Articulos

Gestionar equipos de trabajo

equipoLas relaciones humanas son complicadas. Así, tal cual. Y es que cuanto más mayores nos hacemos, más “raritos” nos volvemos, con nuestras manías y nuestras cosas y los cambios, nos cuestan.

Lo mismo en el mundo laboral. Si llevas muchos años en un mismo puesto, adaptarte a nuevas cosas hay veces que se hace muy cuesta arriba. Si por ejemplo llega un jefe nuevo con otras ideas u otra forma de hacer las cosas, tendremos que adaptarnos. Pero también el jefe se tendrá que adaptar a nosotros. Si es un buen líder sabrá sacar lo mejor de nosotros.

Gestionar personas para mi que es una de las profesiones más difíciles que existen. Para conseguir que las personas sean capaces de trabajar en equipo y conseguir los resultados esperados hay que tener mano derecha. Hay que ser un buen líder.

Para eso tienes que:

Conocer bien a tu equipo. Cada persona es diferente. Ya no estamos en la era de yo mando y los demás obedecen. Esa fórmula no funciona. Hay que saber cuáles son las actitudes y aptitudes de cada uno de los miembros del equipo para poder sacar lo mejor de ellos. No hay nada mejor que hacer un trabajo que te guste, que te motive.

Hacerles partícipes. El ocultismo sólo puede llevar a la rumorología y ello a un malestar constante que hará que la gente pierda la motivación y el entusiasmo, ya que estarán más pendientes de lo que pueda pasar que de su trabajo. Si les preguntas qué opinan sobre determinadas situaciones o proyectos, les estarás involucrando dentro de la empresa. Tal vez luego no sea la decisión que tomes, pero al menos, escucha las opiniones.

No cierres tu puerta. Tener la puerta de tu despacho abierta fomenta el feedback entre tu equipo y tú.

Explica las cosas. Que no sea un “ordeno y mando” y “porque sí y punto”. A mi siempre me ha resultado mucho más fácil hacer las cosas cuando comprendo por qué y para qué las hago. Tal vez no me guste hacerlas porque es una tarea muy tediosa, pero al menos se para qué sirve.

Consigue un buen ambiente. Pasamos muchas horas en nuestro trabajo y es normal que alguna tensión haya, al fin y al cabo, somos humanos y ahí será donde tendrás que imponerte (tampoco es cuestión de que se te suban a la chepa, hay que marcar unos límites), pero si conseguimos que la gente trabaje en un lugar agradable, la productividad aumentará.

No todo es perfecto. Esto es así, errores se cometen y muchos, así que también hay que saber gestionar estos errores, no todo es un camino de rosas.

Tú no eres perfecto. También vas a cometer errores y habrá alguna cosa que la gente que trabaja contigo tenga más conocimientos que tú. Déjate explicar y asesorar. No creas que lo sabes todo.

¿Crees que es fácil gestionar equipos de trabajo?

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close