Articulos

Algunos trabajos extraños

Enfermero, médico, bombero, maestro y otras muchas, son profesiones clásicas de las de toda la vida. A ellas se están sumando todas las relacionadas con las nuevas tecnologías como SEO, blogger, creadores de app´s… Pero sigue habiendo por el mundo otras profesiones que tal vez nunca te hayas planteado:

Ordeñadores de serpientes

Su trabajo consiste en extraer el veneno de algunas de las serpientes más peligrosas del mundo, como las serpientes de cascabel y cobras. El veneno extraído se utiliza a menudo para crear antiofídico para hospitales o laboratorios y se puede vender por hasta $ 1.000 por gramo.

Evaluadores de aliento

Son personas que suelen trabajar para empresas que producen la goma, pastillas de menta, crema dental o enjuague bucal. Evalúan la eficacia de estos productos y ofrecen información a los fabricantes.

Catadores de comida para perros

Son contratados por compañías de alimentos para mascotas para probar la calidad de sus productos. También evalúan el valor nutricional, y por lo general escupen la comida una vez que la prueban.

Guardador de colas

Si no tienes tiempo o ganas de guardar cola para comprar unas entradas para un concierto, para comprar el nuevo iPhone o cualquier producto que salga al mercado, puedes contratar a estas personas para que hagan cola por tí.

Escritor de galletas de la fortuna

Los fabricantes de galletas de fortuna suelen contratar a trabajadores independientes para escribir frases inspiradores o ingeniosas. 

Sexador de pollos

Lo único que hay que hacer es fijarse en si son machos o hembras, y clasificarlos en función de su género. Con cuidado se analiza el recto del animal y, de esta forma, se determina su sexo mediante la observación de las diferencias sutiles de musculatura entre machos y hembras.

El quid de la cuestión está en que su aparato genital no es fácilmente visible, por lo que requiere un manejo cuidadoso (y habilidoso) del animal.

Por desempeñar este trabajo se ofrecen más de 55.000 dólares anuales (4.500/mes) y, a pesar de lo bien pagado que está, no hay suficientes candidatos. Las razones por las que nadie quiere trabajar de eso es porque se necesitan tres años de formación y porque el régimen de trabajo no es el más favorable. Las jornadas son de 12 horas y el margen de error debe de ser de un 2% o un 3%.

 ¿Cuáles otras conoces?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close