Articulos

Lo perfecto no es siempre lo mejor

perfectoPues sí, no siempre lo perfecto es lo mejor. En el trabajo y en la vida hay personas que se obsesionan mucho con la perfección. es lo que nos han enseñado: hay que hacer las cosas perfectas y si no, no las hagas.

Bueno, pues como dijo Voltaire:

Lo perfecto es enemigo de lo bueno

Lo que quería decirnos Voltaire con esta frase es que es preferible hacer una cosa con una calidad buena en un tiempo razonable, que algo excelente o perfecto dedicando a la tarea un tiempo excesivo.

La búsqueda de la perfección es algo positivo, pero como todo por exceso o por defecto, se puede convertir en un problema. Y es que hay personas que son realmente obsesivas. Seguro que te ha pasado durante la carrera, el típico compañero de trabajos que se empeñaba en que todo estuviera perfecto y perdíais un montón de tiempo “en pequeños detalles”, lo que os quitaba tiempo para otras cosas más importantes. En el mundo laboral pasa exactamente lo mismo. Así que cuidado: una cosa es la perfección y otra muy distinta es obsesionarse por la perfección.

¿Por qué no es bueno obsesionarse con la perfección?

Perderás mucho tiempo. Es como el principio de Peter: “las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad hasta que alcanzan su máximo nivel de incompetencia”. Pues aquí, igual: llega un momento en el que el tiempo y el esfuerzo que vas a emplear no justifica el resultado.

Te vas a aburrir. Estás dedicando mucho tiempo a la misma tarea y eso aburre mucho. Necesitamos cambiar de actividad cada cierto tiempo y aunque lo dejes y después lo retomes, seguirás pensando que es lo mismo.

Bajará tu rendimiento. Esto está ligado con el punto anterior. Estar aburrido conlleva desmotivación y ello, falta de productividad, con lo que efectivamente, disminuirá tu rendimiento.

Dejas de hacer otras cosas más importantes. Estás dedicando mucho tiempo a perfeccionar esa tarea y estás dejando de hacer otras que tal vez sean bastante más importantes que lo que estás haciendo.

Lo ideal: buscar el equilibrio entre la calidad y el tiempo de dedicación.

¿Te obsesiona la perfección?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close