Articulos

La semana en los blogs de empleo

bibliotecaLa noticia más popular de la semana  ha sido el fallecimiento de la Duquesa de Alba y de entre las pertenencias que deja, la que me ha resultado más atractiva es su su extensa biblioteca, valorada en más de 20 millones de euros, con más de 30.000 volúmenes y con tesoros únicos, como 21 cartas autógrafas de Cristóbal Colón, una primera edición de El Quijote (1605) y la primera Biblia en castellano. A veces me gustaría saber cómo será el concepto de biblioteca del futuro, que atractivo de coleccionismo tendrá toda la información digital que ahora tenemos, como por ejemplo, los habituales resúmenes que todas las semanas hacemos de los blogs de empleo.

En el blog de Isabel Iglesias: No busques talento: contrata mediocridad “Recientemente he leído un artículo sobre las 9 mujeres que gobiernan el mundo. Lo más impactante: suedad. Todas tienen más de 50 años y desempeñan puestos muy relevantes tanto en la política como en la empresa o la banca. Gran parte de los reclutadores manejan, en sus procesos de selección, filtros que claramente supone ignorar, por ejemplo, a empleados de una determinada edad”. “A medida que vamos creciendo como profesionales tenemos más posibilidades de poder descubrir nuestros talentos ocultos y la experiencia. Ese es el principal motivo por el que ese grupo de 9 mujeres han llegado a alcanzar esas cotas de poder. Y lo han conseguido cuando han llegado a un estado de madurez personal y profesional que difícilmente podría haberse dado con anterioridad. Por supuesto siempre habrá ejemplos de jóvenes con gran talento que despunten a edades donde todavía no han tenido un gran recorrido, pero que duda cabe que la experiencia y haber cumplido unos cuantos años como profesional resulta fundamental para poder tener un desempeño que se acerca a la excelencia.

Curiosa App: Moodhackeruna aplicación que mide el estado de ánimo de los trabajadores. El empleado debe alimentar la base de datos de Moodhacker, donde indica cómo se encuentra en determinados momentos del día. Esta información puede compartirse desde la aplicación en el móvil o desde la web, y es supervisada por psicólogos y trabajadores sociales. Persigue un doble objetivo. Por un lado libera parcialmente al trabajador de la presión, quien al menos encuentra consuelo a la hora de transmitir su frustración a través de una app. Pero sobre todo, permite que reciba atención profesional en caso de crisis. Por encima de todo se intenta evitar que el empleado opte por tirar la toalla, irse a casa y pedir la baja.

En el blog de Andrés Pérez Ortega: ¿Cuánto cuesta una Marca Personal? Hay que saber que la Marca Personal que dejamos es el resultado de todo lo que hacemos y el Branding Personal es la gestión consciente de la forma en que queremos dejar esa huella o marca. “Empezamos por la pasta. Cuando doy mis clases y mis charlas suelo decir a mis alumnos que la inversión económica en su Marca Personal será de aproximadamente unos 100 Euros al año. ¿De donde viene esa cifra? Pues muy sencillo, se trata de tener un sitio propio en La Red y crear unas tarjetas de visita dignas y de calidad. Evidentemente si quieres gastarte pasta como si no hubiese un mañana también puedes hacerlo”. “El factor tiempo es quizás la excusa más utilizada para no hacer nada ni desarrollar tu proyecto de Branding Personal. Pero creo que se trata de una combinación de pereza y desconocimiento”.

En el blog de Santi García: Oficinas abiertas: ¿un viaje de ida y vuelta?  Según él, hay que reconocer que las oficinas abiertas son una solución atractiva. Aparte de transmitir una imagen más moderna y transparente, permiten, en general, un mejor aprovechamiento del espacio, es decir, se necesitan menos metros cuadrados por empleado, la proximidad física favorece los flujos de información, la colaboración lateral, las conversaciones casuales de las que con frecuencia surgen nuevas ideas, el desarrollo de relaciones interpersonales y un ambiente de camaradería. También es cierto que tienen sus contras: lugares de trabajo más ruidosos, donde a las personas les resulta más difícil concentrarse, sufren más interrupciones y, en último término son menos productivas. A esto se unen otros estudios que ponen en evidencia que en las oficinas abiertas la gente se pone más enferma que si se usan despachos cerrados, ya que es más fácil que los compañeros se contagien entre ellos. ¿Lo ideal? Los denominados “activity-based workplaces“. Espacios de trabajo diseñados no solo a la medida de cada “puesto”, sino teniendo en cuenta también la actividad o actividades concretas que realizan a lo largo del día las personas que los ocupan. Y es que en la economía del conocimiento es frecuente que durante su jornada las personas desarrollen diversas actividades que se llevan a cabo mejor en distintos tipos de espacio.

Esta semana, en el blog: Maneras de ser respetado y reconocido en una reunión

Buen fin de semana!

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close