Articulos

Redes sociales en el trabajo

redes-trabajoDesde hace unos años surge el debate de si se debería permitir el uso de las redes sociales en el lugar de trabajo. Actualmente, el que más o el que menos, maneja Facebook, Linkedin o Twitter. Pero, ¿se usa o se abusa?

Actualmente, aún no hay una regulación muy clara en cuanto a este tema se refiere y muchas empresas dudan de si es positivo o negativo que sus empleados usen las redes sociales en el lugar de trabajo.

La verdad es que es algo muy complicado de controlar, porque excepto que hayan restringido el acceso a algunas páginas, el que más el que menos, durante su horario laboral, publica alguna cosa en su muro de Facebook o escribe algún Tweet.

Según la empresa Redd e App, un trabajador es interrumpido de media cada 10,5 minutos. Casi un 30% de tiempo de nuestra jornada laboral lo perdemos entre interrupciones y en recuperarnos de esas pausas indeseadas. Si por ejemplo consultamos Facebook porque nos ha llegado una notificación, tardamos de media unos 23 minutos en volver a realizar lo que estábamos haciendo antes de que nos llegara el aviso.

Ya hemos comentado varias veces la improductividad de la multitarea. En este caso, es lo mismo: si tenemos una pestaña abierta de nuestro navegador para ver de vez en cuando nuestro timeline de Twitter o la sección de últimas noticias de Facebook mientras a la vez estamos trabajando, estamos cometiendo un grave error. Realizar dos tareas a la vez, en paralelo, hace que tardemos de media un 30% más que si las hacemos en secuencia. Así que lo mejor es que primero hagamos nuestro trabajo, y luego consultemos las redes sociales.

¿Qué aconsejan los expertos? La respuesta es unánime: No prohibir el uso de las redes sociales, si no educar en su uso, hacer de ellas un uso responsable.

El hecho de que un empleado publique un tweet durante su horario de trabajo, puede decir muchas cosas de cómo se siente o qué opina. Si tiene un mal día, posiblemente lo pondrá de manifiesto. Esto puede ayudar a las empresas a saber qué ocurre dentro de su propia organización. En cambio, un empleado satisfecho, puede ser un gran prescriptor de la propia empresa, pueden ayudar a reforzar la marca de la misma.

José María Jordá, director general de la Fundación CEDE, apunta que  “En el contexto actual, de incertidumbre y dificultades económicas, los directivos deben comprender las oportunidades que una óptima utilización de las redes sociales pueden ofrecer a sus empresas para mejorar las relaciones con sus clientes y entre sus empleados”.

¿Está limitado en tu empresa el acceso a redes sociales? ¿Usas o abusas de ellas?

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close