Articulos

Comunicarse con efectividad en el trabajo

comunicarseSiempre hemos dicho que los mails y ahora también los whatsapp pueden dar lugar a malas interpretaciones por muchas caritas sonrientes o guiños que pongamos. Sigue faltando el tono y la expresióny, aunque estoy segura de que todo se andará, mientras esto llega, sobre todo en el trabajo, hay que tener cuidado con la  forma en la que nos expresamos. Hay que tener en cuenta algunos factores:

  • Lee lo que escribes antes de enviarlo. La mayoría de las personas van demasiado deprisa y no releen lo que han escrito. Esto es un gran error, léelo siempre antes de enviarlo. Piensa en quién lo va a leer y si se puede llegar a malinterpretar. Vale la pena invertir ese tiempo.
  • Escribe cuando tengas algo que decir.  ¿De verdad que nunca has recibido un mail que después de leerlo has pensado: “para qué me cuenta esto si no me interesa?”. Pues hay gente a la que le encanta escribir por escribir o ponen en copia a más personas de las que deberían. No lo hagas, al final será como el cuento del lobo, te tomarán por pesado y dejarán de dar importancia a lo que digas.
  • Mantén tus emociones bajo control. Si estás muy enfadado por algo, tal vez no sea el mejor momento de contestar a ese mail que tanto te ha molestado.

En ocasiones, no sólo es difícil comunicarse por escrito, también el cara a cara puede llegar a ser complicado. Forbes nos ofrece algunos consejos para que el cara a cara sea lo más sencillo posible:

  • Sé claro y conciso. Si tienes que comunicar algo, piensa bien lo que vas a decir para poder decirlo en pocas palabras y aún así, que no quede ninguna duda. Lo bueno si breve, dos veces bueno.
  • Primero, el titular. Ten claro cuál es el mensaje que quieres transmitir. Di lo más importante al principio para que quede claro de qué vas a hablar y después desarrolla la idea.
  • La actitud es importante. Recuerda que no sólo hablan las palabras, tu lenguaje corporal también dice mucho, así que cuando alguien te hable, además de estar atento a lo que te digan, tu lenguaje corporal tiene que demostrar lo mismo. Mira a los ojos al interlocutor y olvida por un momento el móvil o la tablet. O las dos cosas.
  • Haz preguntas abiertas. Tanto si estás hablando como escuchando, incluye al interlocutor o a la audiencia con la que estás compartiendo el mensaje con preguntas abiertas, del tipo: “¿Hay algún punto que os gustaría aclarar?”
  • Habla en positivo. No abras la boca si es solo para hacer una crítica que no sea constructiva. Deja los cotilleos que aunque te diviertan, sólo son dañinos para el grupo.
  • Coge el toro por los cuernos. Si tienes que dar una mala noticia, no te vayas por las ramas ni intentes disimularla. Acéptala e interiorízala para transmitirla lo mejor posible y poder empezar a abordarla cuanto antes.
  • Da las malas noticias en persona. Si tienes que dar un mensaje negativo, no lo des delante de personas que no están involucradas ni lo mandes por correo electrónico. Háblalo en directo y a solas con la persona afectada.
  • Cuida tu lenguaje. La manera de hablar, tus palabras, tu tono, o tus gestos, son elementos básicos de la relaciones con tus compañeros, así que cuídalos y sé un ejemplo de lo que te gustaría que hicieran los demás.
  • Tómatelo con sentido del humor Aunque estés en el trabajo, las relaciones siempre son más fluidas si de vez en cuando se pone un toque de humor. También tiene que haber momentos distendidos!

¿Crees que eres un buen comunicador?

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close