Articulos

Qué no poner en tu currículum vitae

Hablamos mucho sobre el currículum vitae, cómo redactarlo, qué poner, qué destacar, cómo ponerlo… Pero dándole la vuelta a la moneda, hay que tener también cuidado con lo que no hay que poner:

Estilos de letra fantasiosos

Las letras fantasiosas o inclinadas (caligráficas) son difíciles de leer. Esto se traduce en que el lector capte menos información de la que has escrito. Si utilizas fuentes caligráficas para que tu currículo tenga un estilo “más clásico”, lo único que conseguirás es que sea más difícil para el entrevistador retener lo que estás comunicando. Utiliza un estilo de fuente más claro, como Arial o Helvética. Aunque es un estilo más básico, quien lea tu currículum tardará menos tiempo en hacerlo y obtendrá más información, lo que puede conllevar a que llegue la llamada telefónica que tanto esperas.

La fuente es demasiado pequeña

Para que alguien se lea nuestro currículum debemos asegurarnos, en primer lugar, de que este sea legible. Y aunque parezca un razonamiento de perogrullo, hay muchos candidatos que envían sus CV con una letra tan pequeña que el entrevistador siquiera se molesta en leerlos. El mínimo tamaño de fuente admisible es 10, y es preferible decantarse por un 12, con el que seguro no tendrás problemas.

Has olvidado detallar las fechas

La parte más importante de un CV es en la que se detalla la experiencia laboral del candidato. Todos los trabajos que hayas realizado deben de incluir una fecha de inicio y final de la actividad. Es un dato que tienen muy en cuenta los empleadores, a los que les gusta saber el tiempo que has pasado en determinada empresa. No incluir esta información, o no hacerlo de forma precisa, puede llevar tu currículo a la papelera de reciclaje.

El documento tiene problemas de formato

En la actualidad, la mayor parte de los CV se envían por correo electrónico. Procura enviar un formato lo más universal posible. Lo mejor es que envíes tu currículum en .doc o .pdf, el resto de formatos pueden dar problemas. Y nadie se va a molestar en llamar a su amigo informático para leer tu candidatura.

Los datos personales

Sí, se llaman “personales”, pero no es necesario dar detalles sobre tus creencias religiosas, orientación política o tu estado civil. No es relevante para el puesto que vayas a desempeñar.

No seguir las instrucciones

Algunos trabajos piden a los candidatos para determinados puestos de trabajo que envíen algunos documentos concretos, como una carta de presentación o una recomendación. Parece mentira, pero muchos candidatos creen que no pasa nada por saltarse las normas y enviar a pelo el CV. Ten la seguridad de que no conseguirás un trabajo con ese tipo de desidias.

¿Qué otros consejos puedes darnos para mejorar tu currículum?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close