Articulos

Vuelta al trabajo

trabajoNo todo el mundo se toma de igual forma la vuelta al trabajo, a unos les sienta mejor que a otros. Hay quienes varios días antes ya se están quejando y hay quienes ya han disfrutado de sus vacaciones y vuelven con ganas y con las pilas cargadas.

Si eres de los primeros, quiero darte algunos motivos que tal vez te ayuden a volver con ganas:

Haces lo que te apasiona

Si trabajas en aquello que te gusta, tienes que pensar que ya has disfrutado de unos días de vacaciones y que volver al trabajo no va a ser muy duro porque vuelves a algo que te gusta.

La rutina es buena

Hemos pasado unos días descontrolados, sin horarios para nada y nuestro cuerpo lo empieza a notar. Volver a la rutina, a un horario, es bueno para centrar el cuerpo, ya verás como te lo agradece.

Ingresos

Si no te gusta el trabajo que haces, al menos piensa que te reporta un dinero a final de mes, no todo el mundo tiene la suerte de tener un trabajo hoy en día

“Librarte” de la familia

Si has pasado muchos días con los suegros, con tus padres, con esos tíos tan pesados…volver al trabajo te va a liberar de estar con ellos y de hacer sus recados del tipo: “arréglame esto” o “llévame a tal sitio”.

Charlar con compañeros

Vuelves al trabajo y ahí están. Esos compañeros con los que te tomabas el café o simplemente charlabas un rato antes de que os fuerais de vacacaiones. Se agradece volver a ver esas caras conocidas, contar tus vacaciones y saber qué han hecho los demás. Muchas veces volver a hablar con esas personas, se agradece.

El pincho de la cafetería

¿Y las risas que pasas en el ratito del café o a la hora de comer? ¿ Y lo rico (y barato) que está el pincho de la cafetería. Piensa en todo esto, seguro que te animas.

Ya queda menos para el próximo viaje

Ya puedes empezar a pensar en tu próximo destino, seguro que eso te anima.

¿Qué es lo que te anima a ti a volver al trabajo?

Related Articles

1 thought on “Vuelta al trabajo”

  1. Estoy totalmente en contra de cogerse un mes completo de vacaciones en verano. Se desconecta, se pierde ritmo de trabajo, las tareas se amontonan, se pierde la rutina, habilidad e incluso conocimientos, nos encontramos además decaídos y con pocas ganas de hacer nada. Encuentro mucho más útil disfrutar las vacaciones en períodos en ningún caso superiores a una semana, incluso añadir tan sólo un par de días a un fin de semana y hacer una escapada relaja y ayuda a cargar las pilas para afrontar mejor las tareas laborales, sin desconectar por completo.

    En definitiva, darnos un “atracón” de vacaciones no ayuda en absoluto ni en lo profesional ni en lo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close