Articulos

Hoy no quiero trabajar

Da igual qué día de la semana sea. Tal vez es lunes y llegas menos motivado, o tal vez, con más energía. ¿El martes es peor día para ti? Sea como fuere, seguro que tienes algún día de esos en los que llegas a tu trabajo y no te apetece hacer nada. Las horas, no pasan y parece que el día no se va a acabar nunca.

El día se hace eteeeeeeeeeeeeeeeerno. Piénsalo. ¿De verdad merece la pena? al final, vas a tener que ir, y casi mejor si lo intentas aprovechar. Se pasará antes y sentirás que has hecho algo productivo. Intenta usar alguna de estas técnicas que David Torné nos da en su blog:

  • Compite contra ti mismo. Márcate pequeñas metas e intenta superarlas. Si tienes un trabajo repetitivo puedes medir cuantas acciones puedes realizar en un determinado periodo de tiempo e intentar superarlo. Lo que estamos intentando es buscar un enganche que nos permita seguir trabajando sin perder el foco.
  • Prémiate. Permítete un  capricho o un pequeño regalo a condición de superar los logros del día. No hablo de nada monetario, ni nada material, simplemente de un pequeño detalle como una taza de chocolate después de un duro día de trabajo. Estas pequeñas recompensas sirven para que nos demos cuenta que el esfuerzo vale la pena.
  • Utiliza la técnica pomodoro. Establece franjas de trabajos sin interrupción durante 25 minutos. Entre franja y franja realizaremos una pausa de cinco minutos, las cuales ayudan a acondicionar las habilidades mentales. Si el trabajo se vuelve pesado, si estas en uno de esos lunes tan densos y poco atractivos esta técnica te permitirá empezar a tirar del carro.
  • Dividir el trabajo en tareas más simples. Podemos organizar bloques de trabajo que impliquen una única tarea, pero esta la desglosaremos en tareas más  simples que sean mucho más fáciles de completar. Poder empezar y acabar una de estas mini-tareas con facilidad motiva a seguir adelante.
  • Identificar las tareas clave. Antes de ponernos manos a la obra identifiquemos las tareas importantes, o aquellas partes que representan una mayor carga de trabajo. De esta manera, aunque no terminemos todo aquello que deberíamos haber terminado, tendremos lo más importante fuera de nuestra lista de cosas pendientes.

¿Qué haces tú esos días en los que no tienes ganas de trabajar?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close