Articulos

Cómo puedes motivar a tus empleados

motiTal vez pienses que ahora no hay que motivar a nadie, que más vale que ya estemos todos motivados para trabajar porque si no es así, te despiden, cogen a otro y a otra cosa.

Esto no es así. Si quieres retener el talento en tu empresa, si quieres sacar lo mejor de las personas que trabajan para ti, es mejor que vayan motivadas a trabajar.

Algunos consejos para motivar a tus empleados:

  • Hazles saber que confías en ellos. Dales más responsabilidades o asigna tareas sin tener que estar supervisando continuamente.
  • Pon metas más pequeñas. Los objetivos a largo plazo son fundamentales, pero poner metas a corto plazo con una pequeña recompensa, motivará más, ya que los resultados son más inmediatos.
  • Explica. Cuando a las personas les explicas el por qué de las cosas, por qué hay que hacerlo o por qué no hacerlo, cuál es el objetivo, podrán entender mejor lo que están haciendo y será más fácil.
  • Ser transparente. Mantener a todo el equipo informado acerca de la realidad de la empresa, tanto de los despidos, ajustes salariales, metas de la compañía…
  • Sé generoso con los elogios. A todos el mundo le gusta escuchar que ha hecho las cosas bien y realmente, es algo que cuesta muy poco decir cuando realmente ha sido así. Si puedes hacerlo delante de los demás, mejor que mejor.
  • Averigua qué le gusta a cada uno. Si sabes en qué es bueno cada uno podrás optimizar mejor el tiempo y las ideas surgirán más fluidas. Cada uno trabajará más cómodo haciendo lo que le gusta.
  • Respeta su tiempo. No obligues a la gente a pasar más tiempo del necesario en la oficina. Cuando haya picos de trabajo, pide voluntarios, seguro que saldrán y agradécelo.
  • Política de puertas abiertas. Deja abierta la puerta de tu despacho. Entenderán que eres una persona asequible y con la que se puede hablar.
  • Tomar un café con la gente de vez en cuando. Permitirá que vean al jefe como una persona más cercana a la par que permite intercambiar impresiones sobre el trabajo y conocer otros puntos de vista. No se trata de someter a nadie al tercer grado, al contrario, se trata de crear un ambiente más distendido donde las personas se puedan sentir cómodas. Escuchar a la gente que trabaja de ti y tener en cuenta sus opiniones, les hará sentirse más valorados.
  • Tener en cuenta los pequeños detalles. Cosas como felicitar a la gente el día de su cumpleaños, preguntar por su familia, interesarse por un embarazo, o por dónde van a pasar las vacaciones, son pequeños detalles que las personas agradecemos.

¿Estás motivado en tu trabajo?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close