Articulos

Consejos para tener una oficina saludable

oficinaPasamos muchas horas en la oficina, en muchos casos, más de las que desearíamos. Se supone que tenemos que ser productivos en el trabajo y que nos pagan por eso. Pero muchas veces, se nos cansa la vista, nos duele la espalda o el cuello. Esto es debido a una mala postura, una mala silla o falta de luz.

Aquí os dejo algunos consejos para conseguir que puedas trabajar más cómodamente. No te servirá para quitarte todo el estrés, pero si los sigues, seguro que te ayudan:

Colocar correctamente la pantalla del ordenador

Los principales dolores vienen provocados porque el ordenador está situado a un lado, lo que nos obliga a trabajar con el tronco y la cabeza girados. La ubicación correcta es la que permite situarse de frente a la pantalla, sin girar el cuello.  La distancia visual óptima, desde la pantalla hasta los ojos, debe ser de unos 55 cm. La regla a seguir es que el borde superior de la pantalla esté más o menos a la altura de los ojos. Es decir, a unos 45 cm. por encima del tablero de la mesa. La pantalla ha de colocarse perpendicular a las ventanas. Nunca enfrente o de espaldas a ellas, con el fin de evitar reflejos y deslumbramientos. Delante del teclado tiene que haber el espacio necesario para apoyar cómodamente brazos y manos y de esta forma, reducir la fatiga en los brazos y la tensión en la espalda.

Una postura adecuada

El respaldo de la silla no debe ser excesivamente rígido, debe permitir cierta flexibilidad. Además, es muy importante no permanecer sentado en la misma postura durante mucho tiempo seguido. Cambia de postura frecuentemente.. Igualmente debe disponer de un espacio para las piernas y los muslos, de forma que no interfieran con ningún obstáculo.

Evitar el cansancio visual

Hay que intentar no pasar más de cuatro horas diarias frente a la pantalla y además es aconsejable realizar pausas, cerrando los ojos durante breves instantes, además de  mantener una distancia con la pantalla de unos 55 centímetros.

Mesa personalizada

La mesa debe estar adaptada a la labor que realiza cada trabajador, siendo distinta si el puesto incluye recibir a otras personas o no. Debe ser estable y tener los bordes redondeados.

La importancia de la luz

En general, debe ser blanca o azulada, para reducir la fatiga. En el caso de que haya luz natural, es aconsejable el empleo de filtros, como cristales tintados o cortinas de algún tipo, para matizarla.

Pantalla con brillo reducido

Se recomiendan pantallas con un brillo reducido, además de buena calidad de imagen y un correcto estado de conservación. La pantalla debe situarse de forma perpendicular a las ventanas, para evitar los reflejos o contraluz.

El ruido

Es uno de los grandes problemas de los lugares de trabajo, ya que puede provocar estrés, fatiga, depresión, irritabilidad y otras patologías. Afecta igualmente a la productividad de las personas, porque dificulta la concentración y la comunicación. Se estima que entre un 35 y un 40 por ciento de los trabajadores expuestos a niveles de ruido superiores a los 90 decibelios sufrirán pérdidas auditivas después de los 60 años.

En una oficina se recomienda aislar acústicamente los equipos generadores de ruido (impresoras, etc.) o sustituirlos por otros menos ruidosos

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo esta:

Imagen: Público

¿Se cumplen la mayoría de estos requisitos en tu puesto de trabajo?

Related Articles

2 thoughts on “Consejos para tener una oficina saludable”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close