¿Es fácil o difícil trabajar con tu padre/madre/tío/hermana/sobrino? En definitiva, ¿es fácil o difícil trabajar con familiares?

Yo creo que hay que ser muy listo para saber separar el trabajo de la vida personal. No me digas que si trabajas con tu padre (por ejemplo) y habéis tenido un problema, en la comida familiar del domingo no vas a hablar del tema. ¡Vamos, seguro que sí!

Según el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), este tipo de empresas se enfrentan a los siguientes retos:

  • Continuidad generacional
  • Incremento de su dimensión
  • Profesionalización
  • Permanente innovación
  • Internacionalización

En España existen 2,9 millones de empresas familiares, lo que representa el 85% del total de las organizaciones. Pero sólo un 25% llegará a la segunda generación, y un 10% a la tercera. Muchos son los motivos que pueden provocar esto, pero sobre todo, la ausencia de un plan de sucesión consensuado, la falta de formación o ineptitud del sucesor, o el hecho de que el predecesor se aferre al cargo hacen peligrar la compañía.

Según explica Juan Corona, director académico del IEF, los problemas suelen aparecer en el paso de la primera a la segunda generación. Éste es un momento en el que se produce un cambio radical en el liderazgo de la empresa, que implica desacuerdos en el reparto de poder, en el establecimiento de remuneraciones, en la aplicación de beneficios y en la orientación estratégica. Se trata de un relevo tanto en la propiedad, como en el gobierno y en la gestión, que se debe organizar con tiempo, de forma consensuada en la familia y que exige grandes dosis de planificación.

Además, los expertos explican que nunca se encuentra el momento para llevar a cabo este traspaso, siempre hay excusas, de ahí que la empresa familiar debe disponer de un plan de sucesión para evitar las discrepancias. Un plan que permita con la implicación de toda la familia, acordar por escrito un calendario de sucesión; determinar el perfil del heredero; proceder al nombramiento con el consenso familiar; establecer un cuadro de competencias; determinar las relaciones de jerarquía; fijar el plan de carrera del sucesor, y el papel que jugará el predecesor a partir de ese momento.

Por último, y para evitar posibles malentendidos, es importante diferenciar entre el consejo de administración y el consejo familiar, delimitando las funciones de cada uno.

El consejo de familia es el encargado de gobernar a la familia en sus relaciones con la empresa y de representarla. Por tanto, su misión siempre ha de ser conciliadora o armonizadora, lo que significa que ha de prevenir conflictos entre los integrantes de la familia.

Y el consejo de administración tiene como objetivo, gobernar la sociedad y tutelar y velar por los intereses de los socios. Debe ser un consejo independiente y profesional, donde la prioridad sea la representación y protección de los accionistas y trabajadores.

¿Qué empresas familiares conoces que hayan llegado hasta la tercera generación? ¿Sabes el secreto de su éxito?

 

Related Articles

7 thoughts on “Empresa familiar”

  1. Un amigo mío trabaja en una empresa familiar, hace unos años está llegando la segunda generación, esa que pisa fuerte y no tiene ni idea de cómo tratar a las personas, que son los trabajadores y son los que sacan la producción adelante. La duda es ¿aguantará, no aguantará?

  2. Sólo conozco empresas familiares de segunda generación, y última!. Lo que hay es un ambiente tirante que va destruyendo al empresa y la familia.
    Personas ajenas que trabajan en estas empresas dicen que es falta de planificar y organizar sin sentimentalismos, quizás deberían haber contratado a personal externo para ciertos trabajos de trato directo con los empleados.

  3. Yo tampoco conozco ninguna empresa de tercera generación. De segunda generación varias. Una marcha muy bien porque han formado una sociedad limitada y uno de ellos hace de gerente. Otra marcha muy bien pero parte de la familia ya no está e incluso han roto relaciones. La tercera es un fracaso en todos los sentidos y no tardará mucho en desaparecer.
    Tiene que seguir los pasos del artículo para que una empresa familiar pueda subsistir a lo largo de las generaciones.
    Yo no trabajaría con mis padres en una empresa familiar.

  4. ¿Soy el unico que trabaja en una empresa familiar de CUARTA generacion? De seguir asi, yo seria la cuarta generacion, llevo varios años ya trabajando con mi padre y mi tio y espero seguir en mi empresa hasta el dia de mi jubilacion, somos una empresa pequeña, pero os aseguro que el dia a dia y mas con esta crisis se hace muy cuesta arriba, pero espero y deseo seguir y si algun dia tengo hijos (tambien lo espero) que ellos sigan esta empresa

  5. ahora que estoy en la 5 generecion espero que me de un resultado en como estamos trabajando con mis padres hermanos tios abuelos primos cuñados y demas familiares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close