Articulos

Regalos en la oficina

En algunos centros de trabajo, se organiza el amigo invisible entre los compañeros. Para unos es una gran ilusión, pero para otros es algo realmente engorroso. Tal vez dependa de cómo se organice. Si compras un regalo y a quién le toque, pues ni tan mal, pero si tienes que regalar a alguien en concreto, hay veces que se pone difícil. También depende de si los regalos son de broma, o más en serio. en fin, sea como fuere, hay a quien le gusta más y a quien le gusta menos.

Lo importante en cualquier caso, es acertar con el regalo. Si sigues estos pequeños consejos, seguro que no te equivocarás:

  • Ante todo, prudencia. Lo mejor si no conoces demasiado a la persona y no sabes qué regalar, es que sea algo neutro.
  • Que sea algo impersonal y que no demasiado caro. No elijas ropa, ni regalos con orientación política u objetos sólo para adultos. Evita cualquier cosa que pueda hacerle sentir incómoda a la persona. Normalmente se suele poner un límite tope de dinero, así que no te pases de ahí.
  • Que no sea aburrido. Hay regalos con los que siempre vas a acertar: electrónica, comida, vino, objetos de escritorio o accesorios de viaje. Por ejemplo, si tiene un iPhone o un iPad, cualquier accesorio estará bien, es algo moderno y los hay de muy baratos o muy caros. Si le interesa mucho más la comida que la electrónica, una cesta de gourmet es una buena elección, y que también permite precios muy variados. O si sabes que es fan de algún equipo o espectáculo, unas entradas también son una buena idea.

Aquí te dejo algunas ideas:

  • Un libro. Es personal, no es muy caro y probablemente les sorprenda. Pero cuidado con las indirectas que pueda sugerir el título.
  • Entradas para algún espectáculo. Si tiene pareja, lo ideal es regalar 2 entradas. Si tiene hijos y no se pasan del presupuesto, puedes regalárselas para toda la familia. Si está soltero y sin hijos, de igual forma puedes regalar dos o puedes añadir a la entrada algún extra, como las palomitas.
  • Un vale para un restaurante que sabes que le gusta.
  • Cestas de fruta. Están muy de moda últimamente, combinaciones de piña, fresas, melón o frutas de temporada. Es barato, muy agradable a la vista e invita a mantener una dieta sana en estos días de tantas comilonas.
  • Packs de jabones y geles. Esto suele gustar más a las mujeres. Ya casi todas las marcas preparan packs con diferentes productos y fragancias.
  • Tarjeta de regalo de alguna tienda de ropa. De esta forma sí que no te vas a equivocar, que elija lo que quiera!
  • Botella de vino. Es un regalo muy típico, pero sigue siendo una muy buena idea.
  • Una corbata o un foulard. Es un regalo práctico y útil.

¿Os hacéis regalos en tu oficina? ¿Qué es lo mejor y lo peor que te han regalado?

Tags

Related Articles

5 thoughts on “Regalos en la oficina”

  1. Para mí siempre es casi una angustia. No quiero que me regalen nada ni sé qué regalar. Me cuesta tanto que a veces no entienden que no participe y quedo mal con el grupo. Menos mal que no soy tacaña casi todo lo contrario si no pensarían cualquier barbaridad.
    Como a mi no me gustan que me regalen, soy muy poco original a la hora de regalar y vamos, que me resulta un suplicio. Con las ideas del artículo me fijaré un poco más en la persona que me toque y veré si empiezo a cambiar de actitud.

  2. Al trabajo se va a trabajar….y no a organizar fiestas.
    Porque si sale algo mal…¿Nos reimos y nos tomamos unas copas?
    No se si es de origen yankee o español, pero es de lo más absurdo.
    Repito
    Al trabajo se va a trabajar….y no a organizar fiestas, sean promovidas por lo empleados o por los jefes.

  3. # 2, Anónimo
    tampoco hace falta ser tan radical. si no quieres hacer fiestas ni regalos, con fingir una enfermedad, vale, pero creo que por un día al año que se esté en un ambiente más distendido, no pasa nada, no?

  4. Soy el #2
    Perdonad Noelia y Laura, pero no os entiendo. Los trabajos NO son un juego.
    Un jefe/jefa no le va temblar la mano si las cosas le van mal, en echar a la gente a la “santa” calle, que efectivamente está mal, pero, que, en parte , es su trabajo (al final de mes todos queremos cobrar, para eso se trabaja y es un pilar de la economía capitalista en la que estamos).
    Y el empleado se contrata para trabajar, que es lo que tiene que hacer, y a la vez este trabajador está en su derecho a exigir al jefe o a la empresa en general, las mejores condiciones para realizar su trabajo.
    Lo de los regalos, está bien el debate que plantean ustedes, pero creo que hay temas más importantes en el trabajo.
    Si ustedes dos son mujeres, según indican en el nick ¿Cómo creen que reaccionarán sus jefes/jefas cuando se queden embarazadas?¿Habrá risas o habrá morros y enfados?¿Cómo las tratan sus jefes?¿Se las valora igual que a un hombre?
    Yo (soy un tío) estuve trabajando en una empresa informática hace unos 10 años, en Madrid, y a las mujeres se las trataba como a trapos…y todos callados (hombres y mujeres). Y efectivamente era una de esas empresas de fiestas de Navidad, comilonas, regalos, discursos del presidente de la compañía…y al final cuando las cosas se torcieron, no se dudo en echar (a las malas, con trampas) a la gente. Y las mujeres que trabajaban allí, alguna que otra sufrió acoso sexual-laboral, y las que ascendían…pues no estaba claro si era por valía laboral o de lo otro. No puedo hablar más. Y todos callados (hombres y mujeres).
    Saludos y mucho cuidado, y espero que mis palabras las haga reflexionar

  5. # 4, Anónimo
    Está claro que hay cosas más importantes que los regalos, pero que un poco de relax por un día.

    Por suerte en mi empresa no pasa lo que ocurre en la tuya y de verdad espero que no ocurra en muchos sitios. Yo cuando he estado embarazada, nadie me ha mirado mal…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close