Articulos

Algunos trucos para mejorar en Linkedin

linLinkedin, red social por excelencia para buscar trabajo, contactar con profesionales de nuestro sector (o de otros), tener mayor visibilidad, ganar clientes…, vamos, que tiene muchos usos, pero a día de hoy, sigue siendo la red profesional por excelencia.

Cuanto más lo usamos, más cosas descubrimos, pero si no tienes demasiado contacto con esta red social y no quieres cometer errores de novato, deberías seguir los consejos que nos ofrece Forbes:

Acuérdate de apagar las actualizaciones. Cuando estés actualizando o simplemente haciendo cualquier cambio en tu perfil de LinkedIn, no olvides ir al control de privacidad y desactivar las actualizaciones. De este modo, tus contactos no recibirán notificaciones por cada cambio que hagas al perfil, algo que para muchos es molesto.

Se oportunista. No hace falta ser un usuario Premium para unirse a grupos de interés para tu profesión y lograr así intercambiar ideas en los debates con personas que aún no formen parte de tu lista de contactos. Participar en estos grupos permite contactarse con personas importantes o influyentes, que leerán tu perfil si descubren que vale la pena.

Se redundante. A veces se puede pecar de repetitivo. Menciona tu habilidad número uno en el resumen de tu perfil y en las múltiples áreas de descripción de habilidades. Eso hará más probable que aparezcas mejor posicionado en los resultados de esas búsquedas.

Se “promiscuo”. En el buen sentido :) No es necesario restringir los contactos sólo a personas a las que se conoce. El buscador de LinkedIn prioriza a los contactos de tu red. Esto significa que cuando alguien busca lo que ofrecemos, los resultados de esa búsqueda va a mostrar primero las conexiones de primer nivel, y luego las conexiones de segundo nivel. Por tanto, cuantos más contactos tengas, más fácil será que noten tu presencia.

Se un ‘grupie’. Sin timidez, suscribirse a todos los grupos que puedan ser relevantes a tu área de especialización, industria, pasiones, causas sociales, más serán las personas a las que tendrás acceso y más aún las que podrán encontrarte.

Pon una foto de perfil. Los empleadores y selecctores de personal, casi de forma automática, agregan a aquellos perfiles que tengan una foto, mientras que los que no muestran una foto tienen menos posibilidades. Es algo puramente psicológico, las personas sienten empatía por un perfil cuando lo acompaña la foto de una persona. Obviamente debe ser una foto donde te veas formal, con buena iluminacion y mirando hacia el frente.

Reorganiza tu perfil a tu manera. A veces es mejor reordenar el contenido del perfil como más te convenga. LinkedIn lo permite, porque de hecho, eso le ayuda a evaluar qué cosas son las más importantes para tu perfil. Ideal para resaltar puntos fuertes de tu experiencia.

Ahorrar inteligentemente. Si es muy necesario llegar a alguien que utiliza una cuenta Premium y no hay contactos en común, no hay otra forma más que inscribirse; pero después de crear la cuenta Premium y añadir esos contactos exclusivos, se puede cancelar la suscripción.

No seas tímido. LinkedIn no muestra el número exacto de contactos cuando se superan los 500. Y eso suele generar intrigas que atraen a la gente. Si obtienes más de 500 conexiones, no sólo ampliarás tu lista de profesionales, sino que la magia del 500+1 en tu perfil impactará psicológicamente de forma positiva en los que lo vean.

Se creativo. Escribe tu perfil como si conversaras con tu lector. Con buen lenguaje, pero sin almidonar. Así podrás proyectar tu personalidad, dejar que la gente vea tus valores y pasiones, y así se interesen en contactarte.

¿Qué más trucos puedes contarnos?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close