Articulos

El emprendedor, ¿nace o se hace?

Es la eterna pregunta y la eterna duda.Ya vimos en el artículo ¿Tengo “madera” de emprendedor? las capacidades o cualidades que suelen tener las personas que se lanzan a poner en marcha un proyecto.

No es requisito indispensable tenerlas todas, pero sí es verdad, que cuantas más se tengan, la probabilidad de éxito es mayor.

Esas cualidades están más enfocadas a la actitud que a la aptitud por lo que podría llegar a influirnos a la hora de decantarnos por la idea de que el emprendimiento lo llevamos impreso en los genes.

Mi humilde opinión es, que todo en esta vida se puede aprender, si se tienen ganas. Cierto es, que hay aspectos de la personalidad que facilitan ese aprendizaje, pero sin trabajo y esfuerzo muy pocas veces se consigue nada.

Unos más intuitivos, los otros más racionales, pero ambos pueden ser emprendedores.

Si tenéis curiosidad de cómo sois y cómo es vuestra capacidad emprendedora, podeis encontrar múltiples páginas en Internet donde os invitan a realizar tests que os orientan sobre vuestras fortalezas o debilidades a la hora de lanzaros al mundo empresarial. Podéis ver aquí algunos links de referencia.

Ya comentamos que en nuestro país o mejor dicho, en la cultura “latina”, la figura del empresario y/o emprendedor está poco valorada.

Sólo hay que mirar a los países anglosajones, con mayor tradición emprendedora o en los países nórdicos, como la figura del empresario está suficientemente valorada y considerada por la sociedad.

Tienen un ambiente muy propicio para el emprendimiento, y no tanto, por el número de ayudas sino por la inexistencia de trabas, que es más importante. Y por supuesto siempre es más fácil crecer en una sociedad que les admira y les tiene como referencia.

Cierto es, que en España hasta hace poco no se potenciaba la innovación ni creación de negocios ni de empresas, eramos más de la frase de Unamuno “Qué inventen ellos”

Y aún así, sin ambiente propicio, ni apoyos, debemos reconocer con orgullo patrio, que tenemos grandes emprendedores en España, y de alto reconocimiento internacional como pueden ser Amancio Ortega, Custo, Ferrán Adriá, Juan Roig, Felix Revuelta, etc. Y muchísimos más que aunque menos conocidos, no por ello menos emprendedores.

Igual podríamos preguntarles a todos ellos, cuáles creen que son los requisitos que se necesitan para tener “madera” de buen emprendedor. Igual ni ellos mismos se ponen de acuerdo.

Lo que sí está claro, es que todos tienen algo en común, tesón, entusiasmo, ganas de trabajar y un sueño por alcanzar sus propios objetivos.

Reconozcamos que los españoles hace ya tiempo, ahí donde nos ven, descubrimos América, que eso sí que fue una aventura emprendedora. ¿Será verdad que llevamos el emprendimiento en los genes?

 Si puedes imaginarlo, puedes hacerlo. (Walt Disney)


Related Articles

6 thoughts on “El emprendedor, ¿nace o se hace?”

  1. Yo creo que en España como el empresario siempre ha estado relacionado con la construcción, al menos el que ganaba dinero, y es un sector con fama trampera…. el respeto respeto no ha sido un sentimiento que provocaran… envidias?? todavía….
    Y por otro lado, ha llegado un momento que el 80% de los emprendedores en España quieren “emprenderse” en un bar o restaurante!! que por otro lado es lógico porque con las pocas facilidades para montar un negocio… a lo único que te puedes dar es a beber…

  2. hola queria saber si habiendo estado de autonomo tengo derecho ha desempleo pero he estado 10 meses cotizando para desempleo y anteriormente tengo cotizado de otras empresas y quisiera saber si es compatible lo cotizado como autonomo y le que he cotizado por cuenta ajena gracias y un saludo

  3. mi opiniòn sobre el concepto del emprededor… es la lucha diaria en el campo laboral, pensar..continuamente para superarte en tu profesiòn. nada es màs ncesario que implantar la cultura del esfuerzo.

  4. No entiendo la razón de que cualquier trabajador cotice a la S.S. según sus ingresos y, sin embargo, el autónomo cotice un mínimo de 260 euros (redondeando) independientemente de sus ingresos. No me parece justo que un autónomo que tenga unos ingresos de 300.000 euros anuales, por ejemplo, tenga que pagar lo mismo (si no quiere cotizar más) que yo que ingreso 30.000 anuales ahora. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close