Articulos

La industria del lujo

A lo largo de estos años de crisis hemos estado viendo en televisión programas en los que ricos (en realidad suelen ser ricas) nos muestren sus casas de millones de euros o su colección de coches o lo que pueden llegar a pagar por una cena.

He oído de todo al respecto de estos programas, por una parte, que es una vergüenza que con la que está cayendo: miles de hogares destrozados, desahucios, gente buscando comida en la basura etc, etc, tengamos que ver en televisión esos programas tan ostentosos. Por otra parte, hay quien dice que “olé” por ellos. Han sabido montárselo.

Opiniones aparte así están las cosas en la industria del lujo:

El sector del lujo español cerró 2011 con un crecimiento del 25%, gracias a la internacionalización, entre otros factores, y espera reforzarse y crear empleo durante el ejercicio en curso, según la presidenta de la Asociación Española del Lujo, Cristina Martín.

2012 servirá para reforzar el sector, amentar el crecimiento y lograr así crear empleo; nuestras líneas de actuación servirán para trabajar en este plano.

La Asociación Española del Lujo ha registrado el emblema Luxury Spain, que pretende servir de ‘marca paraguas’ para las empresas que comparten valores como excelencia, calidad y exclusividad, con el fin de conseguir elevar la percepción del sector del lujo ‘made in Spain’ y contribuir, de ese modo, a impulsar la imagen de España.

Según un estudio de IE Business School  el mercado del lujo personal (moda, accesorios, cosmética, relojería y joyería) movió el año pasado en España unos 5.000 millones de euros, y revela que el 20 % de las familias españolas puede permitirse este tipo de productos.

Según el informe, una marca Premium es aquella cuyos productos presentan un precio tres veces mayor al coste medio de los productos de su categoría. Además, para poder ser calificado de lujo, un producto debe reunir otras características como: tener una calidad superior, una estética identificable, una mayor exclusividad, una distribución y reconocimiento internacional y ser utilizado por personas reconocidas como líderes de opinión.

Respecto al consumo nacional, en España existe un mercado potencial para los productos de lujo personal estimado en más de 3,5 millones de familias, que el estudio divide en las categorías de “mayores ingresos” y “aspiracionales”.

El grupo de “mayores ingresos” lo integran las familias que ingresan más de 100.000 euros al año y denominadas “prósperas clases medidas” (unas 390.000), y aquellas con activos financieros, sin contar vivienda, valorados en más de 750.000 euros (140.000). Gastan al año en productos de lujo personal entre 10.000 y 12.000 euros, con lo que concentra cerca de la mitad del mercado doméstico.

El colectivo de consumidores “aspiracionales”, que aglutina unos 2,8 millones de familias con ingresos anuales de entre 45.000 y 100.000 euros, participa en el mundo del lujo de forma esporádica. Aunque el gasto medio por familia es inferior a los 500 euros al año, este grupo representa casi el 30 % del valor del mercado doméstico y sus productos preferidos son cosmética y accesorios.

Por su parte, Carlos Falcó, el presidente de la asociación española de marcas de alta gama Círculo Fortuny, estima que el sector del lujo podría generar 800.000 empleos en Europa en un plazo de seis a ocho años, duplicando así el número de trabajadores actuales.

La industria de bienes exclusivos mueve en Europa 170.000 millones de euros, de los que solo alrededor de 4.000 millones corresponden a España:

Eso es una oportunidad enorme para España, que tiene que ponerse las pilas y poner en práctica su capacidad en sectores como el turismo, la gastronomía y los vinos. España tiene todas las condiciones que pueden tener Francia e Italia, los grandes líderes del lujo; somos muy creativos, tenemos grandes tradiciones culturales y una riqueza histórica y artesanal extraordinaria.

Los expertos destacan que las previsiones para 2012 son buenas, y es que los mercados internacionales tienen un gran tirón en este sector. Asia y Latinoamérica tienen economías emergentes y por lo tanto el lujo es un bien aspiracional que todos quieren alcanzar.

No hay mas que ver el caso de Porsche que ha puesto en marcha un tercer turno de producción en su planta de Leipzig, con el fin de hacer frente a la elevada demanda de los modelos Panamera y Cayenne.

Así, la producción de la fábrica de Leipzig se eleva a 500 unidades diarias. Esta fábrica alcanzó el pasado año un récord de producción con 93.838 unidades, lo que representa un incremento del 47% en comparación con el ejercicio anterior. De esta suma, 62.004 unidades correspondieron al Cayenne y las 31.834 restantes, al Panamera.

Porsche ha comprometido una inversión de 500 millones de euros para ampliar sus instalaciones de Leipzig, en las que también se fabricará el nuevo modelo Cajun, lo que permitirá la creación de un millar de puestos de trabajo adicionales.

 ¿Crees que la industria del lujo seguirá creciendo de esta manera?

Related Articles

1 thought on “La industria del lujo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close