ArticulosEmpleo

¿Cómo es el comercio en Madrid y Barcelona?

UnknownLas diferencias de las dos grandes ciudades de España son evidentes en muchos aspectos, empezando con el clima y siguiendo por estilos de vida y gustos de la población.

Algo que también llamaba la atención o por lo menos yo lo notaba cuando viajaba de una a otra era las tiendas. La empresas EIXOS Economic Observatory, el portal inmobiliario Idealista.com, BBVA Data & Analytics y el grupo de investigación MIT Senseable City Lab, han recogido datos desde el año pasado para y han llevado a cabo un estudio conjunto para ver las diferencias entre los modelos comerciales de las dos grandes ciudades.

Según el informe las dos ciudades presentan modelos comerciales distintos basándose en los indicadores que miden la ocupación, la dotación y la atracción comercial, el precio de los locales comerciales y la facturación de los establecimientos.

Lo primero que destacan para bueno y para malo, es que Barcelona presenta mejores datos de ocupación, dotación, facturación y atracción comercial mientras Madrid tiene un precio más alto de alquiler de los locales comerciales y el doble de centros comerciales. 

En el caso de la capital sobresalen dos distritos frente al resto -Centro y Salamanca- que arrojan los mejores datos en todos los indicadores, especialmente en relación al metro cuadrado de alquiler (más de 20 euros) y la facturación.

Esto reafirma que Madrid tiene un centro comercial muy conciso, en una zona muy concreta, no está disperso por toda la ciudad.
Porque fuera de esos distritos, la actividad comercial decae claramente a excepción de algún distrito que tiene algún gran centro comercial que refleja datos de facturación elevados.Unknown
En cambio Barcelona cuenta con varios distritos que muestran un dinamismo comercial positivo, como son Ciutat Vella, l’Eixample, Gràcia, Sarrià-Sant Gervasi y les Corts. Se delimita, así, mayor dispersión comercial por una zona mayor de la ciudad.

La presencia de centros históricos y la tradición comercial explican, en parte, el mayor dinamismo del comercio “periférico” de Barcelona, con ejes comerciales consolidados en barrios como Sants, Horta o Sant Andreu.

También el estudio destaca que Madrid cuenta con 45 centros comerciales, más del doble que Barcelona, con una localización que en ambos casos cubre zonas centrales y periféricas. Por tanto, según el Índice de Facturación Comercial, algunos distritos relativamente periféricos, como el madrileño San Blas-Canillejas o les Corts en Barcelona, tienen datos de facturación superiores a otros distritos con un comercio urbano más potente.

Y todo se debe al parque comercial que posee, aunque no tenga un núcleo urbano con muchas tiendas.

Por tanto la estrategia comercial se debe adaptar a la realidad de cada distrito, de cada barrio y de cada zona comercial. Recomiendan en el estudio, en los distritos centrales y los ejes comerciales principales hay que potenciar la especialización, la innovación y la detección de nichos de mercado. En cambio, en las zonas periféricas la apuesta debe centrase en cubrir las necesidades en sectores cotidianos y en concentrar la oferta en los ejes principales.

A mi opinión en cualquier zona comercial, tienes que conseguir que vaya la gente. ¿Y cómo se acerca la gente? Si se lo pones cómodo y lo ve agradable para comprar. En zonas periféricas, centros comerciales..etc. debe ser todo accesibilidad para los clientes, buenas plazas de aparcamiento, accesos cómodos y fluidos. Pero en los barrios comerciales no se va en coche, se va andando así que la estrategia es otra.

Los barrios comerciales se crean en zonas donde hay afluencia de gente. Si es una zona turística donde pasea gente, se crearán tiendas, si es una zona de oficinas donde acude mucha gente, se crearán tiendas. Donde no sé va a crear es en zonas o calles donde no pase nadie, de ahí el tema de Madrid, puedes tener muchas zonas posibles para locales comerciales pero sino “pasea” gente por ahí de poco te vale. Así que tienes dos opciones o arreglas todo para que la gente pasee, aceras anchas, comodidad para entrar y salir de las tiendas, transporte público…etc. o cortas por lo sano y cierras la calle al tráfico.

Lo que mejor funciona es hacer la calle peatonal, son temas que ya han salido en varias legislaturas, se habló hasta de cerrar la gran vía al tráfico, pero finalmente sólo se cerró el último trozo de la calle Fuencarral.

Y qué maravilla. Todos aquellos que se quejaron, despotricaron y se negaron a ese cierre, son los mismos que ahora reclaman cerrar la parte de calle que queda pendiente. Y es que la facturación de la calle se triplicó, ese trozo pequeño de calle ya ha superado a la calle preciados en coste de alquiler.

Y es que no hay color, dar un paseo por la calle, mirando tiendas sin preocuparte de los coches a tener lo mismo en una acera enana y los coches pitando.

No, no, no es lo mismo.

¿Qué diferencias veis entre Madrid y Barcelona a nivel de comercio?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close