Articulos

La entrevista secreta

Cuando vas a una entrevista de trabajo, lo más normal es que te den la bienvenida en recepción y te digan que te sientes a esperar a la persona con la que tienes la cita. Haces la entrevista que tanto te has preparado, respondes a las preguntas tal y como habías pensado y sales muy contento. Crees que la entrevista de trabajo ha salido perfecta. Pero ojo, podrías haber sido sometido también a la “entrevista secreta”.

Desde el momento en el que pones un pie en el edificio, sin que lo sepas, la entrevista podría haber comenzado. La “entrevista secreta” es una parte integral del proceso de selección, que cada candidato debe tener en cuenta.

Los recepcionistas son los “ojos y oídos” de una empresa, se enteran de todo, reciben la mayoría de las llamadas telefónicas, tratan con más gente que nadie y suelen trabajar en estrecha colaboración con la alta dirección. Esta relación entre recepcionistas y la alta dirección ha demostrado ser muy valioso en los procesos de selección. Por lo general, después de la entrevista, preguntarán al personal de recepción acerca de lo que hizo el candidato mientras estaba esperando, necesitan una segunda opinión de alguien que está habituado a trabajar con mucha gente. ¡Asegúrate de que lo único que pueden decir de ti sean cosas buenas!. Intenta ser muy educado y encantador con el personal de recepción, como si fuesen ellos quienes desearan que tu trabajases allí.

Evidentemente hay que hacerlo con mucho tacto ya que están trabajando, y por eso debes cuidar todos los detalles, desde apagar el móvil (a todos nos molestan las conversaciones de otros) a evitar hablar con ellos si están ocupados. Si ves que están disponibles, no hay ningún problema en tratar temas de poca importancia, desde el tráfico hasta el clima o incluso dónde poder tomar un café por la zona, pero de ninguna manera debe servir un interrogatorio para recoger información delicada, como pueda ser la de otros candidatos, situación económica, personal, etc. Siempre educado y con una sonrisa en la cara.

El comportamiento exhibido en los momentos anteriores a la entrevista es, en muchos casos, el “desempate” entre los candidatos. Es más fácil ser la persona que la empresa quiere que tu seas, cuando el director de recursos humanos está sentado justo en frente de ti, no deja de ser interpretar un papel y él lo sabe. Lo importante es lo que la gente piensa de ti cuando crees que nadie te está evaluando, cuando actúas de forma natural. Para garantizar la respuesta positiva del personal de recepción, tienes que tener en cuenta que desde el momento en el que entras en la empresa, debes comportarte como si estuvieses siendo vigilado … porque es probable que así sea.

Related Articles

3 thoughts on “La entrevista secreta”

  1. Trabajo como recepcionista de una empresa y en mi caso, esto es totalmente real. He visto de todo, pero cuando me encuentro con una persona maleducada, que no saluda porque “yo no soy nadie”, os aseguro que lo tiene difícil para que le cojan.

  2. Totalmente de acuerdo con Natalia. Hay personas que actuan con alguien que tienen delante como que fueran invisibles, y si de pronto se percatan de su presencia se dirigen en modo poco correcto. Si supieran las consecuencias que esto puede tener estoy convencida que actuarían de una forma distinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close