Articulos EmpleoEmpleo 2.0

La carrera profesional en las redes sociales

Podría haber titulado la entrada ¿Cómo encontrar trabajo en las redes sociales?

Sería más atractivo, pero menos explicativo de la realidad. En las comunidades virtuales no hay que entrar para encontrar trabajo; al menos no sólo para encontrar trabajo. Al igual que tampoco hay que utilizar estas arquitecturas de bits y personas para vender productos sin más.

En realidad una red social no es tan diferente a una red personal en el mundo físico. A nadie le gusta que un conocido del que no sabemos nada hace años nos llame para quedar y la razón sea exclusivamente pedirnos trabajo o recomendaciones. El interés no es una buena forma de forjar relaciones, sean profundas o superficiales.

Por tanto, el primer consejo para encontrar trabajo en las redes sociales es no entrar en ellas con la única finalidad de encontrar trabajo, y menos con la idea que en unas semanas te servirán para estar de nuevo empleado. En las redes hay que entrar para conocerlas, para conocer gente, para aportar algo a la comunidad y aprender de ella. Para crear sinergias y relaciones genuinas. Si uno tiene claro estas premisas, las redes sociales pueden ayudarte a encontrar empleo.

Un concepto que cada vez se va a oír más, nos guste o no, es el de construir una carrera profesional, en lugar de buscar un empleo. El trabajo para toda la vida ya hace tiempo que no está en la mente de casi nadie. Pero las cosas son aún más complicadas en el mercado laboral actual. Ya no se trata de hacer una carrera sabiendo que no vas a trabajar en el mismo sitio demasiados años, es que cada vez más las empresas, en lugar de contratar empleados a jornada completa, tenderá a contratar a tiempo parcial o a subcontratar los servicios de profesionales autónomos para desarrollar proyectos puntuales, para después prescindir de sus servicios.

Por tanto de empleado de una empresa tendremos que pasar a ser empleado de varias empresas o, en muchos sectores, freelance de varias empresas en diferentes proyectos. El autoempleo va a ser cada vez más la forma de encontrar empleo. Un escenario complicado, para la mentalidad española. Pero la tendencia del mercado laboral no entiende de prejuicios.

Y en este puzzle de horarios y empresas, en el que nos fabricaremos el día a día en función de nuestras posibilidades y de las necesidades de las empresas con las que colaboramos, las redes sociales serán nuestra mejor aliada. Nos permitirán encontrar proyectos diferentes, colaboradores y experiencia útil para nuestro trabajo. Cada red social tiene sus propios habitantes y lenguaje, que debemos conocer antes de empezar a «buscar trabajo».

La red social profesional por antonomasia actualmente es LinkedIn. Hay otras, como Xing o Viadeo, pero LinkedIn las ha sobrepasado de forma espectacular. Tal vez Xing hizo un movimiento que no ha gustado nada a sus usuarios (entre los que me encuentro), abandonando España de forma precipitada y esto le haya podido costar caro en número y actividad de sus participantes.

LinkedIn debe ser el sitio central dónde tengamos nuestro curriculum más amplio y actualizado posible. En el resto de redes en que podamos enlazar una web o blog, el perfil público de LinkedIn podría ser la URL de elección. Salvo que tengamos un CV virtual u otro site en el que podamos personalizar aún más nuestra vida laboral. Podemos tomar esta red como nuestra agenda de contactos virtual y nuestro escaparate laboral.

Nuestra interacción debería ser lo más profesional posible, enlazando el contenido serio creado en los perfiles de otras redes, un blog si lo tenemos (de temática relacionada con la profesión que buscamos) y posteando enlaces a artículos de otros portales que nos parezcan interesantes. La conversación en este medio es bastante limitada, si bien podemos participar activamente en algunos de sus grupos más cercanos a nuestra actividad.

Twitter es un magnífico medio para demostrar lo actualizados que estamos, una forma indirecta de transmitir nuestra formación y aptitud para el aprendizaje constante. Hay que empezar a seguir a gente del mundillo, y preparar de antemano una serie de listas, para poder seguir lo que hacen cada uno de los grupos de seguidores que nos interesan. Una de empresas o profesionales de selección de RR.HH., una de posibles empresas en las que prestar nuestros servicios y otra de profesionales del sector, entro otras listas.

Twitter es muy viral, y cuando ya tenemos un número importante de seguidores (followers), lo que twitteamos puede llegar a mucha gente. Es útil hacer RT (reenviar) los tweets interesantes de otra gente, para que vean que nos informamos de lo que hacen. El idioma en este ecosistema es más informal, si bien no debemos caer en lo vulgar si buscamos dar una buena imagen.

Facebook es una herramienta muy potente para encontrar empleo (no a corto plazo), pero es muy peligrosa si no se sabe utilizar. Personalmente utilizo el mismo perfil para temas profesionales y personales, si bien con diferentes niveles de privacidad según los amigos que agrego.

La clave, en mi opinión, es conocer y utilizar adecuadamente la privacidad. Lo primero y fundamental es que sólo tus amigos puedan ver el contenido de tu perfil. Ni amigos de amigos ni todo el mundo, sólo tus amigos.

Además cada persona que agregues tiene que ser etiquetada. Etiquetas como «perfil profesional» sólo deberían poder acceder a fotos, vídeos y contenido relacionado con ellos, los «conocidos» a información personal pero no demasiado, y los del grupo «buenos amigos» podrían ver las fotos de nuestra última juerga y «familia y gente seria» los vídeos de la última comunión del sobrino.

Cada álbum de fotos, por ejemplo, permite que lo configuremos para ser accesible a un grupo o personas determinadas, exclusivamente. Esta es la clave de Facebook. Y no subir contenido que no estemos dispuestos a que alguien vea, escuche o lea en alguna ocasión. Que la información la carga el diablo.

Otros día os hablaré de otras redes sociales, como podría ser Google +, pero creo que ya hay mucho por hacer en estas tres redes de referencia para encontrar empleo y para hacer amigos a los que encontrar trabajo en alguna ocasión.

Related Articles

1 thought on “La carrera profesional en las redes sociales”

  1. La verdad es que por una parte, creo que las redes sociales nos ayudan mucho a la hora de buscar trabajo, pero por otra parte, nos quita mucha privacidad, hay que tener mucho cuidado con lo que decimos.

Responder a laura Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close