Articulos

Ayudas a la generación de empleo en personas con discapacidad

Si con la que está cayendo en estos días, disculpe el lector la expresión, resulta tremendamente complejo para cualquier ciudadano sin empleo plantearse la búsqueda de un trabajo, imaginemos lo complicada que esta situación puede llegar a tornarse para una persona con discapacidad.

Como una de las salidas más viables, o al menos más razonables y que en buena medida depende de nuestros propios impulsos, el autoempleo aparece una opción en la que al menos debemos invertir una parte de nuestro tiempo de búsqueda de empleo a la hora de meditar las posibilidades de generarlo.

En el caso de las personas con discapacidad, en la llamada época de vacas gordas, e incluso hasta hace tan sólo tres años, las ayudas a la creación de empleo o al autoempleo eran amplias, muy interesantes tanto desde la perspectiva de los empresarios contratantes, como desde la propia persona con discapacidad dispuesta a poner en marcha un negocio.

Hoy en día en medio de un proceso de recortes generalizados que afecta absolutamente a todas las capas y segmentos de la vida laboral de nuestro país, incluyendo por supuesto subvenciones y ayudas, va a resultar más complejo en acceder a estas prestaciones orientadas a la generación de autoempleo por personas con discapacidad, sin embargo siguen existiendo.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no todas las ayudas son iguales en todos los puntos del país, van a depender mucho de las diferentes comunidades autónomas, existiendo diferencias verdaderamente grandes entre las propuestas de unas y otras de entre ellas, lo que haremos en este artículo será un repaso general a la media de las prestaciones y subvenciones que se puede llegar a obtener cuando una persona con discapacidad se plantea el autoempleo.

Las principales ayudas como decíamos derivan obviamente del apoyo financiero a la generación de un negocio, simplemente el hecho del establecimiento como trabajador autónomo va a suponer a la persona con discapacidad una subvención, que, va a depender mucho como decimos de la comunidad autónoma en la que resida y que en algunos casos puede oscilar entre los 3.000 € y 8.000€, en cualquier caso sobre este particular, y realmente sobre todos los aspectos en datos concretos, la situación está cambiando de manera casi constante por lo que acudir a la información generada por los correspondiente departamento de la comunidad autónoma la que se reside resulta fundamental para contrastar este dato.

Además de esta subvención directa por la generación de empleo se puede acceder también a subvenciones financieras, lo que traducido vendría suponer la reducción de parte de los intereses de los préstamos contratados para la puesta en marcha del negocio o empleo generado por la persona con discapacidad, aquí también los puntos a reducir sobre los intereses varían de manera muy notable entre comunidades autónomas, en algunos casos se ofrece como máxima reducción 2 puntos y en otros hasta 4.

Sin embargo aquí debemos tener en cuenta que por regla general el máximo financiable para poder entrar en esta categoría de subvención es cada vez más bajo, a fecha de hoy podríamos hablar de una media que ronda los 10,000 euros como máximo.

Vamos a concluir partiendo de dos elementos fundamentales: por un lado, una realidad económica y social muy compleja que obliga a afinar de manera extrema cualquier proyecto de autoempleo, y por otro, tal vez incluso más importante desde el punto de vista de las ayudas, una situación cambiante en la que tal vez la subvención que ayer era operativa dentro de tres meses ya no lo sea.

Recordemos que los créditos pueden ser también objeto de ayuda por parte de las instituciones desde el punto de vista de la bonificación en forma de reducción sobre los puntos del tipo de interés, sin embargo, también afirmábamos que para créditos normales a la hora del establecimiento de un negocio, los límites máximos que entran dentro del rango de bonificación cada vez son menores.

Existen excepciones en las cuales la subvención puede llegar a ser el total de los gastos financieros generados, tanto en el caso de los microcréditos ICO como en los concedidos por entidades crediticias.

Existirían también otros dos grandes conceptos manejables dentro de estas subvenciones y ayudas a la creación de autoempleo para las personas con discapacidad, por un lado, lo que en algunos casos se conoce como asistencias técnicas y en otros como nuevas tecnologías y desarrollo, entre otros nombres, y que vienen a ser pequeña subvenciones que, o bien premian directamente la incorporación de las nuevas tecnologías al proyecto laboral a través de subvenciones directas sobre el coste de material tecnológico o, de manera un tanto más indirecta plantean subvenciones o apoyos a la mejora y cambio de material tecnológico.

En ambos casos también a depender mucho de la comunidad autónoma el hecho de poder acceder o no a este tipo de subvenciones que, a fecha de hoy en algunas comunidades ya han desaparecido o se han limitado.

Existen también otros campos que, ciertamente, cada vez están resultando más complejos a la hora de la solicitud de subvenciones, debemos tener en cuenta que hasta ahora todas las subvenciones y prestaciones que hemos citado no se excluyen entre sí, por lo que, unido a los beneficios fiscales, que aún se aplican en relación a la retención IRPF, ciertamente el panorama inicial de posibilidad de acceso a subvenciones para la persona con discapacidad a la hora de crear su propio empleo es ligeramente más amplio que el de otras personas, pero, desde luego, igual de laborioso.

¿Cómo crees que van a afectar los recortes de cara al empleo a las personas con discapacidad?

Related Articles

1 thought on “Ayudas a la generación de empleo en personas con discapacidad”

  1. Hola soy una persona con una enfermedad rara , y tengo una discapacidad neuro- muscular , pero me permite hacer trabajos como otras personas , desde el pasado 11 de Julio con la crisis , segun algumenta la empresa , e pasado a endo- sar en las listas de paro , despues de 32 años de trabajo y 16 en la ultima empresa , con 48 años y una larga experiencia profesional me veo en el paro ,con 2 hijos una mujer y una casa llevar soy una persona polibalente para el trabajo , sin mas un saludo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close