Articulos

Compañeros conflictivos

conflTe ha “tocao”! Y punto. No puedes hacer nada. Tus compañeros de trabajo son los que son y no hay forma de poder elegirlos. Normalmente, todos somos personas corrientes, con nuestras manías y con nuestros defectos, pero nada fuera de lo común. Pero como bien he dicho: NORMALMENTE. Lo que no significa que sea siempre.

Por desgracia, en ocasiones no nos llevamos bien con nuestros compañeros de trabajo llegando incluso al punto de que lo que parecía un trabajo interesante, llegue a convertirse en una pesadilla.

¿Sabes el caso de Amazon? un grupo de empleados tiene el encargo de elevar los estándares de reclutamiento y debe dar el visto bueno a las nuevas contrataciones. ‘Selectores’ cualificados. Se trata de evaluadores cualificados que ocupan puestos a tiempo completo en la empresa en diversos departamentos y juegan un papel crucial cuando se trata de incorporar a nuevos empleados. Se encargan de entrevistar a los candidatos en otras divisiones de la compañía, y con una palabra pueden vetar a cualquier trabajador potencial, aunque su especialidad sea en un área que no tiene nada que ver con la del futuro empleado. 

Mientras, en nuestra vida real, nos tenemos que conformar con lo que nos toca y no siempre es agradable. ¿Qué puedes hacer ante estas situaciones?

Mantén la calma. Lo peor que puedes hacer es demostrarle que sus acciones te molestan. La mejor estrategia para mantener tranquilas a esas personas,  es que tú te mantengas tranquilo,  en calma y no seguirles el juego.

¿Seguro que es el otro?. Tal vez, sin darte cuenta, el trato que le has dado a esa persona no ha sido el correcto y por ende, lo único que ha hecho es defenderse. Cambia tu actitud, podrías también notar una transformación en el otro.

Habla con esa persona. Lo primero que debes hacer es poner las cartas sobre la mesa y hablar abiertamente con esa persona de lo que está pasando. Trata de hablar en privado y exponle con calma el problema, pregúntale si tiene algún problema contigo y pídele que te explique de qué se trata, intentando conocer su punto de vista, sus interpretaciones de lo sucedido, si se siente dolido por algo, etc.

Pregunta a los demás. Es probable que más de uno de sus compañeros tenga la misma impresión de aquel compañero de trabajo. Haz un sondeo para recabar puntos de vista para que así, entre todos y ya con varios puntos de vista, intentéis encontrar la mejor solución a este problema.

No te lo tomes todo como algo personal. No tiene por qué ser algo personal contra ti. La otra persona puede pensar que lo único que hace es defender su trabajo, o defenderse de ti o incluso pensar que no hay ningún problema.

No dejes que las cosas empeoren. Las cosas siempre pueden ir a peor. No permitas que esto suceda.

Aléjate de esa persona. Aunque suene un tanto duro, si por más que has intentado cambiar esa relación, lo mejor será que marques tu raya definitivamente. Verás que en poco tiempo, notarás que el hacerlo sólo trajo mejoras en tu vida y quehacer diario.

Habla con tu jefe. Si  crees que ya lo has intentado todo y aún así continúan las relaciones hostiles, lo mejor será que lo comentes con alguno de tus superiores. No te sientas como un soplón, simplemente hay cosas cuya solución no siempre está en tus manos y quizá, sea mejor que otros tomen las acciones a seguir.

¿Qué harías tú ante un compañero de trabajo conflictivo?

Related Articles

2 thoughts on “Compañeros conflictivos”

  1. En mi último trabajo he tenido que tratar con compañeros conflictivos y lo que empezó como una gran motivación e ilusión por iniciar un proyecto nuevo, se convirtió en una terrible pesadilla y al igual que los presos en la cárcel, tachaba del calendario los días que faltaban para terminar el contrato.
    No dejo de darle vueltas y reflexionar qué tenía que haber hecho o cambiado, pero te puedo decir que utilicé todas las estrategias posibles y ninguna resultó.
    – Actuar con naturalidad con las peticiones fuera de lugar y constantemente repetitivas y preparadas el día anterior con otro compañero para hacer una encerrona (por ejemplo, se quejaban de tener menos días festivos y que entonces trabajan más tardes; que si había que poner dinero para comprar agua porque esa persona bebía agua todos los días).
    – También a veces, ignorar que me estaban hablando cuando el tema era repetitivo.
    – Hablar con la persona y tratar de solucionar el problema. Incluso decir que trataría de esforzarme en que todo fuera bien. Resultado: no obtuve ninguna respuesta, sólo un gesto de asco. Además, esta persona lo que hacía es hablar con los demás sobre mí, se pasaba todo el día contándoles a los demás lo que hacía o no hacía, le decía o no decía, las conversaciones que tenía por teléfono, etc.
    – Cambiar de actitud. Llegar con buena actitud cada día, dejarles que hicieran lo que quisieran (como ficharse las entradas entre ellos, que tomaran mis aportaciones como si fueran suyas…).
    – Y finalmente, ante los continuos dolores de cabeza e insomnio, que utilizan mi nombre en los correos como si yo participara y ver que no se iba a cumplir objetivos (de forma que peligraría la continuidad en el trabajo) comentarle el problema a un superior. Esto de verdad no lo volvería a hacer jamás, porque no se supo gestionar bien la información y además esto se filtró, lo que hizo que aumentara la desconfianza y la tensión en el trabajo.

    Lo que sí hay que tratar de evitar son las preguntas entrometidas y curiosas sólo porque quieren cotillear entre ellos, y tener claro que esta ha sido una situación extrema porque ha sido un grupo que desea trabajar con la ley del mínimo esfuerzo y sólo interesados en las condiciones de trabajo como el salario.
    Espero no encontrarme jamás en otra situación igual, pero creo que la mejor estrategia es no entrar en su juego y manifestar claramente si se está disconforme con algún tema (aunque tengas a 4 personas en tu contra).

  2. La respuesta está en :

    La práctica de la Inteligencia Interpersonal, sí ya lo sé no es fácil, de hecho todavía yo lo llevo a cabo una y otra vez con esfuerzo y dedicación.
    Es de suponer que si es complicado tratar con el/ella, no tiene mucho en común con nosotros y apenas tenemos trato y lo único que hacemos es esquivarla, pero no es así como debemos actuar.
    Puedes leer más sobre ésto en mi blog:http://estrategiasdeexitoparatrabajo.blogspot.com.es/2014_03_01_archive.html
    Espero poder aportar algo de utilidad con mi blog. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close