Articulos

Celos profesionales

Desde que eres pequeño tus padres te enseñan que hay que compartir con los demás tus juguetes, las chuches, hay que ser generosos. Lo malo es cuando tú quieres algo que tienen los demás y no te lo dejan o no lo comparten contigo. cuando los demás tienen un juguete que tú crees que es mejor que el tuyo, lo quieres, y no te lo dejan, o incluso, aunque te lo dejen, no es tuyo, tienes que devolvérselo a su dueño.

Si tienes hermanos, seguramente pensarás que ellos tienen cosas mejores que las tuyas, que les compran más ropa o unos rotuladores mejores. Tenemos celos de ellos. Según te vas haciendo mayor, esta sensación puede aumentar: “fulanito es más guapo que yo”, “menganito saca mejores notas”…

Cuando entras en el mundo laboral, en ocasiones la cosa no mejora. Puede suceder que tú tengas celos de los demás o que los demás tengan celos de ti. En ninguno de los dos casos es una cosa positiva.

La rabia de los celos es tan fuerte que fuerza a hacer cualquier desatino. (Miguel de Cervantes Saavedra)

Al final, lo que sientan los  demás no lo podemos controlar, pero, ¿qué podemos hacer nosotros para no sentir celos profesionales?

A lo tuyo

Está claro que en cualquier trabajo nos pagan por trabajar y nos van a elogiar si lo hacemos bien y nos echarán la bronca si no lo hacemos bien, tanto a nosotros como a nuestros compañeros. Si alguien obtiene un logro, da la enhorabuena, sigue a lo tuyo e intenta hacerlo mejor tú la próxima vez. No estés pendiente de lo que están haciendo los demás, perderás mucho tiempo y no conseguirás centrarte en tu trabajo.

Alégrate por los demás

Pero alégrate de verdad. No siempre vas a ser tú el que obtenga todos los alagos. Cuando tus compañeros hagan algo bien, felicítales. Te lo agradecerán.

Ayuda a los demás

Si crees que alguno de tus compañeros te tiene envidia, es necesario diseñar una estrategia para frenar esos sentimientos negativos. Intenta hablar con ellos para ver qué proyectos están desarrollando y ver cómo puedes echarles una mano, o elogiar su trabajo. Dejarán de verte como un competidor y te verán como un compañero.

No dejes que te descalifiquen

Si notas que alguien está menospreciando tu trabajo, no dejes que lo hagan. Intenta ser más inteligente y busca el motivo que tiene ese compañero para actuar de tal manera, tal vez es el momento propicio para saber si estás dando pie a algún celo infundado; si no es así, trata de entender sus argumentos para proponer una solución y que te deje trabajar tranquilo.

No tengas miedo a hablar

Muchas veces, por evitar el conflicto e intentar seguir con el día a día dejamos que una mala situación avance y cuando lo quieres arreglar, ya es es demasiado tarde. Intenta solucionarlo lo antes posible.

Busca tu éxito sin molestar a los demás

¿Has sentido celos de algún compañero de trabajo? ¿Has notado que alguien tenía celos de ti?

 

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close