Articulos

Una vida sin estrés

Hemos publicado varios artículos relacionados con el estrés en el trabajo, con lo difícil que es conciliar la vida personal y laboral, con lo poco que nos gustan los atascos y empujones… Muchos son los que piensan que justo lo contrario es el mejor estilo de vida.

Navegando por la red, me encontré con la noticia de que una pareja; Iván y Camy habían decidido pasar 40 días en la cama para difundir el mensaje del movimiento slow del que ambos son defensores. Y en mi ignorancia, me pregunté: ¿y qué será el movimiento slow? Así que lo busqué en nuestra querida wikipedia que me dijo lo siguiente:

El movimiento Slow es una corriente cultural que promueve calmar las actividades humanas. El movimiento Slow propone tomar el control del tiempo, más que someterse a su tiranía, esto se consigue dando prioridad a las actividades que redundan en el desarrollo de las personas, encontrando un equilibrio entre la utilización de la tecnología orientada al ahorro del tiempo y tomándose el tiempo necesario para disfrutar de actividades como dar un paseo o compartir una comida con otras personas. Los ponentes de este movimiento creen que, aunque la tecnología puede acelerar el trabajo, así como la producción y distribución de comida y otras actividades humanas, las cosas más importantes de la vida no deberían acelerarse.

Además, dan una serie de consejos para conseguir este objetivo.

Este movimiento promueve una vida sin estrés, buscando ralentizar nuestros ritmos, adueñándonos de nuestro tiempo e introduciendo en nuestras rutinas actividades enfocadas al desarrollo personal.

Lo que han hecho Iván y Camy para difundir el mensaje del movimiento slow es decidir pasar 40 días en la cama. Cada uno de los 40 días de esta “encamada” estará dedicado a un tema diferente: Viajes, belleza, educación, música, moda o gastronomía,  pero siempre desde un punto de vista ‘Slow’.

Queremos, además, conversar con quien nos vea y, de esta forma, conseguir que la gente conozca a fondo el movimiento Slow, mostrándoles las ventajas que pueden lograr marcando su propio ritmo a su vida, en lugar de dejarse llevar por el ritmo que el trabajo, las modas o la sociedad imponen, afirma Iván.

Hasta el próximo 3 de mayo, podrás seguirlo en directo a través de internet en Facebook, Twitter, Flickr, YouTube e incluso han creado una página web (eso sí, patrocinada por una empresa de colchones) www.40diasenlacama.com que lo retransmitirá en directo.

El Movimiento Slow no está organizado ni controlado por una organización como tal. Se mantiene por individuos que constituyen la comunidad global Slow. Aunque ha existido bajo diversas formas y manifestaciones desde la Revolución industrial, su popularidad ha crecido considerablemente desde que se estableció en Europa el Cittaslow, a la vez que otras iniciativas Slow se extendían por Australia y Japón.

Precisamente, un caracol es el logotipo elegido por las pequeñas ciudades de no más de 50.000 habitantes y pueblos que pertenecen a la red internacional de Cittaslow. Así, de esta manera tan gráfica, quieren dar a conocer al mundo su apuesta por una forma de vida lenta, más racional, plena, sostenible y humana.

Entre el centenar largo de municipios lentos que conforman, de momento, dicha red internacional, seis son españolesPals y Begur, en Girona; Bigastro, en Alicante; Rubielos de Mora, en Teruel; y Mungía Lekeitio, en Vizcaya.

¿Te apuntarías al movimiento slow? ¿Qué te parece?

Related Articles

5 thoughts on “Una vida sin estrés”

  1. Vivo en un pueblo. Tenemos nuestros horarios de trabajo, para nosotros todo normal, cuando vienen familiares de la ciudad dicen que nos movemos lentos: nos entretenemos con el vecino, salimos de casa sin ir a la carrera. Estamos a gusto. Por supueto vamos a la ciudad por obligación o distración, pero volvemos a nuestro ritmo diario.

  2. Yo también vivo en un pueblo y es posible que hagamos las cosas “más despacio” que en la ciudad pero a pesar de ello, a la inmensa mayoría nos falta tiempo. Vamos, que si pudiera me apuntaría a esa forma de vida slow.

  3. Interesante artículo. Se nota que dedicas tiempo.
    Ya lo creo que me apuntaría, si pudiera, al movimiento slow. Tanto correr para todo… ir al cine, a casa, a comer, a trabajar, a tomar una cerveza…, si parece que siempre llegas tarde a todo.(Ya quisiera que fuera lo mismo a la hora de morir)
    No sé si me cansaría de este movimiento slow pero en principio me da envidia.
    Por cierto, no podrías, al final del artículo, donde haces la pregunta, poner un recuadro para votar sí o no o cualquier otra respuesta pero que fuera de forma sencilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close