ArticulosSin categoría

No quiero ser líder

liderNo todo el mundo quiere líder. Hay personas que están cómodas en su trabajo y no aspiran a más. Más responsabilidad muchas veces implica más trabajo, gestionar personas… Es verdad que normalmente conlleva también más sueldo, pero quien vive cómodamente con lo que tiene, puede querer quedarse así el resto de su vida.

¿Crees que esas personas estarán motivadas toda la vida en su puesto de trabajo? Yo creo que no. Pasar años y años haciendo lo mismo, termina siendo aburrido. Aunque sean pequeños cambios de vez en cuando, vienen bien. Es una motivación, un reto por hacer algo nuevo. Aprender. Desarrollarse.

Desde el portal Entrepeneur dan una serie de consejos para gestionar a este tipo de personas:

  • Proporcionar opciones de desarrollo profesional. Que no solo implican un ascenso en vertical, sino que puede ser una ampliación de tareas en la misma posición. Igualmente, se puede optar por reconocimientos que no pasen por mayores responsabilidades, como ofrecerle la asistencia a conferencias del sector.
  • Dar la opción de cambiar de departamento. Aunque un empleado no quiera ascender a través de su liderazgo, quizás si necesite un cambio de aires para no estancarse cada determinado tiempo. En este sentido, puede ser interesante ofrecer un cambio de departamento sin moverse de peldaño en la escala organizativa.
  • Proporcionar capacitación continua. Que una persona no quiera cambiar de puesto no significa que no quiera desempeñar con excelencia su trabajo. Para ello, necesita igual que otro que sí quiera ascender la formación continua para mantenerse actualizado y optimizar la productividad.
  • (Quizás) cambiarles la mentalidad. Entre los que afirman que no quieren ascender, muchos es porque creen que no tienen la formación o las capacidades necesarias para hacerlo. Aunque no todos los empleadores pueden permitirse financiar esas carencias, es parte de su responsabilidad facilitar ese camino.
  • Reconocer el esfuerzo. Aunque haya quien definitivamente prefiere quedarse en su puesto, esto no significa que su desempeño no pueda ser óptimo. Independientemente de sus voluntades de crecer profesionalmente, hay que saber reconocer el trabajo bien hecho y valorar la dedicación no solo a partir de la ambición.

¿Por qué no quieres ascender en tu carrera profesional?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close