Articulos

Alimentarse bien para mejorar la productividad en el trabajo

Comer sano no es tan difícil, pero si lo buscamos, siempre encontraremos alguna excusa: en verano podemos decir que nos apetece tomar unas cañas y claro, ya te ponen las tapas, no las vas a dejar ahí… en invierno, que hace frío y nos apetece comer de cuchara. El caso, que sea como fuere, volvemos a la oficina después de comer y no hay quien trabaje con la tripa llena. Lo que más apetece es una siesta.

Si tienes problemas para concentrarte en la oficina puedes mejorarlo cambiando un poco tu dieta. Jennifer Cohen, colaboradora de Forbes, ha elaborado una lista de los seis alimentos esenciales que pueden ayudar a mejorar nuestro rendimiento en el trabajo.

La lista de estos seis alimentos no es extraña, y son comidas que son fáciles de agregar a la dieta habitual de cualquier persona. Los beneficios van a durar toda la vida, pero, sobre todo, se van a notar en nuestro rendimiento diario en el trabajo:

  • Avena. Desayunar avena aumenta la productividad de todo el día. Nos hace estar más despiertos y atentos a las labores que nos esperan durante la jornada.
  • Arándanos. Poseen una gran concentración de antioxidantes que ayudan a mejorar la memoria. Esto es así porque activa las enzimas protectoras del cerebro. Algunas investigaciones también aseguran que ayuda a prevenir enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer.
  • Salmón. Este pescado posee grandes concentraciones de Omega-3 que ayuda a mejorar la actividad cerebral. Además reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y tiene efectos positivos en procesos depresivos.
  • Aguacate. Las grasas saludables que se encuentran en el aguacate ayudan a mejorar el funcionamiento cerebral y elevan la capacidad de concentración. Además, ayudan a prevenir el envejecimiento, el cáncer y las enfermedades de corazón.
  • Té verde. Esta bebida contiene el impulso necesario de cafeína que se necesita en el trabajo. Asimismo, una bebida caliente puede ayudar a saciar a las personas, sin la necesidad de ir picando.
  • Chocolate negro. Se trata de un estimulante natural que favorece la concentración mientras satisface el deseo de algo dulce. Si eres goloso, este alimento será tu aliado.

Por otra parte, nos encontramos con que el 44% de los trabajadores aseguran que han ganado peso en su puesto actual, según una encuesta de CareerBuilder. En concreto, el 54% de los encuestados atribuye su aumento de peso a estar sentado la mayor parte del día en el mismo escritorio en el que además, muchos desayunan e incluso comen.

Pero no es el único causante que los encuestados identifican con esos kilitos que han ganado de más: también se nombra el estrés relacionado con la alimentación (37%), el no comer con regularidad (23%), saltarse las comidas porque no hay tiempo (19%) y por último, la presión de los compañeros para comer juntos fuera (10%).

No olvides que estar en forma nos ayuda a tener más energía. Sigue estos pequeños consejos para mantenerte sano en la oficina:

  • Desayuna: recuerda que el desayuno es la comida más importante del día y así evitarás picar cuando llegues a tu puesto de trabajo.
  • Llévate fruta: compra cinco piezas de fruta al principio de la semana. Guárdalas en tu mesa y come una al día.
  • Sube las escaleras andando. Muévete para ir a ver a un compañero que está dos mesas más allá en lugar de mandarle un correo electrónico. Si vas en transporte público, bájate en la parada anterior, y disfrútalo sobre todo ahora que hace buen tiempo.
  • Tómate tiempo para comer. La comida es una de las comidas principales y, como tal, no es recomendable pasarla por alto. Dedicar unos minutos a la pausa del mediodía te ayudará a desconectarte de las obligaciones y renovar energía y nutrientes para el resto de la jornada.
  • Elige un lugar para comer. Olvídate de comer frente al ordenador. Debes aprovechar este momento para hacer un alto en las actividades. Cuando comes mientras trabajas no centras tu atención en la comida y no controlas la cantidad ni la calidad de los alimentos, lo cual favorece el aumento de peso. Si almuerzas fuera de la empresa debes elegir algún lugar cercano que ofrezca múltiples opciones que te permitan dar variedad a tus menús. Si el almuerzo lo realizas en la empresa debes contar con un lugar específico para ello.
  • Evita el exceso de café. Una taza de café nos mantiene atentos, reduce la fatiga y ayuda a mantener la concentración. Sin embargo, bebido en exceso puede provocar irritabilidad, nerviosismo, insomnio y empeorar la ansiedad y el estrés. Esto se debe a que la cafeína es una sustancia excitante del sistema nervioso que en exceso puede causar dependencia. Sustituir el café tradicional por su versión descafeinada o infusiones de hierbas frías o calientes es una buena decisión para mejorar tu alimentación.
  • Ten una botella de agua en la mesa: bebe continuamente. Mantener la hidratación ayuda a concentrarse mejor y evita que confundas la sed con hambre, algo muy común.

 ¿Te has parado a pensar alguna vez cómo la alimentación y la vida sana pueden influir en tu productividad?

 

Tags

Related Articles

2 thoughts on “Alimentarse bien para mejorar la productividad en el trabajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close