AutónomosEmpleo

¿Cuáles son los principales errores que un emprendedor debe evitar al iniciar su negocio?

emprendedorAbrir un negocio no es tarea fácil y más aún si no disponemos de ningún manual que nos guíe en esta aventura y nos diga cómo hacerlo. Por tanto, es muy normal que se cometan muchos errores, sobre todo al principio del proceso, debido a nuestra falta de experiencia y desconocimiento sobre el tema.

En líneas generales, tres son las acciones que debe realizar el emprendedor para intentar no cometer grandes errores y son los siguientes: planes estratégicos, un análisis de la competencia y una inversión adecuada. Pero, a veces, el entusiasmo desmedido y el temor al fracaso llevan al emprendedor a cometer algunos errores, que definitivamente pueden afectar negativamente al negocio.

Por ello, voy a agrupar a continuación los errores más comunes que puede cometer un emprendedor al iniciar su negocio, y para que así tú también puedas evitarlos si estás a punto de abrir una empresa:

  1. No elaborar un presupuesto y gastar todo muy rápido

Cuando empiezas un negocio, siempre te hubiera gustado contar con más dinero del que disponías, por eso muchos se endeudan comprando los mejores mobiliarios y equipos del mercado. El principal problema es que empiezas tu andadura del emprendimiento con deudas, en vez de haber fijado un presupuesto mínimo para el arranque inicial.

Otras veces, hay emprendedores que elaboran el presupuesto, pero no le echan cuenta. Empiezan a gastar sin cabeza, sin ahorrar nada o reinvirtiendo.

  1. No tener un plan de negocios

Es necesaria la elaboración de un plan de negocios para establecer cuánto tiempo y dinero voy a necesitar para alcanzar mi meta, y así asegurarnos del crecimiento de nuestra empresa y por consiguiente, de alcanzar el éxito. Esto implica analizar las medidas que harán que un negocio funcione y crear un modelo de negocio para los tres primeros años de venta.

  1. Lanzar el negocio y crear la empresa sin antes validar la idea de negocio

Todas las ideas de negocio deben estar validadas antes de su ejecución, aunque se trate de un mercado consolidado. Y como dice Carlos Bravo, experto en marketing online, hay que validar hipótesis, obtener métricas que ayuden a reducir la incertidumbre de esa idea de negocio, ya sea a través de amigos y familiares, redes sociales, o de un post en un blog para recibir feedback.

 

  1. No ser conscientes de que el factor clave es el cliente

La idea de negocio surge porque hemos detectado una necesidad del cliente en el mercado. Por tanto, cualquier negocio gira en torno a ellos. Algo que tenemos que tener en cuenta es que tenemos que ofrecerle a nuestro cliente algo con un valor diferencial, que le aporte valor y que esté dispuesto a pagar por ello. Por eso, resulta muy importante también escuchar al cliente, ya que ellos te van a decir cuáles son sus necesidades, sugerencias o quejas. De ahí la importancia de tener un buen servicio de atención al cliente en las empresas, lo cual supondrá un plus para diferenciarte del resto y conocer más a tu público objetivo.

 

  1. No pensar en un socio para tu negocio

La idea es elaborar una lista de fuentes de referencia antes de abrir el negocio y preguntarles si estarían dispuestos a enviarte clientes. Pongamos el siguiente ejemplo: vendo perfumes y una buena idea sería asociarnos a una cadena de gimnasios para exponer allí el producto. De esta forma, penetraría en el mercado gracias a una cadena de distribución ya existente, y me resultaría todo mucho más fácil.

 

  1. No tener una visión clara

Los empresarios con éxito tienen una visión clara de hacia dónde quieren llegar dentro de uno, cinco o más años. Si no te fijas una metas y objetivos, estarás estancado y perdido en tu negocio y, sin duda alguna, acabarás fracasando. Averigua qué quieres, a cuánta gente quieres llegar, cuántas horas deseas trabajar…entonces sabrás qué pasos deberás tomar para llegar hasta ahí.

 

  1. Toma las riendas del negocio y no dejes que otros lo hagan por ti

Tú eres el dueño de la empresa y por tanto eres el que debes tomar las decisiones. Pero, llegará un momento en que todo el trabajo no podrás realizarlo solo y habrá tareas que deberás delegar en otras personas. Contratar a otras personas puede ayudarte a seguir creciendo, ya que esas horas de trabajo que antes dedicaba a esa tarea, podrás invertirla en otras más importantes. Es cierto que al principio, no tengas mucho dinero y te cueste contratar a alguien, por eso te recomiendo contar con un capital para este tipo de cuestiones, aunque solo sean para trabajos temporales.

Ya veis que lanzarse a un negocio tiene sus complicaciones y más si nadie nos ha enseñado las pautas de cómo alcanzar el éxito. Mi consejo es leer a expertos sobre todas estas cuestiones y seguid sus consejos, solo de esta forma podremos evitar algunos errores que pueden condicionar a nuestro negocio en unos años.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close