Articulos

Beneficios del mindfulness en el trabajo

mindEstás concentrado haciendo tu trabajo, cuando suena el teléfono. Tienes que cogerlo. Cuelgas y sigues con lo tuyo. Viene un compañero a preguntarte alguna cosa. Se va y sigues con lo tuyo. Suena tu móvil, lo coges, cuelgas y vuelves a lo tuyo. Vuelve otro compañero a preguntarte si tomas un café. Te tomas el café, vuelves y sigues con lo tuyo. ¿Te suena?

¿Cuánto tiempo has perdido entre que te pones y te quitas? A quien no le cuesta concentrarse, no pasa nada, pero la norma general es que tardas un ratito en centrarte en lo que estabas haciendo y con tanta interrupción, en vez de tardar X en hacer una tarea, tardarás X+X.

Según un estudio de Adecco, cada trabajador pierde, de media, alrededor de una hora y media al día en distracciones, lo que supone unas ocho horas a la semana, o lo que es lo mismo, cada trabajador, de media, desaprovecha el 20% de su jornada laboral.

Este estudio ha querido analizar el impacto del mindfulness en la productividad de los trabajadores. Como resumen, el mindfulness, se trata de una técnica que procede de Oriente y que tiene su origen en el Budismo, pero no tiene connotaciones religiosas y su práctica puede aplicarse perfectamente al ámbito laboral. Su principal característica es que se basa en prestar una atención plena a cada cosa que se hace en ese momento.

En nuestro país, la práctica de mindfulness o atención plena es aún minoritaria y sólo se ha puesto en marcha en empresas muy preocupadas por la salud de los trabajadores o en aquellas que son innovadoras en la búsqueda de técnicas que faciliten su bienestar. Según la encuesta realizada por Adecco Training, sólo un 5% de los trabajadores españoles lo practica, a pesar de sus múltiples beneficios. Entre los más destacados, está el incremento de la productividad, que se sitúa en torno al 20%.

De esta forma, quien practica la técnica de la atención plena es capaz de recuperar el 100% del tiempo que antes perdía a causa del déficit de atención y podría recuperar ese 20% de la jornada laboral que antes no aprovechaba.

Aunque se trata de una práctica minoritaria, 8 de cada 10 empresas que conocen el concepto de mindfulness reconocen que tienen necesidades formativas en este sentido. En la misma proporción, el 80% de las organizaciones consultadas se planteará formar a sus trabajadores en la atención plena en los próximos años.

Además de repercutir en la productividad, el mindfulness también sirve para reducir la sensación de estrés en el trabajo, pues el 65% de los trabajadores afirma tener mayor sensación de calma y relax en el trabajo. La efectividad de esta técnica a la hora de reducir los niveles de estrés es tal, que se ha detectado una reducción del 78% en los días de baja por ansiedad, estrés o depresión en las empresas que llevan a cabo esta práctica. Todos estos efectos del mindfulness no se perciben de forma inmediata. De hecho, los cambios no se aprecian hasta las ocho semanas. Practicando la atención plena no se adquieren hábitos de forma permanente, sino que requiere de una práctica habitual y periódica.

¿Te animas a practicarlo?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close