Articulos

Ofertas de trabajo ocultas

esconderseLa semana pasada publicaban en Adecco, que sólo el 20% de las ofertas de empleo que se generan en España son visibles. Esto significa que el otro 80% permanece en lo que se denomina mercado oculto o no visible de las ofertas de empleo. Este mercado está compuesto por las vacantes que las empresas prefieren no hacer públicas y cubren acudiendo a sus propias fuentes de reclutamiento, intermediarios, o referencias de personas de su confianza. Tan sólo 1 de cada 5 vacantes de empleo se hace pública y la paradoja es que sólo uno de cada cinco profesionales gestiona adecuadamente el mercado oculto. Activar la red de contactos facilita la incorporación a un nuevo proyecto profesional, ya que permite acceder a información sobre el mercado laboral, tendencias y oportunidades.

Ante esta situación, Lee Hecht Harrison, la división del Grupo Adecco especializada en procesos de Recolocación y Desarrollo del Talento, ha analizado el grado de accesibilidad y visibilidad que tienen en España las ofertas de empleo.Las conclusiones del análisis señalan que el mercado de trabajo es como un iceberg en el que existe una parte visible, que contiene las ofertas conocidas públicamente y, por tanto, de fácil acceso, y otra parte mucho más vasta que no se percibe y corresponde a las vacantes ocultas, de difícil acceso para las personas desempleadas.El mercado oculto se compone de las ofertas de empleo que no son visibles para la gran mayoría ya que muchas empresas prefieren no hacer públicas sus vacantes, acudiendo para cubrirlas a sus propias fuentes de reclutamiento, a intermediarios o a referencias de personas de su confianza.¿Por qué existe un mercado laboral oculto?

Los motivos para que gran parte de las ofertas de empleo estén ocultas y no sean conocidas por la mayoría de los demandantes de empleo tienen que ver, sobre todo, con la estrategia de las compañías que llevan a cabo los procesos de selección. Muchas de ellas optan por no hacer públicas sus ofertas de empleo por motivos de confidencialidad, evitando así desvelar a la competencia hacia donde quieren encaminar su estrategia, no dando pistas en función de los puestos requeridos.

En otras ocasiones, según el tipo de información que manejan y la importancia de la misma, prefieren recurrir para cubrir las vacantes a profesionales referenciados, avalados por personas de total solvencia, antes que recurrir a personas desconocidas ya que, si bien pueden tener un currículum vítae impecable y una amplia experiencia en puestos similares, su actuación frente a algunas situaciones límite es una incógnita. Además, los trabajadores con referencias sobre su desempeño en un mismo o similar puesto al ofertado, pueden adaptarse más rápidamente y su rendimiento ser mucho mayor que el de una persona que comience desde cero. Con lo que esto supone en ahorro de tiempo y en gastos de formación para las empresas. Este método de selección es conocido como networking o red de contactos profesionales.

Por último, en algunos casos, y sobre todo en puestos directivos, muchas empresas deciden recurrir a la búsqueda directa de profesionales, o lo que es lo mismo, identificar en el sector en el que actúan al profesional que desempeña el puesto que pretenden cubrir, dirigirse directamente a él (generalmente mediante cazatalentos (headhunters), y hacerle una propuesta lo suficientemente atractiva como para que opte por el cambio de compañía.

Antes de la crisis, el mercado oculto era más reducido, aunque en él se movían entre el 60% y el 70% de las ofertas de empleo que se generaban en España. Pero con el incremento exponencial del paro, que ha conllevado la destrucción de un gran número de puestos de trabajo, aumentaron también las vacantes ocultas, bien por la reducción de costes a la que se veían obligadas las empresas (que optaban, entre otras cosas, por no externalizar sus procesos de selección), bien porque en una coyuntura donde lo habitual era despedir, las empresas no querían hacer pública la contratación de nuevo personal para evitar el malestar que pudiera generarse en sus plantillas.

Cómo acceder al mercado oculto: red de contactos y candidatura espontánea

Activar la red de contactos facilita la incorporación de las personas desempleadas a un nuevo proyecto profesional, ya que permite acceder a información sobre el mercado laboral, tendencias y oportunidades. Además, los empleadores valoran tener referencias positivas de los aspirantes al puesto, sobre todo si provienen de alguien cercano y de su confianza.

En palabras de Nekane Rodríguez de Galarza, Directora General de Lee Hecht Harrison en España, la mejor manera de acceder al mercado oculto de las ofertas de empleo es a través de la red de contactos “pues si optas al puesto referenciado existen más garantías de éxito, ya que la persona encargada de la selección hará más esfuerzos por contratarte”.

Efectivamente, si sólo el 20% de las ofertas que hay en el mercado son visibles, el acceso a este mercado requerirá el empleo de algunos mecanismos que ayuden a acceder a ellas. Las redes de contacto o networking son las mejores aliadas a la hora de buscar y conseguir un empleo. El networking trata de cómo generar una red de aliados que nos ayuden a conseguir los objetivos en una relación “win-win”.

Para que la red de contactos sea efectiva, es necesario saber utilizarla correctamente. En primer lugar es importante entender qué es el networking, planteándolo como una relación de ventaja recíproca, orientada a lo que se puede aportar mutuamente. Las redes de contactos no proporcionan un empleo sino la información que ayudará a conseguirlo.

Para trabajar efectivamente el networking se debe tener un mensaje claro y conciso que transmita cuál es el objetivo final, el valor añadido y en qué te puede ayudar la otra persona.

Es importante preparar un mapa de contactos cuidando la red que se va tejiendo, comunicándoles avances y aportándoles información que les pueda resultar interesante, así como crear las oportunidades de ver y ser visto, elaborando una lista de lugares propicios para hacer networking: congresos, ferias de empleo, comunidades virtuales, redes sociales de carácter profesional, etc.

El objetivo es la creación de nuevos contactos que nos ayuden a acercarnos al puesto de trabajo e incluso llegar a la oferta de empleo antes de que ésta salga al mercado.

De igual modo, la ‘candidatura espontánea’ es una buena herramienta de acceso al mercado oculto. El objetivo de la candidatura espontánea es despertar el interés del interlocutor para generar una entrevista de trabajo, realizarla y, superada, incorporarse a la empresa.

La candidatura espontánea es una carta que se envía al que sería el jefe directo, con nombre y apellidos. En esta carta, que no va acompañada del currículum, no se vende la trayectoria profesional, sino el valor añadido que se puede aportar a la empresa. Para encauzar correctamente este planteamiento, hay que estudiar en profundidad la organización, productos y servicios de la empresa en cuestión, con el fin de encontrar “el gancho” que facilite vender el perfil profesional.

El 45% de las ofertas de empleo que se cubren en el mercado oculto tienen relación con el networking y la candidatura espontánea.

¿Has obtenido tu puesto de trabajo a través de una oferta de empleo oculta?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close