Articulos

Cómo hablar en una entrevista de trabajo

hablarCada detalle, por insignificante que pueda parecerte, es importante. Cuanto mejor te prepares para una entrevista, mejor lo harás. Has destacado en tu currículum y por eso te han llamado. Te la has preparado concienzudamente, desde el currícumlum, hasta buscar información sobre la empresa y tu puesto, qué posibles preguntas te podrían hacer, qué ropa te vas a poner y cómo vas a llegar hasta allí.

Ya estás más cerca de tu objetivo! Ahora sólo tienes que ir lo más tranquilo y seguro de ti mismo para poder bordar la entrevista.

Cuando estés delante del entrevistador, no te olvides que la forma de expresarte es otro de los puntos claves. Hoy te dejo algunos consejos que deberías seguir:

  • Usa un lenguaje correcto

Espero que no haga falta decir que los tacos están absolutamente prohibidos. Evita las muletillas y se educado.

  • Tono de voz

El tono de voz debe ser claro y fuerte, un tono de voz apagado y temeroso, o tan bajo que nuestro entrevistador apenas pueda escucharnos, solo revela que estamos asustados o que nos falta carácter. No olvides que a través del lenguaje se muestra una parte importante de nuestra personalidad.

  • Lo más claro posible

Especialmente cuando nos pregunten por nuestras experiencias laborales pasadas. Olvida aquellos detalles que parecen irrelevantes y concéntrate en los datos que pueden resultar útiles para tu entrevistador.

  • Mejor, en positivo

Frases del tipo:  “Tengo fallos”, no las digas, di mejor “Salvaré el obstaculo”.

  • Evita detalles innecesarios

Seguramente tengas muchas cosas que contar como para entrar en detalles, que si directamente no te preguntan, puedes no contar, como por ejemplo si no te llevabas muy bien con tu antiguo jefe. Si te preguntan  por ello, se diplomático, pero no mientas. Hablar mal de tu ex jefe, de tus compañeros o de cualquiera de tus empleos pasados, no te dejará en buen lugar.

  • Demuestra seguridad

Evita las palabras “Yo creo que…” o “Puede ser que…” ya que denota inseguridad y timidez. Es mejor decir “Yo estoy seguro de que…” o “Estoy convencido de que…”

  • Piensa cuando sea necesario

Por mucho que te hayas preparado las preguntas que pueden hacerte, siempre puede haber alguna que te sorprenda y te deje con la mente en blanco. Tómate unos segundos para pensar y responde con mucha calma.

¿Qué otros consejos puedes darnos?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close