Articulos

Reestructuración en la empresa

Una reestructuración  no es mas que un cambio de un tipo de estructura ya existente que debía ser modificado debido a diferentes circunstancias como: falta de motivación, de compromiso, de efectividad, de productividad o de capacidad operativa entre otras cosas.

Hoy vivimos en un mundo en el que están a la orden del día la flexibilidad y la capacidad de adaptación tanto de las empresas como de los propios empleados. Vivimos en un constante proceso de cambio y hay que saber adaptarse para poder sobrevivir.

Pero todo cambio, conlleva una reacción. Lawrence Polsky, director de PeopleNRG identifica cinco actitudes y ofrece consejos para enfrentarse a ellas:

  • Asustados: Es natural tener miedo a un cambio. Estas personas necesitan que les escuchen y les dan tranquilidad. Es fundamental que el lí­der reconozca este miedo y de detalles sobre el proceso para que los afectados estén más tranquilos.
  • Apáticos: Hay trabajadores que sienten indiferencia hacia los objetivos de la empresa, que no se molestarán en adaptarse al cambio porque no se sienten parte de él. El desafí­o del lí­der es hacerles entender que el cambio es real, que les afectará a todos y que no participar tendrá sus consecuencias.
  • Agobiados: Son personas que se sienten abrumadas ante cualquier cambio y piensan que no lo superarán. Necesitan de su jefe apoyo y seguridad. Polsky recomienda que el directivo se siente con el empleado y corrija las malas interpretaciones, así­ como hacer una lista de tareas para comprobar que es factible.
  • Ilusos: Son los que piensan en una mejora de color rosa y creen que el cambio será genial. Lamentablemente, al principio será mucho más complejo que esto. Polsky propone hacer una lista de las cosas que serán más fáciles y las que costarán más, y comentarla entre todos.
  • Pretenders: En un estudio realizado por PeopleNRG revela que el 81% del personal en todo el mundo dice que si al cambio, pero no lo piensa. Estos son los denominados pretenders, que buscan dar una buena impresión ante el jefe pero que en realidad no les interesa para nada. La solución es hablarles de tú a tú para conseguir que se sinceren.

Lo que está claro es que los cambios, asustan, al menos al principio. Kent Jacobson, nos da algunos consejos para adaptarse a la nueva situación:

  • Comprende que un cambio en la dirección de la empresa se escapa a tu control, así que simplemente acéptalo.
  • Mantén una mente abierta ante el cambio y se flexible.
  • Establece un entendimiento claro y conciso del trabajo que puedes hacer. Identifica las tareas críticas de una manera clara.
  • Relaciona tu trabajo con las actividades del negocio como un todo. Si no puedes articular y relacionar los puntos críticos de tu trabajo en función del negocio, detén todo lo que estés haciendo y ponte con esa tarea. Busca ayuda si no logras hacerlo.
  • Mide sus metas y tu desempeño constantemente y mantén esta medición actualizada. Al tener esa base de metas cumplidas anteriormente te beneficiarás si te preguntan por qué estás haciendo algo que el nuevo gerente no comprende o no considera que sea importante.
  • Imagina una forma de asociar tus funciones en el trabajo y el desempeño de tus tareas con las metas globales de la organización. Promueve los beneficios que tú ofreces.
  • Ten a mano una lista de actividades tácticas (diarias o repetitivas) y también de actividades estratégicas (a largo plazo).
  • Habla de los problemas o situaciones que estés enfrentando si se presenta la oportunidad. No se trata de presentarte como un llorón, sino de exhibir tus habilidades para resolver problemas.
  • Si no te gusta el trabajo que estás haciendo o la empresa como tal una vez hecha la reestructuración, busca alternativas internamente o fuera de la organización.
  • Mantén tu red de contactos profesionales, nunca se sabe.

¿Has pasado por alguna reestructuración en tu empresa? ¿Has sabido adaptarte?

Related Articles

2 thoughts on “Reestructuración en la empresa”

  1. Mi caso mas cercano ha sido de pérdida de puestos de trabajo, luego la empresa ha llamado a alguno que se había quedado en la calle, y estos trabajadores han respondido que de acuerdo pero tenemos que revisar la nómina. Están trabajando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close