¿Cómo lidiar con un enemigo en el trabajo?

La palabra “enemigo” suena un poco fuerte, pero si buscamos su significado en el diccionario, encontramos esta definición: “Persona que tiene mala voluntad a otra y le desea o hace mal”. Aplicado al mundo laboral, podríamos hablar de un jefe que te hace la vida imposible, un compañero que se apropia como suyas tus ideas, que te traicionan… Suelen ser personas trepadoras que quieren llegar a la cima a toda costa y que no pueden tolerar el éxito de los otros, pero que sí pueden disfrutar de los fracasos ajenos.

¿Qué podemos hacer con este tipo de personas? Dependiendo del tipo de “enemigo” que sea, hay que tomar una solución u otra. Desde elempleo.com, nos dan recomendaciones:

El agresivo: Este tipo de enemigo se caracteriza por demostrar su rabia con ataques directos en público: gritos, insultos y escenas donde todo el mundo se entere del problema. En este caso, lo mejor es mantener la calma y responder con respeto y dignidad, de modo que sus superiores y demás compañeros noten que el comportamiento agresivo de su colega, es desmedido. 

El hipócrita: Es el típico personaje que está sonriendo siempre a todos, pero que te critica a tus espaldas, intentando hacer el máximo daño posible a tu imagen laboral. Se recomienda que te enfrentes a él directamente, sin ser agresivo, sin perder la sonrisa (utilizando la misma técnica que él). Se sentirá mal al ser desenmascarado, ya que lo que menos desea es ser descubierto.

El “sapo”: Este tipo de enemigo generalmente es el compañero callado que se encuentra sentado a tu lado. Es un personaje, que ataca cuando en cuando cometes un error e inmediatamente va a decírselo al jefe. Es una persona competitiva y egoísta, que te ve como una amenaza para su permanencia en la empresa. Para frenar esta situación se recomienda tener máximo cuidado con su desarrollo profesional y evitar cometer errores y, a la vez, debes aprender a ignorarlo.

El que busca aliados: Este tipo de enemigo se caracteriza por agruparse con otros compañeros para atacarte. Es un individuo que por medio de críticas profesionales y personales, busca hacerte la vida imposible, con sus indirectas orientada en la mayoría de los casos a tu vida personal (especialmente ataca en la cafetería de la empresa a la hora de la comida). Casi siempre resulta posible deshacerse de ellos utilizando a los que son como mediadores entre uno y el verdadero agresor.

El machista: Este tipo de personaje se caracteriza por discriminar mediante pequeñas acciones y comentarios a compañeros del sexo opuesto o inclusive de una tendencia religiosa, sexual o política diferente a la suya. Lo mejor en este tipo de casos es no prestar atención a los comentarios que realiza esta persona, pero si continúan, se pueden denunciar.

El dominante: Este tipo de enemigo, se caracteriza porque siente que tiene poder,ya sea porque lleva más tiempo en la empresa que tú, o bien porque está por encima de tu rango jerárquico. Generalmente ataca basándose en la idea que conoce las dinámicas de la empresa e intenta bajar la autoestima de sus colegas, insinuando que él hace las cosas mejor y que los demás no tienen un buen rendimiento debido a su menor experiencia en la empresa.

En este caso, se recomienda mantener la calma y orientar cualquier tipo de crítica hacia un proceso de enseñanza, donde (aunque tú no lo pienses), tu compañero puede mostrarte la forma adecuada para desarrollar ciertas tareas.  Así que pídele que te enseñe y así tome sus agresiones como una manera de aprender. 

El envidioso o frustrado: Este tipo de enemigo, se caracteriza porque critica en base a su experiencia frustrada y posee una frecuente envidia por los éxitos de sus compañeros. Es una persona que quiere sobresalir frente a sus superiores y hará cualquier cosa que esté en su mano para que no logres sus metas, y todo, simplemente porque él no pudo alcanzar los objetivos que quería. En este caso, se recomienda tener mínimo contacto con este individuo y cuidar bien pertenencias personales, trabajos, mensajes, información, claves e inclusive ideas propias.

¿Tienes enemigos en el trabajo? ¿Cómo los manejas?

Artículos relacionados:

Accidente laboral
Multas por trabajar en negro
¿Familia o trabajo?
Plan de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social

Share

Escrito por mariarp el 4 de junio de 2012 con 51 comentarios.

51 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 [2] Mostrar todos

# 51, jaime
14 de enero de 2015, a las 2:17

Hola, lo pase muy mal en el trabajo. Entre muy motivado con ganas de sobresalir en la empresa, me gustaba mi trabajo y me esmeraba al maximo. Enseguida me asignaron una funcion que antes llebaban unos compañeros. A raiz de aqui los 3 envidiosos empezaron a ponerme problemas al trabajo. Hablaban mal de mi al jefe i demas compañeros a mis espaldas, no solo en lo laboral sino en mi vida personal. Se metian conmigo, con indirectas. Me atacaban donde mas me dolia. Se inmiscuian en mi trabajo para que no fuese tan perfeccionista. Al final terminaron hundiendome, yo me deje, baje el nivel en la empresa y me relegaron de ciertas funciones. Entonces los compañeros aquellos aflojaron el bulling pero aun asi siguieron (creo que le llego algun rumor al jefe de que se me maltrataba y el hablo con ellos), el problema fue que especialmente se metian con un defecto mio personal que tenia sin resolver y dijerir que en aquel entonces era incapaz de comunicarlo y lo ocultaba a toda costa. Jamas hable con el jefe de esa situacion laboral, creo que ese fue el fallo, no hablar con el en su momento. Tambien me gritaban y maltrataban delante de ciertos compañeros, el caso es que me hundi en el barro y terminaron despidiendome. Para mi el despido fue una liberacion despues de que me relegaran de ciertas funciones y que se pasaran tanto conmigo.

Thumb up 2 Thumb down 1

Páginas: « 1 [2] Mostrar todos

Deja tu comentario...