Articulos

¿Estás rodeado de llorones?

quejicaPárate a escuchar un momento a tus compañeros de trabajo. Seguramente vas a oír a muchos quejándose: del jefe, del ambiente de trabajo, del salario, de los clientes, de los proveedores, de las horas que pasan trabajando…

Estas y otras muchas quejas demuestran el malestar de los trabajadores. En muchas ocasiones las quejas son sobre cosas realmente importantes, como el mal funcionamiento de un producto o servicio de la empresa, procesos que están funcionando mal o clientes que por algún motivo se van a la competencia. En estos casos debería ser el jefe quien se haga cargo del problema, lo investigue y lo solucione.

El problema está cuando estas quejas continuas vienen sobre cosas más banales, como que no hay sitio en el parking y han tenido que aparcar a 50 metros de la puerta, sobre la calidad de la comida o que si se ha acabado el café en la máquina. Hay personas a las que les gusta quejarse por todo. Tratan de llamar la atención. Ante este tipo de personas, puedes hacer varias cosas:

  • “Entrar al trapo” y rebatir sus quejas. Si tienes el día con humor y ganas de discutir, puedes hacer esto, pero además tienes que tener tiempo, ya que esta pequeña discusión, posiblemente te llevará un rato.
  • No hacer ni caso. De verdad que esta es una buena opción, porque son personas que ya cansan. Si dejamos de escucharles y prestar atención, tarde o temprano también ellos se cansarán de estar todo el día con la misma cantinela.
  • Cambiar el tema de conversación. A ver si de este modo consigues que deje de quejarse y piense en algo positivo.
  • Dale la vuelta a su queja. Si se quejan de que no hay sitio en el parking, dile que llegue antes. Si se quejan de la comida, dile que se la traiga de casa. Si se queja de que han cambiado una de las herramientas internas de trabajo, dile que ponga más interés en aprender la nueva. Tal vez con estos argumentos te coja un poco de manía, pero seguro que ya no le oyes quejarse cerca de ti, al menos en un tiempo.
  • Propón reuniones específicas para abordar las quejas. De este modo, se evitarán estos comentarios fuera de las reuniones y se logrará que se traten colectivamente de forma constructiva.

¿Qué haces con los quejicas de tu trabajo?

Tags

Related Articles

1 thought on “¿Estás rodeado de llorones?”

  1. Es verdad que siempre son los mismos en tratar de imponer su criterio, su queja… a los demás. Hacen afirmaciones que nadie les contradice. Están acostumbrado a ello. Cuando son cosillas… es lógico tomar la 2ª opción pero cuando son ideas las que trata de imponer con sus quejas… yo. ya he decidido que que si no estoy de acuerdo lo expongo claramente aunque me cueste tener un enemigo… ya está bien de que siempre quieran tener razón los mismos. Esto vale para el trabajo y el resto de situaciones de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close