Articulos

Decálogo para reorientar tu carrera profesional en 2013

reorientarEstrenamos año! Todos esperamos que este 2013 sea muuuucho mejor que el 2012. También a nivel laboral, ¿por qué no? Si no tienes trabajo, encontrarlo; si tu actual trabajo no es el deseado, conseguirlo; si crees que no cobras lo que mereces, tener un aumento….

Aunque parezca misión imposible dar un giro a tu carrera profesional, Viadeo ofrece las claves para lograrlo y muestra cómo sacar el máximo partido a las redes sociales profesionales para conseguir un cambio profesional:

Descubre tu verdadera vocación. El primer paso es hacer una labor de autoconocimiento para descubrir qué es lo que verdaderamente te apasiona y ver la viabilidad de transformarlo en una profesión que pueda satisfacernos a largo plazo.

Analiza el mercado de trabajo. Cuando sepas hacia dónde quieres reorientar tu carrera profesional es muy importante analizar la situación del mercado. Se trata de saber si es un mercado en crecimiento y ofrece posibilidades, o si por el contrario es uno de los mercados que se han visto más afectados por la crisis o que tiene un tamaño residual. En definitiva, se trata de descubrir las posibilidades reales de tener éxito en tus objetivos.

Aprovecha tus habilidades y competencias. Una vez tenemos claro qué tipo de trabajo podría motivarnos, es necesario hacer una autoevaluación para conocer en qué aspectos destacamos y cuáles son nuestras principales habilidades y competencias tanto innatas como adquiridas. Posteriormente, será necesario analizar cómo podemos extrapolarlas en el puesto de trabajo deseado.

Complementa tu formación. Si decides cambiar de carrera tienes que ponerte al día de las últimas novedades, técnicas, y metodologías en tu nuevo sector. Para ello, es útil seguir la actualidad del sector y complementar tu educación con cursos, seminarios y participando en eventos.

Identifica a las personas clave en el sector. Las redes sociales profesionales te permiten descubrir fácilmente quiénes son las personas de referencia en el sector. Para poder conectar con ellos, sin ser intrusivo, puedes solicitar a algún contacto en común una presentación. También puedes participar en los foros y grupos en los que ellos participan para entablar una conversación que aporte valor y demuestre tus cualidades.

Rescata tus tarjetas de visita y contactos del pasado. Echa un vistazo a tu tarjetero e intenta retomar contacto con antiguos compañeros de trabajo, de estudios o incluso con profesores. Aprovecha las redes sociales profesionales para sacarle partido a tu red de contactos y entablar relación con otros profesionales, ya que nunca sabes quién puede abrirte una puerta o presentarte a alguien que pueda hacerlo.

Date a conocer. Trabajar en tu visibilidad es tan importante como los pasos previos. Una vez que sabes lo que quieres y has comenzado el camino para hacerlo realidad, aprovecha las redes sociales profesionales para dar a conocer a tu nuevo tú. Completa tu perfil al detalle no solo con tu trayectoria sino también con tus aspiraciones, objetivos profesionales y las aptitudes que deseas destacar. Solicita recomendaciones para dar valor al perfil y actualízalo de forma frecuente para que reclutadores y potenciales empleadores puedan encontrarte fácilmente.

Utiliza todos los canales disponibles. Además de las redes sociales profesionales, es importante tratar de agotar todas las vías posibles para conseguir cumplir nuestro propósito. Auto candidaturas, consultoras especializadas, head hunters, buscadores de empleo, sesiones de networking, son algunas de las herramientas con las que podemos contar. Lo ideal es no usarlas de manera excluyente sino complementaria. Así, nuestras opciones de éxito serán más altas.

Compromiso y dedicación. Tras tomar la decisión es fundamental mantenerse fiel a la misma y trabajar de manera constante y organizada para lograr el objetivo.

Mantén una actitud positiva. La reorientación profesional puede ser tan dura como la propia búsqueda de empleo, conllevando incluso a episodios de estrés o ansiedad. Es importante ser consciente de que este tipo de procesos no siempre son fáciles y de que hay que tratar de controlar los altibajos emocionales para cumplir con nuestros propósitos.

¿Conseguirás tu trabajo soñado este año?

Tags

Related Articles

1 thought on “Decálogo para reorientar tu carrera profesional en 2013”

  1. ¿Es el año nuevo un momento de cambios, de plantearse nuevas opciones respecto a nuestra situación laboral?
    Muchas personas esperan encontrar un empleo y otros modificar el actual. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta antes de decidir buscar o cambiar de trabajo? A continuación te damos algunas pautas para replantearse si realmente un nuevo año debe ser sinónimo de un trabajo nuevo.

    Javier Caparrós, Director general de Trabajando.com España considera que el nuevo de año no significa necesiariamente cambio de trabajo, pero muchas veces trae con él novedades. Lo más importante es saber enfrentar los cambios, que no siempre son fáciles de llevar, aunque debemos tener claro que todo cambio siempre es sinónimo de oportunidad.

    Si crees que ya ha llegado el momento de cambiar de aire o tener nuevos desafíos, lo primero que debes tener en cuenta es la razón de esta decisión; si bien es cierto muchas veces esto puede resultar beneficioso porque podrían mejorar las condiciones, es necesario saber que hay otros factores que deben analizarse antes de decir sí a un nuevo empleo. Por ejemplo: aspectos como el ambiente laboral, los horarios, bonos, beneficios de salud, posibilidad de desarrollo profesional, entre otros.
    Muchas veces las razones que impulsan a tomar esta decisión son conflictos personales, ya sea con los jefes o con los compañeros de trabajo, es importante primero determinar si esto se produce por algún problema personal por el cual se está atravesando, que no tiene nada que ver con nuestra desilusión en el empleo, o si fuese algo puntual que podría arreglarse hablando con la persona indicada.
    Además se debe tener muy en cuenta la situación compleja que atraviesa el país en términos económicos y lo difícil que es encontrar un nuevo empleo, arriesgando dejar un puesto estable sin tener nada como segunda opción segura. La experiencia indica que es más fácil encontrar trabajo cuando ya estás en uno, antes que cuando ya no lo tienes porque sigues adquiriendo experiencia y actualizando tu currículum vitae.
    Por otra parte, hay aspectos que pueden respaldar la decisión de cambiar de empleo, por ejemplo, la incapacidad de desarrollarse profesionalmente, el que no se respeten ciertos acuerdos de contrato como honorarios, horarios, entre otros factores.
    Es más, hay ocasiones en que la tarea que llevamos a cabo produce desinterés y se aleja mucho de lo que se estudió o de lo que elegiste para desempeñar. En estos casos es mejor evaluar los pros y contras de cambiar de trabajo pues, como se ha mencionado, siempre hay que tener en cuenta que lo nuevo trae consigo un riesgo.

    En Trabajando España contamos con muchas oportunidades de trabajo que se adaptan a ti. Vísitanos en http://www.trabajando.es o síguenos en Facebook: Trabajando España o Twitter: @trabajandoes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close