Articulos

Cómo hacer esas tareas que nos gustan menos

tareasPor desgracia, no todo en el trabajo es diversión y alegría. Muchas veces tenemos que lidiar con proyectos más tediosos que vamos posponiendo porque no nos apetece hacerlos, nos parecen aburridos o simplemente, no nos gustan.

Pero al final, te guste más o menos, hay que hacerlo y no por posponerlos, se van a hacer solos. Tienes que marcarte pequeños retos y altas dosis de motivación para hacer estas tareas que te gustan menos.

¿Qué puedes hacer?

Recompénsate

Para evitar el aburrimiento mientras realizas esas tareas que preferirías evitar, concéntrate en la recompensa y recuerda qué ganarás cuando las completes. Definitivamente el porqué de lo que hacemos suele ser mucho más motivante que el qué.

Habla en alto

Si dices en alto que vas a hacer tal o cual cosa y te escuchan tus compañeros o tu jefe, el compromiso es más difícil de incumplir.

Crea pequeños retos para ti

Mientras trabajas en una tarea que no te gusta, los retos artificiales pueden ser sorprendentemente útiles. Podrías establecer un temporizador y tratar de ganarle al reloj, o romper la tarea en pequeños trozos. No importa si el juego resulta tonto, lo importante es que te motive a seguir adelante y prevenga la monotonía del aburrimiento.

Modifica las tareas que odias

Proponte cambiar la perspectiva y considerar el aburrimiento como una oportunidad de mejora. Pregúntate si hay algo que puedes hacer para mejorar la situación. ¿Podrías organizar la tarea de manera distinta? ¿Modificar la estructura? ¿Cambiar el medio? No temas innovar.

Visualiza lo que vas a lograr

Imagínate que tienes que ordenar tu escritorio y te da mucha, mucha pereza. Si visualizas cómo puede quedar de bien una vez que lo hayas hecho, tendrás una motivación más para hacerlo.

¿Qué truco usas tú para hacer esas tareas que no te gustan?

Related Articles

2 thoughts on “Cómo hacer esas tareas que nos gustan menos”

  1. La clave aquí está en no pensar lo que te gusta o lo que no te gusta. Es un tema dificil la verdad, porque yo misma he pasado por esos momentos y suele pasar más seguido cuando haces algo que realmente no te apasiona.

    ¿Trucos? trato que lo que hago todos los días en mi trabajo no se vuelva monótono y buscar algo que me anime a seguir haciendo lo que hago. Además, hacer deporte me evita que tenga estrés y puede llevar mi trabajo día a día con más actitud y sobre todo la paciencia, que en muchos casos al hacer algo que no nos gusta terminamos molesto y amargados.

    Gracias por los tips que brindaron en el artículo.

  2. Hola.
    Me gusta mucho tu artículo, quiero compartir con ustedes lo que yo hago para que este tema no se me convierta en un problema, la idea es hacer las tareas que no me gustan de primero, así no estoy pensando todo el tiempo en las cosas que tengo que hacer y que no me gustan.

    Espero que esto le pueda ayudar a otras personas.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close